x

Revista Minería Chilena Nº458

agosto de 2019

Guillermo Shinno, del IIMP: “Perú viene experimentando una recuperación de sus inversiones mineras”

El gerente general del Instituto de Ingenieros de Minas de Perú analiza el avance y las tareas pendientes de la minería en ese país, y las novedades de Perumin 2019.

Compartir

Inversiones por US$5.600 millones se proyectan este 2019 para el sector minero peruano, cifra que refrenda el dinamismo que está viviendo la actividad en ese país desde hace algunos años.

Guillermo Shinno, gerente general del Instituto de Ingenieros de Minas de Perú (IIMP), detalla los factores que condicionan el crecimiento de la industria extractiva, y cómo el sector avanza en su reconocimiento social.

¿Cómo evalúan el momento actual que vive la minería en el Perú?

Perú viene experimentando una recuperación de sus inversiones mineras desde 2017, en que logró captar US$3.928 millones. En 2018, estas inversiones continuaron mostrando una tendencia positiva, logrando un incremento de 26% respecto del ejercicio anterior (US$4.947 millones). Para este 2019 se espera una inversión de US$5.600 millones, que se sostendrá principalmente con el avance de construcción de tres proyectos mineros iniciados en 2018: Quellaveco (Moquegua), Mina Justa (Ica) y Ampliación Toromocho (Junín). Estos emprendimientos vienen siendo fundamentales para el crecimiento de nuestra economía.

En todo caso, vale apuntar que de los seis proyectos mineros anunciados para iniciar construcción este año, solo uno salió adelante: Ampliación Santa María de minera Poderosa (US$110 millones). Los otros aún se mantienen a la expectativa, como Tía María (Arequipa), que recientemente obtuvo su licencia de construcción, pero esperará un tiempo para avanzar con sus actividades debido a temas sociales.

¿Cuáles son los principales retos que posee la industria minera peruana?

Nuestra industria afronta varios desafíos, el primero de ellos, sin duda, es el tema social. Esto se debe a que la actividad minera se desarrolla principalmente en zonas altoandinas, donde el índice de desarrollo humano ha sido menor en comparación al de las zonas urbanas.

Además, es necesario apuntar que las zonas altoandinas mantienen una baja organización social. Entonces el desafío es lograr una relación madura entre la empresa minera y la comunidad campesina por dos razones: para resolver las expectativas de las comunidades de manera ordenada, secuencial y con la participación del Estado, y para que las negociaciones se den dentro de plazos y costos predecibles para la empresa minera.

Otro de nuestros retos es lograr impulsar las exploraciones mineras, sobre todo greenfield. A pesar del crecimiento de las inversiones mineras totales, vemos que en este segmento aún no hemos logrado despegar como quisiéramos.

Apoyo a la industria

 

¿De qué manera como IIMP están procurando apoyar el desarrollo de la minería peruana?

Principalmente, se viene trabajando una serie de investigaciones en temas claves para el sector. El más importante es el de pasivos mineros, que es un tema complejo con connotaciones técnicas y legales. Se tiene la idea de conformar propuestas normativas referentes a este tema y al fomento de las exploraciones mineras. Estas se presentarán al Ministerio de Energía de Minas (Minem) para su canalización a las instancias correspondientes.

También estamos trabajando un Índice de Competitividad Minera que se presentará en el marco de Perumin 34.

Además, venimos impulsando un estudio sobre clústeres mineros con la colaboración de la Cámara de Comercio de Arequipa y el Programa Expande de Chile, que tiene una experiencia valiosa al respecto.

Junto con ello, empezamos el debate sobre infraestructura compartida en el sector minero, tópico sumamente importante, con el respaldo de instituciones como la Corporación Financiera Internacional, entidad perteneciente al Banco Mundial, y la Universidad del Pacífico.

¿Cómo ve la colaboración con la industria minera en Chile?

Considero que ambos países podrían trabajar juntos, ya que tienen un interesante potencial de integración para generar cadenas de valor, principalmente en el sector minero. Producimos alrededor del 40% del cobre que demanda el mundo y somos miembros de Alianza del Pacífico,  junto a México y Colombia.

Además, existe la idea de conformar un hub minero del cobre y compartir servicios entre empresas del norte de Chile y el sur de Perú. En líneas generales, existe ahí una alternativa que debe analizarse con mayor detenimiento para definir una agenda en común.

Perumin, feria minera

 

Del 16 al 20 de septiembre se realizará en Arequipa la versión 34 de Perumin, que organiza el IIMP. Al respecto, Guillermo Shinno comenta que es una excelente plataforma para alinear las distintas miradas sobre la vital importancia de la minería para el futuro del país. “Esta edición contará con tres componentes principales: Cumbre Minera, Foro Tecnología, Innovación y Sostenibilidad (Foro TIS) y la Exhibición Tecnológica Minera (Extemin). En cada uno de ellos el eje temático será la innovación, desde la cual se abordarán diversos aspectos vinculados a la industria, como desafíos sectoriales, exploración y geología, gestión social y ambiental, desarrollo de capital humano, trabajo y educación, entre otros”, puntualiza.

 

Además, añade que este año se busca involucrar a más jóvenes profesionales y estudiantes de carreras y especialidades vinculadas a la minería, a través de la innovación. “La idea es posicionar al sector minero peruano como el catalizador de oportunidades para el desarrollo de nuevos emprendimientos (startups)”, comenta.

Comentarios

Conectate con