Revista Minería Chilena Nº467

mayo de 2020

Ellen Lenny-Pessagno, de Albemarle: “Hemos compatibilizado el cuidado de nuestros trabajadores con la continuidad operacional”

En un contexto de emergencia sanitaria mundial la country manager de la empresa productora de litio explica a MINERÍA CHILENA las medidas aplicadas y los avances en sus proyectos.

Compartir

Mantener la operación con altos estándares es el gran desafío y la clave para el negocio minero en este 2020. Desde Albemarle explican que han continuado produciendo tanto en Planta La Negra como en Planta Salar, gracias a las medidas preventivas que han tomado.

La country manager de la transnacional norteamericana, Ellen Lenny-Pessagno, pone énfasis en el trabajo y permanente diálogo con comunidades como parámetros cruciales para la ejecución de los procedimientos. Asimismo, se han debido tomar decisiones que modifican la dotación de personal, incorporando teletrabajo, limitando visitas y contratistas con acceso a las plantas, así como la suspensión de todos los viajes, entre otras.

“Hasta ahora, no hemos visto un cambio en nuestro patrón de pedidos por parte de nuestros clientes”, explica Lenny-Pessagno, aunque al mismo tiempo reconoce que no hay precedentes en una situación como la que sucede actualmente.

Por el momento, la empresa avanza a tiempo con su proyecto de Fase III en Planta La Negra, esperando su inicio de operaciones en 2021, donde se utilizará un termo evaporador que busca minimizar el consumo de agua.

Enfrentar la pandemia

¿Cómo evalúan el contexto actual del mercado del litio considerando el avance del Covid-19?

El escenario que se ha configurado en torno al brote de Covid-19 es complejo, tanto para la industria del litio como para la minería en general y, por cierto, también para otros sectores productivos. En Chile hemos mantenido nuestra producción tanto en Planta La Negra como en la de Salar gracias a las medidas de prevención que hemos tomado y, de manera fundamental, al diálogo permanente con las comunidades cercanas. Un caso especial es el de la comunidad indígena de Peine, en donde tenemos instalado nuestro campamento y de la cual provienen muchos de nuestros trabajadores.

¿Qué medidas han tomado como empresa?

Gracias a este diálogo hemos podido compatibilizar el cuidado de nuestros trabajadores y de la comunidad, con la continuidad operacional, teniendo siempre la salud y el cuidado como valores fundamentales.

Hicimos ajustes muy importantes en nuestra dotación de manera dar señales claras de compromiso con la prevención, eliminando, además, cualquier contacto de nuestros trabajadores con la localidad de Peine. La colaboración y confianza han sido clave en la prevención de este virus y fue también fundamental en el diálogo.

Tanto en las oficinas centrales, como en las plantas contamos con un Equipo de Respuesta de Emergencia global en el que participo directamente, y que está dedicado a vigilar de cerca la situación, además de colaborar en los planes para la seguridad de los trabajadores y la operación.

Este equipo global está coordinado con el grupo local de Emergencias, y en conjunto determinamos una serie de medidas para ayudar a detener el avance del virus en la población e impedir que llegue a nuestras faenas. Algunas de las medidas son haber implementado teletrabajo para todo el personal considerado como no esencial para la operación, tanto en Chile como otros países, limitar visitas y contratistas con acceso a las plantas, y la suspensión de todos los viajes, entre otras.

Demanda de litio

¿Cómo proyectan que será la demanda?

Creemos que es aventurado realizar cualquier tipo de proyección dado lo que estamos enfrentando. La pandemia de Covid-19 nos obliga a todos a realizar algunos ajustes y tomar medidas para acortar sus efectos en la economía. Tal como se ha dicho a los inversionistas, durante los próximos años esperamos que la demanda de vehículos eléctricos continúe su impulso dado los cambios regulatorios de diversos países que exigen transporte limpio para sus ciudades. El desafío que tenemos por delante es que no hemos pasado por una situación como esta antes, por lo que no podemos saber exactamente qué es lo que ocurrirá en un escenario de recesión económica global.

Hasta ahora, no hemos visto un cambio en nuestro patrón de pedidos por parte de los clientes. El compromiso está en hacer todo lo que esté a nuestro alcance por prevenir y frenar esta pandemia, poniendo bajo protección a todos nuestros trabajadores.

Planta La Negra Fase III

¿Cuál es el estado de avance del proyecto Planta La Negra Fase III?

El proyecto sigue avanzando y mantenemos nuestra idea de comenzar su operación en 2021. Es un proyecto muy importante para Albemarle, no solo se trata de la planta más avanzada y eficiente de Chile, que nos permitirá aumentar nuestra capacidad de producción, sino que también porque refleja en gran medida nuestro compromiso con la sustentabilidad, ya que gracias a la utilización de un termo evaporador minimizaremos el consumo de agua.

Planta La Negra II interior. Foto gentileza de Albemarle.

Planta La Negra II interior. Foto gentileza de Albemarle.

¿Cuáles son los desafíos que quedan de cara al término del proyecto?

Tenemos un desafío que es permanente y que es el de posicionar el litio chileno como un producto de altísima calidad, con valor agregado y que se hace de manera sustentable y con diálogo con las comunidades. Esta es una tarea permanente que nos exige mucho tiempo para explicar a nuestros clientes en todo el mundo, la manera en la que hacemos las cosas. También a medios de comunicación internacionales, para que puedan conocer nuestra historia, la forma en que hemos trabajado junto a las comunidades. Ser sustentables es parte fundamental de nuestra operación.

Monitoreo Salar de Atacama

¿Qué otras iniciativas tienen en carpeta?

Venimos trabajando desde hace algún tiempo en una nueva red de monitoreo hídrico en el Salar de Atacama, que se encuentra en tramitación ambiental y que busca velar por la sustentabilidad del Salar, ya que permitirá contar con información objetiva, transparente y precisa sobre las condiciones hídricas en los sectores relevantes del Salar de Atacama.

Monitoreo ambiental en el Salar de Atacama (2). Foto gentileza de Albemarle.

Monitoreo ambiental en el Salar de Atacama

Estamos convencidos que podemos aportar con mayores puntos de información que nos ayuden a comprender de mejor manera el comportamiento de la cuenca del Salar de Atacama. Se trata de sumar esfuerzos, de juntar la información para que esté disponible y ojalá poder en un futuro cercano poner toda esta información al servicio de un organismo neutral, que pueda coordinar todos los esfuerzos, de todos los actores interesados, especialmente las comunidades, por el cuidado de la cuenca.

Tecnologías 4.0

Ellen Lenny-Pessagno explica que “producto de los desafíos que nos ha planteado la pandemia de Covid-19 se aceleró el uso de herramientas tecnológicas, especialmente orientadas a favorecer el teletrabajo. De esta forma, a través de la VPN Always-On podemos acceder desde cualquier lugar a nuestros documentos de trabajo”.

Asimismo, sostiene que aumentó el ancho de banda en los sitios para soportar un fuerte rendimiento de las aplicaciones empresariales, con el objetivo de monitorear continuamente su red y ajustarse para abordar cualquier problema rápidamente. “Somos una empresa mundial y ya estábamos usando bastante las herramientas de videoconferencias. En estas semanas de trabajo remoto hemos llegado a tener reuniones con más de 400 participantes a través de video, lo que es muy desafiante para toda la organización”.

Comentarios

Conectate con