x

Infraestructura hídrica compartida como una opción: Identifican desafíos y oportunidades para Chile y Perú

Como parte de la investigación realizada por SMI-ICE-Chile, Cesco y GIZ, se consideró un análisis comparativo entre un escenario donde hay un sistema hídrico -parcialmente- compartido pero no óptimo con otro escenario donde el sistema hídrico está optimizado.

Considerando la demanda creciente de consumo de agua total que ha ido experimentando la minería del cobre, la importancia que esta industria recurra a soluciones para enfrentar la escasez de agua del planeta dejando de utilizar agua continental, aumenta de forma inminente. Douglas Aitken, gerente general del Sustainable Minerals Institute, SMI-ICE-Chile, que es parte de The University of Queensland, Australia, realizó su exposición- en Cesco Week 2022- sobre los desafíos y oportunidades que tiene compartir una infraestructura hídrica.

Para puntualizar estos, se abocó en el análisis y  resultados de una investigación realizada en conjunto con Cesco y GIZ,  expertos, empresas y sociedades públicas de Chile y Perú.

Análisis de la situación de Perú y Chile

En Perú se percibe: Falta un enfoque integrado del uso del agua, la institucionalidad pública no está suficientemente empoderada, presencia de conflictos socioambientales, existencia de más competencia que colaboración entre los sectores, entre otros.

En Chile se percibe: Incertidumbre sobre impactos socioambientales en el borde costero, las soluciones son acciones individuales de cada sector o empresa, los marcos normativos existentes no facilitan una gestión integrada de cuencas, oportunidad de crear una red unificada de distribución de agua pensando en la experiencia del sector eléctrico, entre otros.

Aitken profundizó el análisis señalando que se comparó un escenario donde hay un sistema hídrico -parcialmente- compartido pero no óptimo con otro escenario donde el sistema hídrico está optimizado. Y en base a ello, se realizó un cálculo en el costo económico de éstos y también en cuanto a costo ambiental.

¿Resultados? «Básicamente encontramos que el costo económico es casi la mitad para un sistema optimizado, eso considera sólo el costo de las tuberías no de las plantas desalinizadoras», develó el gerente.

Desafíos

Frente a ello y después de investigar el contexto, – considerando  múltiples fuentes de agua, no sólo desalinizada-,  el expositor compartió los desafíos como asimismo las oportunidades que se observaron:

  • Institucionalidad hídrica fragmentada que carece de una visión holística e impide políticas públicas y regulación adecuada
  • Incertidumbre respecto de los impactos ambientales de la desalación
  • Falta de cooperación entre sectores y actores
  • Insuficiente gestión del agua
  • Riesgos económicos y falta de financiamiento

Oportunidades

  • Colaboración para la creación de una red unificada de distribución de agua
  • Adaptación costo-efectiva y más sostenible frente al creciente escenario de escasez hídrica
  • Alianzas público-privadas para la inversión
  • Aprovechar nexo energía verde y agua
  • Cambio de paradigma- competencia por colaboración

 

 

Comentarios

[miniorange_social_login apps="linkin" shape="longbuttonwithtext" view="horizontal" theme="default" space="10" width="340" height="35" color="000000"]