x

Carlos Nicolás, presidente de Corproa: “La minería está en medio de un proceso de conversión”

El representante de la Corporación para el Desarrollo de Atacama hace ver que la industria minera local está asumiendo y resolviendo los nuevos escenarios, y que saldrá fortalecida de este proceso, manteniendo el liderazgo mundial en la producción de cobre.

Los desafíos que tiene la región en torno a la materialización de proyectos paralizados son abordados por el presidente de la Corporación para el Desarrollo de Atacama (Corproa), Carlos Nicolás, para quien “la minería en Chile está viviendo un proceso bastante complejo” relacionado principalmente con la pérdida de competitividad.

¿Cuáles son, a su juicio, los principales desafíos que enfrenta hoy este sector?

En primer lugar, la escasez de energía, insumo que representa en torno al 20% de los costos operacionales de los proyectos. Hoy Chile está pagando energía que al menos dobla los precios normales. Este es un costo relevante que afecta mucho el desarrollo minero a precios competitivos.

El otro gran tema que tiene complicada a la minería es la inserción dentro de la sociedad de cada uno de sus proyectos. La forma de plantearse hoy respecto de la comunidad es totalmente distinta, ya que en la actualidad las personas participan y opinan de manera más activa. Las compañías que no perciban este cambio en la sociedad, van a ver dificultado su proceso de desarrollo. Por lo mismo, creo que la minería chilena está en medio de un proceso de conversión donde se están asumiendo y resolviendo los nuevos escenarios. Y no me cabe duda de que todo este proceso la va a fortalecer aún más en el mediano plazo, permitiéndole mantener el liderazgo mundial que posee en la producción de cobre.

¿Cómo el sector está enfrentando el escenario actual de mayores costos y menor productividad?

Varias mineras han invertido en el desarrollo de proyectos de generación, como BHP Billiton o Barrick. Principalmente en materia de costos, que es lo que tiene más complicada a la minería, hoy se está haciendo reingeniería para resolver estos temas.

La mejor productividad se va a lograr con mayor competitividad, y esto pasa por una reducción de costos y hacer reingeniería en muchos de los procesos, y por la exploración de nuevos yacimientos que permitan ampliar las operaciones.

¿En este sentido, qué experiencias destacaría?

Uno de los proyectos que se ha trabajado con mucha eficiencia es Caserones, que ha resuelto la mayoría de sus problemas. También hay empresas, como Codelco, que están invirtiendo en su propia generación, lo cual les va a permitir reactivar o poner en marcha nuevos proyectos para mejorar su productividad y aumentar sus volúmenes.

La industria minera ha demostrado que es muy activa y que ante los problemas no se detiene; que si el mercado no los resuelve, los resuelve por sí misma.

¿Qué papel juegan los proveedores en este contexto?

Los proveedores juegan un rol clave. Hoy en día la industria minera pone en manos de terceros la mayor parte de sus procesos dentro de la operación, de manera de concentrarse en la producción de minerales. De esta forma, se genera una gran oportunidad para que los proveedores ligados a la minería sean más eficientes y competitivos cada día, y puedan crecer junto a los proyectos mineros.

¿Cómo evalúa el estado de la innovación en minería?

La minería es una de las industrias que más invierten en investigación, sobre todo la gran minería, que se ha desarrollado más en los últimos años en Atacama. Siempre hay más por hacer, pero las dificultades generadas por el alza de costos han hecho que esta sea una industria muy innovadora. Siempre que surgen problemas, el sector encuentra la solución para seguir operando, dentro de la ley, a niveles competitivos y con eficiencia.

Minería responsable

En la relación minería-entorno, ¿qué acciones valora como positivas y cuáles no deberían repetirse?

La forma que tienen las empresas de plantear sus proyectos frente a las comunidades cercanas ha cambiado en los últimos años. Hoy las empresas entienden que deben relacionarse de una manera mucho más profunda con las comunidades y el entorno donde están insertas, para percibir lo que la comunidad quiere y ver cuáles son sus necesidades reales y, a partir de eso, buscar un aporte o una participación que les permita ayudar a resolverlas, de modo que la comunidad sienta a la empresa como parte de ella.

Acá, por ejemplo, tenemos dos casos. El caso positivo ha sido Caserones, un proyecto que ha sabido plantearse de forma adecuada, pese a su ubicación compleja, y que ha logrado sortear exitosamente la mayoría de las dificultades. En el otro extremo está Barrick, una empresa que ha tenido que tomar decisiones muy radicales en el último tiempo.

¿Qué opinión tiene del caso Pascua-Lama?

Este es un proyecto que se encuentra en un proceso de reconversión profunda. Se está buscando dar solución a la mayoría de los problemas que generó producto de malas políticas de inserción social, con toda una nueva planta gerencial y ejecutiva que se está esforzando al extremo para reposicionar y recuperar el prestigio de Barrick.

Lo más importante de esto es que la lección se aprendió y se están tomando todas las medidas para no cometer los errores que hubo en el pasado y transformar a Barrick en un empresa que se perciba como un aporte a la sociedad y amistosa con el medio e integrada a la comunidad.

¿Cuáles son las claves para prevenir la paralización de un proyecto por demandas sociales o ambientales?

La clave radica en la interrelación que debe tener la empresa con el entorno y las comunidades en las cuales está inserta. Esta debe ser mucho más profunda y nacer desde la sociedad a la empresa y no al revés. La empresa tiene que saber cuáles son las necesidades reales, saber cómo va a trabajar en transformarse en un agente positivo y para ser percibido así por la comunidad.

Panorama 2014

¿Cómo ven el mercado del cobre este 2014?

Por las cifras que manejamos, debería ser bastante estable, con precios sobre los US$3 la libra. Ello, considerando que ya hay una fuerte recuperación del mercado americano y el europeo, donde diversos países están comenzando a dejar atrás la crisis de los últimos años. A esto hay que sumar el mercado chino, que sigue creciendo a tasas muy interesantes (alrededor del 7%). Con esta proyección de demanda de los países más desarrollados, no es arriesgado pensar que los precios del cobre se van a mantener más o menos en los niveles actuales.

Por lo mismo, es muy importante trabajar en el tema de los costos, porque en la medida que la industria minera logre mejorar su tratamiento de los costos, va a poder mejorar su rentabilidad.

¿Cuál será la agenda de Corproa durante 2014?

Nuestro principal foco será reposicionar a la Región de Atacama como una de las principales regiones con potencial de desarrollo industrial del país. Las grandes reservas mineras de Chile están en esta zona, por lo tanto, las proyecciones de crecimiento para Atacama en el corto y mediano plazo debiesen ser muy positivas, dado que este grupo de proyectos debería comenzar paulatinamente a concretarse en los próximos años, lo que le va a permitir a la región consolidar su desarrollo.

Comentarios

Conectate con