x

Consejo de Competencias Mineras y Accenture impulsan programa para atraer a más mujeres y jóvenes a la minería

La iniciativa tendrá foco en Coquimbo y Atacama, regiones donde la matrícula técnico profesional y la participación de mujeres en minería es más baja en comparación a otras regiones del norte.

El Consejo de Competencias Mineras y el Programa Eleva anunciaron una colaboración junto a Accenture para atraer más talento joven a la minería en Chile, en línea a los compromisos que hoy tiene la industria de ser un sector más inclusivo.

El objetivo es que las y los jóvenes, entre los 14 y 18 años, que cursan enseñanza media técnica profesional, conozcan los atributos de la minería, como un lugar atractivo para trabajar y desarrollarse en él: con una importante tasa de empleabilidad, altos estándares de seguridad, innovador, con alto uso de tecnologías, responsable con su entorno y medio ambiente, con oportunidades para todos y todas.

Asimismo, se busca que ese interés se vea reflejado en la selección de carreras o especialidades técnicas o profesionales afines a la industria de la minería, particularmente en aquellas especialidades que son y serán más demandadas por el sector en los próximos 5 a 10 años, vinculando la formación con posibilidades reales de empleo en el futuro.

La iniciativa tendrá un enfoque nacional, tanto para hombres y mujeres, con especial énfasis en aquellas regiones del norte donde es más baja la matrícula de mujeres en especialidades mineras EMTP (enseñanza media técnico profesional), y donde existe menor participación de mujeres en empresas mineras. Estas regiones serían inicialmente Coquimbo y Atacama, según los datos reportados de la Matrícula 2021 por el Mineduc y el Estudio de Fuerza Laboral 2021 de la alianza CCM-Eleva.

Desde el CCM-Eleva destacan que ambas regiones tienen un potencial muy alto en buenos proyectos mineros, por lo que incentivar que más jóvenes se interesen en el sector va en línea a las necesidades de vinculación de la industria.

Trabajo en conjunto

La colaboración se centrará en tres acciones concretas: levantamiento de opinión y percepción de las y los adolescentes sobre el sector minero, a través de charlas, encuestas e interacciones en RRSS (ej. Instagram); relanzamiento del portal web Ser Minería, que es un portal de orientación vocacional, con información sobre la oferta académica, requisitos de entrada, mitos y verdades, y más; y la realización de una campaña de atracción en redes sociales para llegar tanto a las y los jóvenes como a sus redes de apoyo, incluyendo a familiares, tutores y profesores.

“Queremos que más personas conozcan las oportunidades que tiene la minería y que los jóvenes sean parte de ella, aportando con sus conocimientos en un sector que se ha propuesto cambios concretos para ser más inclusivo, innovador y respetuoso con el medio ambiente”, expresó Verónica Fincheira, gerenta del Consejo de Competencias Mineras, iniciativa del Consejo Minero quien invitó “a las familias, tutores y profesores, a apoyar y fomentar que las niñas y adolescentes vean que tienen grandes oportunidades de desarrollo profesional, las mismas que sus pares masculinos”.

Contexto nacional y regional minero

De acuerdo con la octava versión del Estudio de Fuerza Laboral de la Gran Minería Chilena, elaborado por la alianza CCM-Eleva, para la década 2021-2030 se estima que las empresas tendrán que atraer más de 25 mil talentos, como resultado de la combinación de retiros y de la creación de nuevos puestos de trabajo. La mayor demanda se presenta en cuatro cargos: mantenedores mecánicos, mantenedores eléctricos y operadores de equipos (móviles y fijos). También así destacan la generación de nuevos empleos vinculados a los centros integrados de operaciones, la conducción de vehículos de alto tonelaje, el desarrollo de los vehículos autónomos, la electromovilidad, la anticipación al cambio climático, entre otros ejemplos.

Esta demanda requerida por las empresas mineras, se contrasta con una caída entre los jóvenes que optan por carreras relacionadas al sector. En 2020 hubo 23.500 personas que ingresaron a programas de educación superior relacionados con la minería, lo que refleja una disminución de 12% respecto del año anterior, y de un 24% en relación a 2015, año en que se registró el mayor número de matriculados. En la región de Coquimbo existe una baja matrícula de mujeres, hasta 7 puntos porcentuales más abajo que en otras regiones del norte del país. En tanto en la región de Atacama, la participación de mujeres en empresas mineras es de un 8,8%, donde se evidencia que ha tenido un crecimiento inferior a otras regiones.

Pablo Camilleri, director ejecutivo de Accenture Chile, destacó que “decidimos unirnos a este programa para atraer y preparar a las nuevas generaciones en las habilidades que serán claves para el futuro de la minería. Y no solo es una oportunidad para la industria, sino que para el país en su conjunto. Muestra de esto es un estudio reciente de Accenture y País Digital, según el cual, si preparamos hoy a las personas para trabajar en conjunto con las nuevas tecnologías, podemos agregar al PIB de Chile US$ 2,8 mil millones de aquí al año 2030”.

En la misma línea, Vladimir Glasinovic, director del Programa Eleva de Fundación Chile, agregó que “para que las empresas y proveedores de la minería puedan seguir aumentando la contratación local y la participación de mujeres en el sector, necesitamos fomentar que más mujeres ingresen a estudiar carreras STEM vinculadas a la minería, en todo Chile, pero especialmente en la región de Coquimbo, donde existe una matrícula de mujeres más baja en este tipo de carreras, y también para asumir los cargos de mantenedoras eléctricas o mecánicas, y operadoras de equipos fijos o móviles, que serán los 4 cargos con mayor brecha de aquí al año 2030”.

Comentarios

[miniorange_social_login apps="linkin" shape="longbuttonwithtext" view="horizontal" theme="default" space="10" width="340" height="35" color="000000"]