Con una capacidad de carga útil de 65 toneladas, el prototipo Sandvik TH665B está completando las pruebas de fábrica en California.

La finalización del acuerdo de prueba con Barminco y AngloGold Ashanti Australia pronto hará que el camión se pruebe en la mina de oro Sunrise Dam, para demostrar su viabilidad en una aplicación de transporte de rampa larga antes de que comience la producción comercial del Sandvik TH665B a fines de 2023.

Tras la presentación del Sandvik TH550B BEV de 50 toneladas en MINExpo INTERNATIONAL 2021 en septiembre pasado, Sandvik continúa ejecutando su estrategia BEV al expandir su línea de camiones y cargadores eléctricos a batería para incluir equipos de tamaño más grande y más pequeño. Sandvik TH665B está diseñado para mejorar la productividad, la sostenibilidad y la rentabilidad en las operaciones de minería.

“Con más de 50 años de experiencia en el diseño y la fabricación de equipos de minería subterránea, estamos orgullosos de seguir liderando el camino para ayudar a los clientes a adoptar soluciones más sostenibles”, dijo Henrik Ager, presidente de Sandvik Mining and Rock Solutions.

“Nuestro camión eléctrico de batería de 65 toneladas es nuestro último desarrollo para ayudar a los mineros y contratistas de roca dura a hacer el cambio hacia una minería más productiva y libre de emisiones”, añadió.

Diseño y tecnología

El Sandvik TH665B combina el diseño probado de Sandvik y la tecnología avanzada construida alrededor de sistemas de baterías y líneas de transmisión eléctricas.

Debido a una línea de transmisión eléctrica extremadamente eficiente, se espera que un Sandvik TH665B completamente cargado sea hasta un 30% más rápido en una rampa de 1:7 que un camión subterráneo diesel convencional comparable.

Cada una de las cuatro ruedas del camión está equipada con transmisiones independientes, lo que da como resultado una transmisión más simple, una mayor eficiencia general y una máxima potencia de salida. El tren motriz eléctrico del Sandvik TH665B ofrece 640kW de potencia continua, lo que permite una alta aceleración y velocidades de rampa rápidas.

El camión está equipado con el sistema de intercambio automático patentado de Sandvik, que incluye las funciones AutoSwap y AutoConnect, que permiten cambiar la batería de forma rápida y sencilla en cuestión de minutos, y sin ninguna infraestructura importante como puentes grúa u otros equipos de manejo pesado. El Sandvik TH665B también cuenta con un nuevo sistema de elevación de batería para mejorar la confiabilidad. Sandvik ha rediseñado la caja de la batería para mejorar la capacidad de servicio, lo que permite cambiar los módulos de la batería sin necesidad de retirar los paquetes de batería de la caja para el servicio.

La nueva cabina del operador del camión utiliza el mismo diseño que la cabina líder en la industria, la del camión subterráneo Toro™ TH663i de Sandvik. La cabina ofrece una ergonomía de primer nivel para el operador con un número significativo de posibilidades de ajuste para facilitar un entorno operativo cómodo.

El diseño del bastidor de oscilación central da como resultado estabilidad, y la suspensión del eje delantero garantiza una conducción suave en caminos irregulares.

La cabina del Sandvik TH665B está equipada con dirección con joystick, una gran pantalla táctil a color y el sistema de control más nuevo, lo que brinda fácil acceso a los datos del equipo.