x

Comisión de Medio Ambiente despacha iniciativa que protege a los glaciares

Se trata de un articulado del proyecto que modifica el Código de Aguas para impedir la constitución de derechos de aprovechamiento de esta materia sobre los gélidos.

La Cámara de Diputados informó que la Comisión de Medio Ambiente concluyó la votación del articulado del proyecto que modifica el Código de Aguas para impedir la constitución de derechos de aprovechamiento de esta materia sobre los glaciares (boletín 11597).

Desde el organismo explicaron que la iniciativa busca establecer un perfil de conservación de un recursos cada vez más preciado, como es el agua dulce.

La propuesta legal -como indicó la Cámara- tuvo su respaldo en general ante la Sala en julio de 2018, por unanimidad. Sin embargo, fue objeto de indicaciones tras detectarse un vacío normativo en el texto. En concreto, se detectó la inexistencia de una prohibición para constituir derechos de aprovechamiento de agua sobre glaciares. Por esa razón, se hacía necesaria una modificación al código vigente.

En ese contexto, el proyecto retornó a la Comisión de Medioambiente para la definición de su articulado, considerando el punto recién mencionado, así como otras enmiendas, según señaló la entidad.

Desde la Cámara Baja indicaron que en la última sesión del grupo parlamentario se aprobaron varias indicaciones. Entre ellas, destacan algunas que especifican con más detalles qué es un glaciar. Asimismo, otras normas dan cuenta de la protección que deben tener los glaciares en cuanto a actividades que pueden realizarse sobre o cerca de ellos.

El diputado informante y presidente de la instancia, Daniel Melo (PS), agradeció el trabajo de la instancia, dijo que «se trata de un proyecto con un beneficio importante para las y los chilenos”.

Código de aguas

Cabe recordar que el 25 de marzo pasado se promulgó la reforma al Código de Aguas. Y como señalan desde la Cámara, «el marco normativo contiene múltiples y significativos cambios. Entre ellos, establece una priorización para el uso -y no uso- de las fuentes hídricas, privilegiando el agua potable y saneamiento».

En términos ambientales, establece condiciones para la sustentabilidad de las fuentes de agua dulce porque “cumplen la función de preservación ecosistémica”, según estipula el documento.

Asimismo, el proyecto también obliga a la salvaguarda in situ de las aguas en áreas protegidas, mediante la constitución de reservas de agua con fines de conservación y la prohibición de otorgar concesiones hídricas en estos sectores especiales.

Comentarios

[miniorange_social_login apps="linkin" shape="longbuttonwithtext" view="horizontal" theme="default" space="10" width="340" height="35" color="000000"]