x

Voces Mineras insta a generar una Política Nacional de Fundiciones

La gremial resaltó que “se necesita una política que permita frenar y revertir la profundización de la pérdida de competitividad de nuestras fundiciones, mediante cambios estructurales de alto impacto”.

Ante la decisión del Directorio de Codelco y el posterior anuncio del Gobierno sobre el cierre de la Fundición Ventanas, la asociación gremial Voces Mineras (VVMM) reafirmó la necesidad de generar una Política Nacional de Fundiciones, para asegurar la competitividad y sustentabilidad de nuestra industria minera. Este desafío ha sido foco de preocupación de VVMM desde sus inicios como organización, frente al cual trabajó una propuesta que plantea una serie de acciones.

“Entendiendo que el negocio de fundición y refinería (FURE) es distinto del minero, que llega hasta concentrados en el caso de los minerales sulfurados –los que en la actualidad representan 2/3 de la producción en Chile– y dada la relevancia de la industria del cobre en la economía, el Estado debe definir una política y dar los incentivos para que el negocio FURE sea viable, sustentable y rentable”, expresó la institución.

En esa línea, afirmó que “el marco que se defina debe dar importancia al valor agregado hasta el cátodo de cobre como commodity (de mayor liquidez y seguridad frente a los concentrados); al desarrollo tecnológico asociado; a la recuperación de múltiples metales; a la disminución significativa de emisiones contaminantes y de millones de toneladas de material estéril del transporte marítimo”.

En ese contexto, la gremial resaltó que “se necesita una política que permita frenar y revertir la profundización de la pérdida de competitividad de nuestras fundiciones, mediante cambios estructurales de alto impacto”, como los siguientes:

  • Que el Estado implemente una estrategia de desarrollo del sector basada en incentivos para la creación de empresas público/privadas que levanten nuevos proyectos en lugares cercanos a los productores de concentrados y adecuados para el desarrollo regional, con tecnologías y gestión modernas.
  • Establecer en las nuevas empresas estructuras accionarias flexibles, promoviendo la asociación con empresas expertas en el rubro (chinas, japonesas, alemanas, por ej.), más capitales privados e institucionales, para lo cual sería relevantes asegurar un suministro de concentrados en el largo plazo, en condiciones mutuamente atractivas.

Cierre de Ventanas

Voces Mineras señaló que “las razones esgrimidas para el cierre de la Fundición de Ventanas, manteniendo el funcionamiento de la Refinería, han sido tanto su contribución a la contaminación de su entorno, como su deficitario resultado económico a través de los años”, aunque agregó que esta decisión conlleva una serie de consideraciones a tener en cuenta:

  • Su cese de operaciones no libera a Codelco de tratar los concentrados de la pequeña y mediana minería con la que tiene contratos vigentes. El Gobierno enviará un proyecto de ley al Congreso para que se libere a Codelco de esta obligación, cuya tramitación y eventual aprobación legislativa pudiera tomar algún tiempo, periodo durante el cual la Fundición Ventanas podría continuar operando. Una vez aprobada la Ley, Codelco deberá tratar los concentrados que hoy se funden en Ventanas, en otras de sus fundiciones.
  • El cierre de la Fundición Ventanas no podrá ser inmediato, pues requiere de un plan de cierre de acuerdo a la normativa vigente y que implica estudios e ingeniería para obtener los permisos necesarios, estimar su costo y definir un cronograma. Cumplir estos requerimientos tomará un tiempo significativo, no menor a dos años, periodo durante el cual la fundición podría seguir operando, cumpliendo con los requisitos del plan de descontaminación de la zona, ya que hoy día cumple con la norma vigente de captura de gases sobre 95%.
  • La reubicación de los trabajadores de la Fundición Ventanas en otras faenas de Codelco no será fácil, puesto que implicaría trasladarse a otras localidades. A ello se agrega la necesidad de considerar una solución aceptable para los cientos de trabajadores de las empresas contratistas.
  • Si las razones para el cierre de la Fundición Ventanas se aplicaren a las demás fundiciones estatales, algunas de ellas deberían también ser cerradas, originándose un problema laboral aún mayor.
  • Las fundiciones de Codelco se podrían mantener operando en la medida que logren ser sustentables, a través de aumentos de productividad y disminución de costos, y cumpliendo con las normas ambientales de hoy y futuras, lo que podría requerir de inversiones superiores a la que necesitaría una nueva fundición moderna, sustentable y competitiva. Las que no logren ser competitivas en estas condiciones deberían ir cerrando paulatinamente, en orden de prioridad, desde las más caras y las más contaminantes, siguiendo el ejemplo de la política de fundiciones de China, cuya estrategia implicó el cierre de numerosas instalaciones contaminantes, reemplazadas por fundiciones modernas.
  • Finalmente, junto a los factores anteriores, una política nacional de fundiciones debe considerar el tratamiento en nuestro país de los concentrados con alto contenido de arsénico, los cuales enfrentarían restricciones insalvables tanto en el transporte marítimo como en su procesamiento en el extranjero.

Comentarios

Conectate con