Diego Hernández, Sonami: Es difícil predecir qué ocurrirá en las próximas semanas y meses

El presidente del gremio minero se refirió a las proyecciones para este 2020, marcado por la pandemia de Covid-19 que ha impactado a los mercados a nivel global.

Descubierta a fines de 2019 y declarada pandemia el 11 de marzo de 2020, la enfermedad producida por el nuevo coronavirus, Covid-19, ha generado un impacto sin precedentes en la época moderna.

En sus comienzos golpeó fuertemente la economía y el diario vivir de la población china. Posteriormente el brote infeccioso se fue expandiendo alrededor del orbe, afectando fuertemente a Europa y llegando también a nuestro país.

Las características expansivas del virus han obligado a gobiernos e industrias a tomar medidas drásticas para contener su avance, y así no saturar los sistemas de salud. La minería y toda su cadena logística no han estado exentas de importantes acciones.

Así, por ejemplo, la canadiense Teck dejó momentáneamente suspendido su proyecto Quebrada Blanca Fase II, para resguardar a 15.000 trabajadores aproximadamente.

Otras empresas de la gran minería, incluyendo Codelco, BHP, Antofagasta Minerals, Collahuasi y Anglo American están ejecutando estrictos procedimientos de control para evitar contagios en las faenas.

Por su parte, Enami ha salido en apoyo de la pequeña y mediana minería, que quizás deba enfrentarse a valores cercanos o inferiores a US$2 la libra de cobre.

En entrevista con MINERÍA CHILENA, el presidente de la Sociedad Nacional de Minería (Sonami), Diego Hernández analiza el complejo panorama que implica esta situación mundial.

Pese a la incertidumbre, el presidente del gremio se atreve a anticipar una mejora en el precio del cobre a partir del segundo semestre del año.

Iniciando 2020

¿Cuáles serán los principales desafíos a enfrentar por el sector?

El escenario para la minería, y en la economía en general, ha cambiado radicalmente a partir de la propagación del Covid-19, lo que ha paralizado prácticamente la economía mundial y ha repercutido fuertemente en el precio del cobre, nuestro principal producto de exportación.

Este complejo escenario, que aún es muy incierto, se ha traducido en la adopción de distintas medidas en las empresas mineras para hacer frente a eventuales contagios de coronavirus, entre ellos destaca la paralización del proyecto de construcción de QB2. Esta decisión de Teck se explica por la situación sanitaria que vive el país y el mundo debido a esta pandemia y busca, por cierto, cautelar la salud de sus trabajadores.

En la actual coyuntura, las empresas han adoptado las medidas y los protocolos correspondientes de acuerdo a su actividad y realidad; algunas de ellas están operando con una dotación reducida y, en general, se busca proteger la salud de las personas y mantener la continuidad operacional de las faenas.

Es difícil, en el actual escenario, tan volátil, predecir qué ocurrirá en las próximas semanas y meses. En función a cómo cambie la situación, las medidas irán evolucionando.

Precio del cobre

¿Cómo prevén que se vea impactado el precio de cobre?

Es tan crítica la situación que afecta a la economía mundial, que es muy difícil en estas circunstancias hacer proyecciones de precios, por cuanto la realidad está cambiando minuto a minuto, lo que afecta tanto a la demanda como a la oferta por cobre. No obstante, estamos atentos a lo que está ocurriendo en China, que está mostrando algunos signos de normalización y reactivación de su actividad productiva.

Ello augura que a partir del segundo semestre del presente año el precio del cobre podría repuntar.

¿Cómo se ajustará la producción de cobre frente a este escenario?

Es muy probable que a medida que se agudice la crisis tanto la demanda como la oferta de cobre se verán restringidas, pero hoy es muy difícil proyectar con meridiana certeza los montos de variación que podrían tener estas variables en el mercado.

Pequeña y mediana minería

¿Cuáles serán los principales desafíos y medidas para la pequeña y mediana minería?

Al igual que con las empresas de mayor tamaño, el principal desafío para el segmento de pequeña y mediana minería es proteger la salud de sus colaboradores, sus familias y mantener la continuidad operativa de las faenas mineras.

En ese sentido, estimamos positivo el esfuerzo fiscal de gran envergadura que está adoptando el gobierno que permitirá paliar en parte los efectos de la pandemia que está azotando a nuestro país, pues va dirigido precisamente a las personas que más lo necesitan, y a las empresas de pequeño y mediano tamaño.

En cuanto a nuestro sector, valoramos las medidas que ha adoptado la Enami para morigerar el impacto que está teniendo esta crisis sanitaria, particularmente, en el segmento de pequeñas y medianas empresas mineras, que realiza sus actividades productivas en aquellas zonas del país donde se constituye en la principal y en algunos casos en la única actividad económica relevante.

Estamos atentos a lo que está ocurriendo en China, que está mostrando algunos signos de normalización y reactivación de su actividad productiva”.

¿Cuál es la proyección para otros minerales como el litio o el cobalto?

Como lo señalé precedentemente, es difícil en la actual coyuntura hacer proyecciones de precios en un escenario que cambia día a día.

A largo plazo

Más allá de la coyuntura, ¿cómo ven el escenario, considerando el impacto de la electromovilidad y las energías renovables?

Las energías renovables junto con la electromovilidad son precisamente dos factores relevantes que impulsaran la demanda por cobre y litio. En este sentido el país es privilegiado al ser líder en la producción de estos dos bienes claves para el futuro desarrollo de la energía. Al respecto estimo oportuno indicar que hoy se producen dos millones de vehículos eléctricos y se estima que hacia 2030 se producirán 20 millones, por este concepto se demandaran 1,6 millones de toneladas de cobre.

Asimismo, se proyecta que a fines de la década el aumento del consumo eléctrico mundial va a requerir inversiones en nueva generación de energía por US$6 trillones. Ahora, estas proyecciones se basan en un escenario pre-pandemia.

No estamos claros cómo podría cambiar el mercado en los próximos años luego de superada esta crisis, particularmente frente al posible escenario de una recesión mundial.

¿Cuán relevante será la incorporación de las tecnologías 4.0 en la minería?

Están jugando un rol muy relevante y cada día más la industria las está incorporando, con el claro propósito de elevar la seguridad, productividad y competitividad de las compañías mineras.

Comentarios

Conectate con