x

Corporación LitioIniciativa: Impulsando una producción directa, más sostenible y eficiente de litio

Solución tecnológica permite mayores niveles de recuperación del mineral, en plazos más acotados, e incluso a partir de salmueras de baja concentración, más amigable con el medio ambiente, con la biótica, más favorable en la relación con las comunidades.

El avance de la electromovilidad está impulsando la demanda de litio, ante lo cual las empresas productoras se ven en la necesidad de operar de manera más eficiente, resultando la tecnología un aspecto clave.

En este escenario es que se ubica Corporación LitioIniciativa, “que pretende invitar, atraer, a un conjunto de empresas, startups, compañías maduras, que nos permitan abordar desde la extracción de litio, en los salares, hasta la producción de cloruros y carbonatos, junto con productos de mayor valor agregado”, señala Pedro Morales, director general.

El profesional destaca que entre las empresas que forman parte de la Corporación, se encuentra Lanshen Technology, que posee una tecnología para extraer litio directamente desde la salmuera(Lanshen CMR Tecnología), la cual es la única DLE tecnología que cuenta con experiencias industriales, incluye “producción de una resina de extracción directa y selectiva de litio desde la salmuera, en cantidades suficientes como para abastecer la puesta en marcha de operaciones de producción de litio, de a lo menos 50 mil toneladas por año de carbonato de litio equivalente”.

Ello se ve complementado con desarrollo de unas plantas de producción directa desde salmuera  sin pretratamiento.

“que trata de optimizar todo lo que tiene relación con la circulación de la salmuera, la vida útil de la resina, el que la planta sea automática. El corazón de esta instalación son las columnas de absorción – lavado y desorción de  litio”.

“Estamos hablando de una resina que puede secuestrar, extraer o absorber cloruro de litio, preferentemente respecto de otras sales, como el cloruro de magnesio, el de potasio o el de calcio, o de sodio. Cuando haces este proceso, solamente vas a atraer al cloruro de litio, lo que le da una singularidad. Desde el comienzo, eres capaz de separar el litio de las otras sales que están en la salmuera”, recalca.

Esto posibilita el que “puede retornar la salmuera pobre en litio al salar. Esto evita el tema de la pérdida del agua, de la evaporación, el consumo indirecto de los procesos convencionales”.

La otra ventaja es que “puede trabajar con salmueras tan pobres, que tengan 200 ppm de litio. El rango es tan amplio, desde 200 a 5.000 ppm”.

Esto permite “que puedas realizar operaciones económicas con salmueras pobres, y como el proceso es tan corto, no es necesario realizar plantas gigantescas”.

Ventajas de la tecnología

El director general de la Corporación explica que “esta tecnología al final del día, es una búsqueda de una forma eficiente de usar el agua. Extraes el litio del agua en la salmuera, recuperas selectivamente el cloruro de litio utilizando agua, y posteriormente los procesos son básicamente de concentración, porque si entras con 200 ppm de litio en la salmuera, vas a salir con 100 ppm de las columnas, y luego tienes que ir solamente concentrando”.

“Obviamente, al ir concentrando, van quedando trazas de otros elementos, que vas removiendo a través de sucesivas etapas de purificación, concentración y refinación, hasta que te queda una solución de cloruro de litio grado batería, que luego prosigue hasta cristalización, con lo cual el agua que has usado en el sistema lo recuperas, y lo retornas a la etapa en que tienes que extraer el litio de la resina. El cloruro de litio cristalizado prosigue a etapas posteriores, que son producción de carbonato de litio grado batería, de hidróxido de litio, litio metálico y otros derivados”, agrega.

Es así como “todo el sistema se centra en una entrada inicial, que es el cloruro de litio. Por lo tanto, no usa reactivos distintos, no requiere otros reactivos, solamente transita a través del agua”.

Por sus características, esta tecnología “puede operar en salares donde hay muchos partícipes de en la propiedad minera, porque instalas una unidad de preconcentración y luego sacas el litio, lo pre-concentras y lo mandas a un centro de producción. A muchos propietarios mineros le instalas la unidad de columnas de absorción y preconcentración, para luego llevarlo a un centro de producción único”.

“Esto hace que el sistema sea más económico. En segundo lugar, puedes elaborar otras estrategias de explotación de los salares, en donde eres más amigable con el medio ambiente, con la biótica, más favorable en la relación con las comunidades”, resalta Pedro Morales.

No con menor importancia, la corporación ya tiene una planta piloto de las mismas tecnologías DLE en chile que puede procesar 1 m3 de salmuera en un turno y están avanzando en un centro de investigación colectiva de desarrollo integral de salares en Argentina y varias plantas de demostraciones de 1000 tpa en otros países.

Quien hace hincapié en que “como esto puede operar con salmueras de baja concentración, media o alta, pones en valor económico salares que hoy día no se pueden explotar. Adicionalmente, pones en valor económico a salares que por las condiciones ambientales, del lugar, su pluviometría, o una baja radiación solar, los puedes explotar.

“Es cierto que requieres energía eléctrica para mover bombas, hacer los procesos de evaporación, pero ese suministro se puede obtener de manera fotovoltaica”, añade.

Respecto a las acciones que están llevando actualmente como Corporación, detalla que “estamos enfocados es recibir muestras de salmuera, para demostrar que es viable recuperarlas técnicamente con esta tecnología, que tiene la particularidad que la recuperación es más alta que en los procesos convencionales. En estos últimos, es de 50-55%, algunos dicen que pueden alcanzar 70%, pero nuestra tecnología tiene una recuperación mínima de litio de 80%; y si uno hace una adecuada gestión de la salmuera, podría llegar hasta a un 90%”.

La segunda ventaja es que “el tiempo de contacto que tiene la salmuera con la resina es muy corto. La producción de cloruro y carbonato de litio en los procesos convencionales puede tomar entre 12 y  18 meses, en este caso, producir cloruro de litio en la planta no toma más de un mes, y dejarla puesta en el cliente, no demora más de dos meses. Es decir, en tres meses tienes al cliente con la producción, lo cual da una ventaja en el time to market del producto”.

A ello se suma el que “en base de las experiencias de construir y operar las plantas DEL junta con experiencias de locales asociados,  somos capaces de construir plantas de 1.000 toneladas de carbonato de litio año equivalente, a la forma de cloruro de litio rápidamente comparado como otras tecnologías tanto convencionales como tecnologías pilotajes. Si necesitas 1.000 toneladas es un módulo, si necesitas 20.000, son 20 módulos. Hoy día, con todo el sistema de los centros integrados de operaciones, podrías operar automáticamente esas 20 unidades sin dificultad”.

“El que la planta sea modular tiene ventajas, porque te basta una ingeniería, la de la planta de 1.000 toneladas. Luego, puedes fabricar módulos en serie, con un crecimiento de escalonado de producción en el tiempo”, afirma.

“Desde que uno toma la decisión de invertir, hasta que uno inicia la operación, en China toma ocho meses. En Chile, sumando y restando, todo lo referido al transporte, diría que podría ser entre 12 y 18 meses la instalación de una planta”, finaliza.

Estatus de Lanshen CMR Tecnología

En la actualidad existe en China una capacidad de producción de 3,000 tpa de LCE, a la forma de cloruro de litio y está en construcción unas plantas con las capacidades más  de 20,000 tpa de carbonato de litio. ¡Es decir, estamos en presencia de una tecnología madura!

Datos de contacto

Pedro Morales C.

Director General

+56 9 84194663

Pedro.a.morales@gmail.com

Dr. Wang Zhiqiang

+56 9 37376565

Litio.inicial@gmail.com

 

Comentarios

Conectate con