Finning se prepara ante merma del negocio minero

Juan Antonio Winter, vicepresidente de Minería de Finning Sudamérica, asevera que cierran 2013 con récord en facturación, pero advierte que el congelamiento de proyectos mineros la reduciría en un tercio.

 Finning Sudamérica cerraría positivamente 2013 con un récord en facturación de equipos. Sin embargo, la empresa se prepara para una merma en su negocio ante la contracción del dinamismo en la minería. Su foco está en potenciar los servicios y colaborar con la industria en la reducción de costos.

Así lo señala a MINERÍA CHILENA Juan Antonio Winter, vicepresidente de Minería de Finning Sudamérica, quien hace un balance de la gestión de este año, entrega su visión de cómo marchará el sector, y se refiere a las estrategias que emprenderá la multinacional.

 ¿Qué hito puede mencionar sobre la evolución que ha tenido la compañía en el sector minero en los últimos años?

Uno muy significativo fue la incorporación de Bucyrus a Finning, lo que ocurrió en mayo de 2012, y que ha sido la inversión más importante de la compañía. Esto nos implicó un crecimiento automático del 20% y la suma de 800 personas, porque se trata de un negocio en crecimiento. La integración, adaptación, nuevas instalaciones, cadenas de suministros, entrenamientos, etc. aún copa gran parte de nuestra agenda.

Y en cifras, ¿qué es lo destacable?

Hemos crecido los últimos seis años a tasas del 15% al 20% anual. A principios de 2009 nos planteamos duplicar el tamaño del negocio en 2015 y con la incorporación de Bucyrus lo logramos en 2012. Esto ha implicado crecer en venta de equipos, en soporte al producto y aumentar significativamente la cantidad de gente que hoy opera en la División de Minería de Finning Sudamérica. En 2007 éramos del orden de 2.800 personas en el área y hoy somos más de 5.000. De esta cifra en Chile trabajan 4.500 personas, lo que representa cerca del 85% de nuestro negocio.

Finning Sudamérica representa entre el 35% y 40% de las ventas de Finning Internacional, y Minería representa del orden del 60% de los ingresos de Finning Sudamérica.

Panorama

¿Cómo ven el escenario en el corto plazo ante los desafíos de la minería? ¿Habrá una merma en las ventas?

Sí, pero hay dos miradas: la del “vaso medio lleno” y la del “vaso medio vacío”. Respecto de este último, es evidente que nos habíamos acostumbrado a una tasa de crecimiento muy fuerte, a altos precios del cobre, grandes proyectos de inversión, muchos brownfield y renovaciones de equipos. El congelamiento de proyectos hace que cerca de un tercio de nuestra venta de equipos nuevos quede congelado también. Vemos que esto generará un impacto negativo en la venta de equipos nuevos en 2014. Respecto de la renovación de equipos en proyectos brownfield, a pesar de que hemos visto una preocupación evidente de los clientes por el aumento de costos, sigue siendo mucho más rentable mover una tonelada de mineral que no moverla. Así que lo que está en riesgo para nosotros hacia adelante son los grandes nuevos proyectos.

¿Y el “vaso medio lleno”?

Tiene que ver con el soporte al producto o posventa. En general, los clientes frente al aumento de costos tratan de aumentar la productividad y el rendimiento de los equipos. Por lo tanto, nuestro negocio de soporte al producto, a pesar de que tiene ciertas presiones, se mantiene bastante activo. Nuestro gran riesgo, más que las crisis internacionales o los nuevos proyectos, es que los clientes estacionen equipos, ya que en el momento en que un equipo se estaciona deja de consumir repuestos y servicios, que es nuestro negocio principal.

Aún tenemos bastantes oportunidades para mejorar nuestro servicio y capacidades y ahí es donde nos vamos a enfocar en este periodo de crecimiento más lento. En resumen, soporte al producto lo vemos relativamente robusto y la renovación de flotas existentes y proyectos brownfield con cierto grado de tranquilidad. Nuestro gran desafío hacia adelante es enfrentar la salida de grandes proyectos.

¿Qué expectativas tiene para el término de 2013?

Este terminará siendo un año más bien mixto. Vamos a lograr capturar la cola de la curva de crecimiento que veníamos trayendo en los últimos años y es muy probable que en 2013 tengamos un récord en nuestra facturación de equipos. Por otro lado, es un año en que nos empezamos a preparar para los próximos 18 a 24 meses, que van a estar complicados en la minería chilena.

¿Qué nuevos desarrollos esperan traer al mercado en el corto plazo?

Caterpillar está avanzando en el desarrollo de una pala de cable con autogeneración de energía, que creemos puede ser de un impacto relevante, especialmente en proyectos greenfield, que no tienen energía instalada, y particularmente ahora con la crisis energética. Y desde el punto de vista de los servicios, estamos trabajando en potenciar la atención a palas y perforadoras en terreno y en implementar tecnologías para hacer el trabajo con menos gente en la faena. Esto lo estaremos promocionando en 2014.

Respaldo

¿Cómo ayuda Finning al sector minero a ser más eficiente en su productividad para enfrentar el aumento de costos?

Con nuestra disponibilidad de camiones de alto tonelaje eléctrico que estamos sumando a nuestra línea tradicional de camiones mecánicos. Con Bucyrus estamos incorporando los modelos MT 4400 y MT 5300, que son camiones eléctricos de 240 ton y 300 ton, respectivamente. Al combinar líneas de camiones eléctricos y mecánicos se encuentra el punto óptimo de la curva de costos para la operación.

Lo segundo es el desarrollo de proyectos rock flow como el que estamos realizando con Codelco y Caterpillar. Se trata de tecnología nueva para explotar minería subterránea, particularmente proyectos de low caving, que provocan un impacto significativo en los costos.

Y mediante nuestro Finning Instituto Técnico, FIT, en Antofagasta, que ayuda a solucionar uno de los desafíos de costos de la industria, relacionado con la capacitación de la gente para una mejor productividad. El centro entrena no solo a personal de Finning, sino también al de nuestros clientes para que cuenten con mayores habilidades al operar equipos Caterpillar y, por lo tanto, mejorar su rendimiento y reducir sus costos.

¿Qué valor le asigna Finning al premio al primer lugar como marca más representativa de la minería, otorgado por el Grupo Editorial Editec y Phibrand?

Es un tremendo orgullo, más porque es un reconocimiento que viene desde los clientes. Esto no es casualidad. Venimos trabajando duro para posicionar nuestra marca, productos, servicios y capacidades en la mente de nuestros clientes. Nos habíamos planteado como desafío en 2009 ser el referente de la industria para 2015. Y recibir un premio este año nos dice que vamos en el camino correcto. Es un tremendo orgullo, y al mismo tiempo constituye un compromiso y una responsabilidad muy grandes.

 

 

 

Comentarios

Conectate con