x

Cochilco: «Si riesgos macroeconómicos globales no se profundizan, precio del metal rojo probablemente reduciría su volatilidad»

La Comisión Chilena del Cobre abordó los riesgos que actualmente afronta el metal rojo.

Cochilco dio a conocer su Informe Semanal del Mercado Internacional del Cobre, en el que se consigna que esta semana el precio del cobre fluctuó en un rango acotado, entre US$3,28 y US$3,34 la libra y con una amplitud de cUS$6 por libra frente a los cUS$28 la libra registrados la semana pasada.

En su reporte, la Comisión Chilena del Cobre advierte que «si los riesgos macroeconómicos globales no se profundizan, el precio del metal rojo probablemente reduciría su volatilidad, aunque mantendría el sesgo a la baja«.

Además, se señala que en el corto plazo, el metal rojo enfrenta tres riesgos significativos:

  • El elevado nivel de inflación en Estados Unidos y Europa. Para la próxima semana está previsto que la Reserva Federal de Estados Unidos suba la tasa de política monetaria. Las expectativas del mercado apuntan, con distinta probabilidades, a un rango entre 50 y 75 puntos básicos, aunque no es descartable un alza más agresiva. Si lo último prevalece, la tendencia a la baja en la cotización del cobre se profundizaría.
  • En China aún persisten los confinamientos parciales por rebrotes por Covid en diversas ciudades. Estos confinamientos desaceleraron el crecimiento anualizado del PIB a 0,4% durante el segundo trimestre del presente año y debilitan las expectativas para la demanda de cobre.
  • La guerra entre Rusia y Ucrania continúa presionando al alza el precio de los alimentos y energía, y consecuentemente el riesgo de una recesión global.

Efecto en la demanda de cobre

En el informe de Cochilco se menciona que la Comisión Reguladora de la Banca y Seguros de China, solicitó
a la industria financiera impulsar los créditos tanto a los desarrolladores como compradores inmobiliarios, así como permitir a los propietarios de viviendas suspender temporalmente el pago de sus hipotecas. Esta medida se produce cuando un creciente número de compradores de viviendas amenaza con dejar de cumplir con sus créditos, lo que está agravando la crisis inmobiliaria.

Actualmente, este sector representa una cuarta parte de la economía y en los últimos 25 años el Estado ha utilizado la propiedad inmobiliaria para impulsar el crecimiento económico. Es poco probable que la demanda de cobre del país asiático se recupere significativamente sin un estímulo focalizado en el debilitado mercado inmobiliario.

Además, se prevé que esta flexibilización crediticia anunciada no sea lo suficientemente grande o intensiva en materias primas como para reimpulsar la cotización del precio de los metales industriales en el corto plazo. El desarrollo y la propiedad de viviendas induce la expansión de la red eléctrica, la compra de equipos de aire acondicionado, refrigeradores, lavadoras, automóviles, entre otros, lo que impulsa la demanda de cobre.

A ello se suma el que los confinamientos por rebrotes del Covid en China no han terminado y, consecuentemente, continúan presentes los factores adversos sobre la demanda de metales industriales. Si bien en general las ciudades chinas están relajando las restricciones por rebrotes del Covid, al menos 41 ciudades están aplicando confinamientos parciales, lo que afecta aproximadamente al 22,8% del Producto Interno Bruto del país.

Comentarios

[miniorange_social_login apps="linkin" shape="longbuttonwithtext" view="horizontal" theme="default" space="10" width="340" height="35" color="000000"]