x

Eduardo Coloma, CEO de Maptek: “La Industria 4.0 desafía muchas de las opiniones mantenidas durante décadas”

El experto analiza los desafíos actuales para la minería. Además, hace hincapié en las ventajas de un ecosistema de innovación como el australiano, para el desarrollo de soluciones tecnológicas.

Eduardo Coloma tiene más de 20 años de experiencia en roles técnicos y gerenciales, tanto en Sudamérica como en Australia. Actualmente se desempeña como CEO de la empresa de innovación minera Maptek, que tiene su sede en la nación oceánica.

Sobre la incorporación de nuevas tecnologías, enfatiza que la clave está en reestructurar y desafiar las tradiciones, algo que a su juicio es posible mediante la integración de tecnologías de la era 4.0, junto con una adecuada planificación. Para los próximos diez años, prevé una consolidación más masiva de la automatización de trabajos en la minería, así como analítica y almacenamiento de datos generados prácticamente en tiempo real.

Desde Perth, Coloma comenta a MINERÍA CHILENA que en términos de tecnologías mineras innovadoras, “la experiencia en Australia ha sido muy enriquecedora, no tan solo a nivel de negocios, sino también a nivel personal”.

Desafiar a la industria

¿Cuáles son las tecnologías de la cuarta revolución industrial más demandadas en la minería y por qué?

Es fundamental que pensemos de manera más inteligente, desafiemos las tradiciones y hagamos las cosas de manera diferente.

La Industria 4.0 desafía muchas de las opiniones mantenidas durante décadas. La era digital ha introducido nuevas formas de trabajar con datos. Las suposiciones pueden reemplazarse por conocimientos reales.

Las tecnologías de la cuarta revolución industrial más demandadas son:

  • Robótica
  • Inteligencia artificial
  • Blockchain
  • Quantum computing
  • Internet de las cosas
  • Impresión 3D
  • Vehículos autónomos

Estas soluciones impactarán de diferentes formas: aumento de la producción, modalidad de trabajos, así como también en la sociedad; tendrán la capacidad de ser disruptivas de las prácticas existentes.

La cuarta revolución ofrecerá uno de los impactos más grandes en la industria minera. La minería se ha ido transformando desde cuán eficiente se mueven toneladas, hacia una vista más analítica de cómo se puede capturar, analizar datos y tomar decisiones en forma más eficiente, que ayuden a mejorar el negocio, así como también sean medio-ambientalmente sustentable.

Se tiene la oportunidad de ir hacia sistemas inteligentes autónomos que pueden ayudar no tan solo desde el punto de producción, también desde el punto de seguridad de las personas expuestas a los riesgos normales de la operación.

¿Cuáles son los principales desafíos en la implementación de estas tecnologías en la minería?

Uno de los paradigmas es que la industria toma bastante tiempo en la adopción de nuevas tecnologías. Ejemplo de esto es que aún estamos usando algoritmos de fines de los años 70 para poder tomar decisiones de la forma y el tamaño de algunos de los proyectos mineros.

Sin embargo, la minería ha ido evolucionado en términos de adopción, hoy en día la mayoría de las compañías Tier-1 está enfocada en cómo puede mejorar sus procesos con el uso de nuevas soluciones.

Aferrarse a algunas prácticas tradicionales tiene un efecto negativo sobre la productividad operativa y la capacidad de maximizar los beneficios económicos. La falta de una conexión sólida entre el conocimiento del yacimiento, las actividades y procesos empleados para explotar un recurso ha sido una debilidad de la industria durante mucho tiempo.

Mejoras en producción

¿Qué mejoras concretas en materia de productividad han podido constatar gracias a la integración tecnológica?

Hay significativos ejemplos en donde el uso de la tecnología ha podido mejorar procesos de perforación y tronadura, modelamiento con el acceso a información en tiempo real, monitoreo en tiempo real, planificación minera, entre otras.

Por ejemplo, uno de nuestros clientes ha mejorado las operaciones diarias y ha proporcionado mayor inteligencia de negocio con la implementación de Maptek BlastLogic. La digitalización fue clave para el proceso de mejora continua, debido a que la automatización de la generación de datos permite la innovación en torno a los procesos operativos que optimizan el negocio.

Los beneficios directos incluyeron una mayor precisión de perforación, un análisis posterior eficiente, una mejora en la gestión de datos en línea, ahorros de costos asociados a explosivos, y un proceso más rápido y sencillo. Como los resultados de cada tronadura se retroalimentan automáticamente, los ingenieros de perforación y tronadura dedican menos tiempo a averiguar qué se necesita cambiar en los diseños. Esto permite que la operación aplique mejoras en tiempo real.

Antes los datos de tronadura existían en varias áreas de la red de la mina. Todos los equipos recopilaban información de perforación, pero muchos datos de tronaduras se registraban a mano y se mantenía separados de los de perforación. Acceder a datos dispersos fue difícil y el análisis llevó mucho tiempo.

La integración con aplicaciones existentes, como los sistemas de iniciación electrónica, ha reducido la necesidad de que la información pase a través de diferentes sistemas y ha disminuido aún más los requisitos de transformación o reformateo.

 

Escalas de producción

 ¿Existen diferencias sustanciales en la incorporación tecnológica para la pequeña, mediana y gran minería?

Fundamentalmente las diferencias son de capital. En general, pequeña y mediana minería están más restringidos a acceso a capital que les permita adoptar tecnologías de una manera constante. Hay grandes ejemplos de que es posible y los beneficios que puede aportar.

La paradoja es que en general, las empresas pequeñas o de mediana envergadura son más ágiles en adoptar nuevas tecnologías que la gran minería. Esto les permite obtener beneficios que justifican la inversión.

¿En qué plazos veremos una integración tecnológica más consolidada en minería?

Es difícil pronosticar plazos, pero la introducción de la tecnología 5G en los diferentes países permitirá la adopción de este tipo de desarrollo y acceder a sus beneficios asociados con la recolección de datos en forma automática en “casi” tiempo real.

Hoy en día es posible encontrar operaciones con un alto grado de automatización, sin embargo, en forma más masiva se empezará ver quizás en los próximos cinco a diez años.

 

El ejemplo de Australia

De acuerdo con el CEO de Maptek, el ecosistema de innovación australiano involucra múltiples actores lo cual fomenta el proceso de innovación. En general se pueden reconocer diferentes participantes, incluyendo proveedores de “investigación y desarrollo” particularmente a través de universidades. También están los “Mining Equipment, Technology and Services” (METS) que envuelve compañías proveedoras y mineras, como por ejemplo exploración Tier-1, Tier-2 & Tier-3.

“Existe acceso a capital desde organizaciones gubernamentales, lo cual ayuda y fomenta el ambiente de colaboración entre los diferentes actores del ecosistema”, puntualiza Coloma.

Añade que “Australia genera espacios para innovar constantemente. Existen múltiples organizaciones de gobierno, académicas, industriales y grupos de discusión que facilitan/ayudan al desarrollo de nuevas ideas”.

Comentarios

Conectate con