x

SQM y Jungheinrich lanzan flota de grúas horquilla eléctricas

Cada equipo eléctrico permitirá disminuir un 47% las emisiones de CO2 al ambiente.

En la Planta Química Carmen, faena donde se produce Carbonato e Hidróxido de litio, SQM implementó 30 grúas horquilla con baterías de litio, las cuales se unen a la flota eléctrica que lanzó recientemente la minera no metálica, compañía que en 2022 cumplió 25 años de producción de litio con alto valor agregado.

Este hito de innovación que contribuye a una cadena productiva sostenible fue posible gracias a la alianza establecida con Jungheinrich, empresa de la industria electromecánica.

Las 30 unidades eléctricas forman parte del proyecto impulsado por la gerencia de Supply Chain de SQM denominado “Avances en Abastecimiento Responsable en Planta Química Carmen”, el cual en su primera etapa de ejecución permitirá la neutralización anual de CO2 equivalente a 51.480 árboles.

Los equipos eléctricos, además de ser amigables con el medio ambiente, ayudan a reducir los riesgos y a mejorar la integridad de los trabajadores y trabajadoras del área, siendo su sistema ergonómico una de las principales características de las grúas EFG 220 y EFG 320, lo que beneficia el óptimo desarrollo de tareas efectuadas por sus operadores y operadoras, quienes fueron entrenados por Jungheinrich, siendo los pioneros en disponer de estos equipos con cero huella de carbono”, destacó Germán Pérez, gerente de Planificación y Estudios de SQM.

Dentro de sus ventajas, se encuentra el que posee una alta disponibilidad gracias a los tiempos de carga (en 45 minutos se logra el 50% de carga); el ahorro de costos, en base a una vida útil más larga; la ausencia de mantenimiento en comparación con las baterías de plomo-ácido; la posibilidad de desactivación de las funciones hidráulicas, en caso de que no esté ocupado el asiento de la grúa; la incorporación de freno de estacionamiento automático contra el retroceso en rampas y pendientes; la utilización del “Curve Control” para la reducción de velocidad automática al realizar giros, y la implementación de la pulsera “Local Safe”, tecnología de detección de impulsos inalámbricos (RFID), que permite comunicar al equipo con tags, detectando la distancia entre “persona-máquina” y “máquina-máquina” con una precisión de 0,1 metros.

Una de las invitadas a la ceremonia de lanzamiento fue Ruth Rodríguez, gerente General de la Corporación Clúster Minero, quien destacó que “la incorporación de estas nuevas tecnologías, hoy permite que las empresas proveedoras de SQM se alineen con la compañía y comiencen a pensar en utilizar estas energías para volvernos más sustentables como región. Me llena de alegría saber que vamos en excelente camino”.

Arborización en la Patagonia chilena

Cada grúa eléctrica, además, permite disminuir un 47% las emisiones de CO2 al ambiente, alineándose esta iniciativa con el Plan de Sostenibilidad de SQM que aspira a ser carbono neutral en todas sus líneas de negocios en 2040, y en el caso del litio en 2030.

De forma complementaria, durante la ceremonia de lanzamiento, Jungheinrich anunció que esta alianza permitirá concretar la plantación de 300 árboles nativos en la Patagonia chilena.

Así lo ratificó la directora de Jungheinrich, Silke Herrera: “por cada equipo a combustión que reemplazamos por otra máquina eléctrica, comprometemos 10 árboles, por lo tanto, serán 300 unidades nativas que se plantarán en la Patagonia Chilena junto a SQM”.

En ese contexto, la minera recibió la certificación de Fundación Reforestemos que sella la contribución de la compañía a la reforestación del sur de Chile.

En la instancia, SQM anunció una importante noticia: duplicará la cantidad de árboles comprometiendo 300 árboles nativos adicionales, concretando en total 600 unidades.

Comentarios

[miniorange_social_login apps="linkin" shape="longbuttonwithtext" view="horizontal" theme="default" space="10" width="340" height="35" color="000000"]