x

Cal y cemento: La vitalidad del negocio de Cbb

El gerente de Cbb Cales, Ulises Poirrier, aborda los desafíos y proyectos de esta compañía.

El grupo de empresas CBB -antes bajo el nombre de Cementos Bío Bío- tiene más de seis décadas de existencia. El holding se dedica a la producción de cemento, hormigón y cal para la construcción, minería e industria, sumando plantas en Chile, Argentina y Perú.

Este año se realizó un cambio de imagen de marca, unificando a las empresas Cementos Bío Bío, Inacesa, Inacal y Ready Mix, las que ahora son Cbb Cementos, Cbb Ready Mix y Cbb Cales.

El gerente de esta última, Ulises Poirrier, explica a MINERÍA CHILENA los procedimientos de extracción y de planta para la producción de cal y cemento, y los planes para seguir creciendo.

¿Cuáles son sus operaciones para la extracción de caliza y óxido de calcio?

En Cbb Cales contamos actualmente con tres operaciones activas: una en Antofagasta, con más de 600.000 toneladas por año de producción de cal viva; la segunda en Copiapó, con una capacidad de 550.000 toneladas, y la tercera en Argentina, en la localidad de San José de Jáchal, Provincia de San Juan, con 70.000 toneladas por año de cal viva.

¿Cuáles son los procesos extractivos y de procesamiento para generar cemento y cal en sus faenas?

En el caso de la producción de cal viva, el proceso comienza con la extracción de las calizas, donde los yacimientos se encuentran muy próximos a las plantas productivas. Luego viene una etapa de trituración y clasificación de material, que con el tamaño apropiado es calcinado en hornos horizontales en los casos de Antofagasta y Copiapó, y verticales presurizados de doble cuba, en Argentina; el material obtenido de la calcinación se denomina cal viva. Este producto puede ser triturado o molido finamente, de acuerdo con las necesidades de los clientes.

En el caso del cemento, el proceso se inicia con la obtención y preparación de las materias primas, como la caliza. Una vez extraído y clasificado el material, se procede a su trituración hasta obtener una granulometría adecuada para el producto de molienda. Posteriormente se mezcla con otros minerales para entrar al horno en un proceso de alta temperatura, a través del cual se obtiene el Clinker, el que después de una fase de molienda y mezcla con otros aditivos adecuadamente seleccionados, se convierte en cemento.

Proyectos y desafíos

¿Qué proyectos futuros contemplan en Chile y Sudamérica?

En Chile tenemos aprobado el reacondicionamiento de uno de los hornos de la planta Antofagasta, que agregaría casi 100.000 toneladas de cal a la capacidad anual. Adicionalmente, estamos evaluando el aumento en la capacidad de producción en nuestra planta de cal en Argentina, y en el caso de Perú estamos con el proyecto de una planta de molienda para la producción de cemento en el puerto de Matarani, en Arequipa, la cual una vez que entre en su fase operativa -en 2020- podrá alcanzar una producción de 200.000 toneladas al año.

¿Cuáles son los principales desafíos para el procesamiento de cemento y cales?

El primero es la estandarización y el adecuado control de los procesos, asegurando la calidad en cada una de las etapas, y así la de los productos finales, tanto en cemento, hormigón y cal.

Esto se combina con un adecuado nivel de servicio, ya sea de entrega, cumpliendo con los más altos estándares, como de asistencia técnica, que permite ayudar en la optimización de los procesos de nuestros clientes. En tal sentido, actualmente contamos con un Sistema de Gestión Integrado en calidad, seguridad, salud y medioambiente certificado.

Volúmenes de producción

¿Cuál es su volumen de venta anual de cal y cemento?

En 2018 vendimos cerca de 819.000 toneladas de cal viva, en segmentos tan distintos como minería metálica y no metálica, energía, siderurgia, potabilización de aguas, tratamiento de residuos y materiales de construcción, siendo la industria minera nuestro principal comprador.

En Chile somos el fabricante nacional de cementos con la mayor capacidad de producción, a través de nuestras cinco plantas. La producción anual en 2018 llegó a 1.295.000  toneladas, teniendo compradores del sector industrial, construcción, minería y obras públicas.

Tecnologías 4.0

El gerente de Cbb Cales, Ulises Poirrier, asegura que desde la subgerencia de Innovación y Transformación Digital constantemente estudian aquellas tecnologías que puedan habilitar la generación de valor para los clientes, así como introducir mejoras operacionales disruptivas.

Dentro de las tecnologías de interés, se encuentran robotización y automatización, así como utilización de inteligencia artificial y big data.

“Hoy trabajamos con RPA (Robot Process Automation) en procesos del área finanzas, abastecimiento y comercial, y esperamos que el próximo año, más áreas vean su beneficio y la adopten”, expone Poirrier, quien además destaca que han incorporado machine learning en un desarrollo digital con foco en optimización de flota de camiones mixer.

Comentarios

Conectate con