x

Revista Minería Chilena Nº

septiembre de 2021

Eduardo Bitran: “La proyección a futuro del litio es extraordinariamente atractiva”

De acuerdo al vicepresidente ejecutivo de Corfo, el valor de este recurso está centrado en la electromovilidad, por lo que cabe preguntarse si su carácter no concesible tiene sentido a la luz de sus usos actuales.

Compartir

Un semestre intenso y con una agenda recargada de temas vinculados al desarrollo y promoción de la industria del litio en Chile, ha tenido el vicepresidente ejecutivo de Corfo, Eduardo Bitran. El año lo inició con la firma del convenio con Rockwood Lithium –hoy Albemarle–, que aumenta su cuota de producción en el Salar de Atacama y que busca asegurar que parte de ella se destine a productos industrializados. Es así como en estos días su atención se ha centrado en el análisis de los resultados de la convocatoria para que empresas, nacionales o extranjeras, manifiesten su interés por invertir en una industria de derivados de litio de valor agregado.

Ése fue el objetivo del road show que lideró durante mayo en Frankfurt, Alemania, y que fue parte del proceso para recibir cartas de intención de los interesados, el cual culminó el 30 de junio último.

En su análisis sobre el denominado “oro blanco”, Bitran se muestra optimista y destaca que este mercado ha tenido una fuerte expansión en los últimos años, por lo que “su proyección a futuro es extraordinariamente atractiva”, afirma. De las 185.000 toneladas de carbonato de litio equivalente (LCE) producidas en el mundo en 2016, “Chile debe haber ofrecido cerca de 80.000 ton, es decir, un 42% fue aportado por los dos productores que están en nuestro país”, remarca. Y hace ver que las estimaciones indican que a 2025 se llegaría a un nivel entre 600.000 y 700.000 ton globales por año de LCE.

¿Cómo condiciona o limita el desarrollo del litio en Chile el hecho que el Estado lo haya definido como no concesible?

El carácter de no concesible está en la Constitución de la República y se hizo por razones que definieron que era un material que podía tener finalidades nucleares. Hoy el valor de este recurso está centrado en la electromovilidad y cabe preguntarse si este carácter de no concesible tiene sentido a la luz de los usos actuales del litio.

Ahora bien, existen mecanismos a través de los cuales Chile pueda aprovechar los recursos que tiene. Sin aumentar la extracción de salmuera en el Salar de Atacama, nuestro país podría producir del orden de 400.000 ton de carbonato de litio equivalente al año en 2025, y hacia 2035 probablemente 1,5 millón de toneladas. Además, existen varios otros salares en la Región de Atacama donde la única manera que tiene el sector privado de explotarlos es a través de Contratos Especiales de Operación de Litio (Ceol), que tienen que ser otorgados por el Estado.

En este contexto, mi opinión es que deberíamos promover la inversión privada, porque todos estos salares requieren de un esfuerzo de exploración.

¿Pero manteniendo el carácter no concesible?

Si el argumento para mantener el carácter no concesible tiene que ver con el tema nuclear, es necesario revisar el valor que esto tiene desde esa perspectiva. Entiendo que permite asegurar que no se usará con dichos fines, pero es un tema que hay que revisar a la luz de cuál es el uso actual de este recurso. Lo que propongo es que se revise y evalúe.

Hacia la industrialización

Tras el cierre de la convocatoria para que empresas manifiesten su interés por desarrollar una industria del litio, ¿cuál es el cronograma que continúa?

A mediados de agosto debería estar resuelto quién o quiénes están precalificados. Posteriormente, ellos tienen un plazo para hacer los estudios que les permitan hacer una oferta vinculante, la cual se resolverá en enero. Por lo tanto, el nuevo gobierno va a tener un contrato que lo debe hacer cumplir, y si no están totalmente asignadas las cuotas de litio, ya sea porque no hubo buenas o suficientes ofertas, tendrán que asignarse en un nuevo proceso.

¿Hay zonas delimitadas donde se pueda invertir?

Puede invertirse desde la zona industrial de la Zofri en Iquique hasta Atacama.

Usted ha recalcado que debe haber un valor agregado de los actores en la industria del litio…

Creemos que hay condiciones para hacer valor agregado en Chile, porque el abastecimiento de energía solar es clave para tener un producto limpio y además poder acceder a contratos de largo plazo como el que hoy está disponible con Albemarle. Es un incentivo enorme para instalar capacidades en Chile.

¿La producción de hidróxido de litio de SQM está en línea con esta idea?

El hidróxido de litio y el carbonato de litio grado batería son productos de mayor valor agregado que el carbonato de litio grado técnico, pero son una agregación de valor de un 15% o 20%. Cuando hablamos de cátodos estamos hablando de multiplicar por cuatro el valor agregado.

Relaciones con Albemarle y SQM

Respecto del acuerdo con Albemarle, ¿qué puntos están pendientes?

Ellos tienen que empezar a pagar las nuevas regalías e implementar el crecimiento de la producción. Además, existe un acuerdo con las comunidades que tiene que avanzar. Hay otro componente, que es un acuerdo con el Servicio de Impuestos Internos, que se conoce como acuerdos de precios anticipados, y que es una modalidad que se estableció en la reforma tributaria de 2012.

¿Cuándo debiera haber novedades sobre el inicio de producción de hidróxido de litio por parte de esta compañía?

El hidróxido de litio está condicionado a que ellos logren desarrollar una tecnología eficiente que permita traducir directamente la salmuera en óxido de litio. Nos han informado que tienen la tecnología, y sus planes son hacer la inversión prontamente, para que a 2021, probablemente, puedan tener una producción de hidróxido de litio.

En relación con el otro socio, ¿cómo están las relaciones con SQM?

Estamos en el arbitraje. ¿Qué es lo que hemos sabido del socio? Que está expandiendo su capacidad de producción de litio al orden de 65.000 toneladas al año, desde 45.000 ton. Eso nos ha informado por la prensa.

¿Por la prensa?

Sí, por la prensa. Estamos en un proceso de arbitraje, porque tenemos diferencias importantes. Ese proceso tiene para un plazo relativamente largo y hemos señalado que existe espacio para resolver los problemas con SQM, porque tienen un contrato con nosotros que vence en 2030.

Pero si ellos explotan plenamente la capacidad de la cuota de litio que tienen, probablemente en 2022 la agotan. Entonces, quedaría un período de tiempo importante, donde el 75% del salar estaría sin explotación del litio. Lo obvio es que el país resuelva esto, pero quiero ser bien franco, con la actual gobernanza y estructura de propiedad de esa empresa, para nosotros es imposible llegar a un acuerdo.

Nueva fundición

La Presidenta Bachelet solicitó estudios a Corfo, Invest Chile, Codelco y Enami para instalar una nueva fundición en la Región de Atacama. ¿De qué forma participará Corfo en este tema?

El país tiene un desafío en el ámbito de las fundiciones de cobre en la Región de Atacama y que consiste en mejorar los estándares ambientales e incorporar tecnología de última generación, para aumentar la eficiencia energética y recuperar metales raros o tierras raras. Hay diversas opciones; una de ellas dice relación  sobre las actuales fundiciones, para hacer una inversión y actualizarlas. Otra es pensar en concentrar la compra de concentrados y generar una sola fundición de mayor escala.

¿Sería una planta distinta al proyecto que moderniza la fundición Paipote de Enami?

Habrá que estudiarlo y esos estudios deberían comparar la opción de, por ejemplo, modernizar Paipote con una localización alternativa.

¿La idea de incorporar a Invest Chile es para atraer capital extranjero?

Incorporar a Invest Chile tiene relación con que Codelco y Enami tienen la posibilidad de asociarse con inversionistas internacionales, pero es un tema que habrá que evaluar.

Comentarios

Conectate con