x

Socias de Minnovex visibilizan cómo ha sido la participación de la mujer en el sector minero

En el Día de la Mujer, las ejecutivas entregaron su opinión sobre el camino que se ha recorrido en la industria minera para lograr mayor participación y visibilización de la mujer y además, explicaron cómo han avanzado sus respectivas empresas en esta materia.

En conmemoración al Día Internacional de la MujerXimena Henríquez, CEO de TRES60; Trinidad Carmona Sales & Marketing Director Drillco;Pamela Garrido, gerente General CIMS JRI, explicaron cómo ha evolucionado la participación femenina en el sector minero, las acciones concretas que se han realizado a nivel país y los avances de sus respectivas empresas en materias de equidad de género.

Las representantes coinciden en que el trabajo ha sido difícil y lento, pero gracias a instituciones que promueven las políticas de igualdad y ayudan a reconocen el talento femenino en distintas áreas, se ha observado un aumento de mujeres en las empresas mineras.

Poder Femenino: El despegue de las mujeres en la minería

A modo de contexto, la CEO de TRES60, Ximena Henríquez, explicó que “comienza marzo, el mes de la mujer, y es necesario reflexionar sobre el difícil camino que como mujeres hemos debido recorrer para abrirnos espacios en diferentes áreas e industrias, incluida la industria minera, las cuales por años han sido lideradas por hombres”.

Agregó que “una realidad que en nuestro país se vivió hasta 1996 cuando fue eliminada del Código del Trabajo la restricción que impedía que las féminas trabajaran en los yacimientos mineros, permitiendo recién hace 25 años que nosotras pisáramos una mina y pudiéramos avanzar en esta importante industria”.

“Desde esa fecha el camino ha sido pedregoso pero explosivo. Actualmente, la participación de las mujeres en la industria minera alcanza un 12,2%, según estadísticas del año 2021 entregadas por el Estudio Fuerza Laboral de la Gran Minería Chilena, y se espera que año a año vaya aumentando y la equidad de género en este terreno pase de ser un ideal, a la realidad”, explicó Herníquez.

De la mano con esto, la representante de TRES60 mencionó que “el desafío es seguir abriendo puertas, no solo a profesionales consolidadas si no a las nuevas generaciones, para que desde sus primeros pasos laborales vean a la industria minera como una oportunidad de desarrollo. De esta manera, impulsar la formación técnica es un buen comienzo, esto permitiría ingresar al mercado laboral minero una dotación femenina más joven y en un tiempo menor”.

Sumando a esto, indicó que “la inclusión femenina en minería a pesar de su poco tiempo en Chile hoy ostenta cargos directivos y gerenciales. Empresas como TRES60 que presta servicios a la gran minería en Chile hace más de 30 años, apostó por una mujer para liderar a su equipo, es así como del año 2020 lidero esta compañía”.

“Esa es la senda que se debe seguir, y aunque es un trabajo arduo, ser parte de organizaciones como Woman In Mining y Compromiso Minero, nos ayudan a unificar y poner en alto la necesidad de una paridad de género en la minería donde el gran paso es entender que el poder femenino no tiene límites”, culminó Henríquez.

Mujer-Industria-Minería: Un reto a la inclusión y equidad

Mujer y minería un gran reto de aumentar la participación femenina. ¿Qué avance se ha logrado?

Trinidad Carmona: Sin duda la minería ha logrado ciertos avances, aunque aún discretos, en materia de inclusión. Según el Consejo de Competencias Mineras, el 2012 la participación laboral de las mujeres en la industria era de un 7.1%, y el 2019, había avanzado apenas a un 8.9%. Sin embargo, del total de contrataciones realizadas el 2019, el 17% correspondió a mujeres, un 30% de las cuáles abandonó el cargo antes de cumplir el año.

¿Porqué es que la tasa de deserción es tan alta? Aquí entramos en materia de los retos que enfrenta la industria en temas de igualdad de género. La minería cuenta con varias particularidades propias de la industria: los yacimientos mineros se encuentran en mayor medida en zonas remotas de difícil acceso, lo cual se traduce en un sistema de turnos o bien de viajes frecuentes. Ambas opciones son bastante difíciles de compatibilizar con un equilibrio laboral-familiar, lo cual deja a la mujer en franca desventaja frente a un par masculino, implicando una menor participación y mayor tasa de deserción.

Más allá de acciones puntuales, lo que debemos como industria y país es lograr igualar la cancha en términos de responsabilidades tanto familiares como laborales, equilibrando la disponibilidad de ambos géneros en su dedicación a las tareas laborales y familiares. Ya hemos visto casos de éxito en Finlandia y Australia. En este último, ciertas mineras han adoptado el “Paternity Leave” obligatorio de 4 meses, a ser tomado antes de que el hijo cumpla los dos años. Al igualar el tiempo en que ambos, padre y madre, deben pasar alejados de sus puestos de trabajo para criar a su hijo, el costo industria de ambos géneros se iguala.

Los resultados están a la vista: un proceso de reclutamiento que prioriza las capacidades del postulante y no su género o situación familiar, una fuerte caída en la tasa de deserción en la industria, y finalmente, la construcción de una industria más igualitaria en términos de género. Australia, a pesar de que aún enfrenta múltiples desafíos en materia de igualdad, y de que las cifras aún son subóptimas (con un 16.1% de participación femenina al 2019), sí duplica las cifras de igualdad de género versus la industria en Chile, demostrando la efectividad de tales medidas.

Cómo empresa, ¿que están haciendo para avanzar en la inclusión y equidad de género?

Trinidad Carmona: En Drillco, tenemos el beneficio de ser una empresa de tamaño mediano, lo que nos da bastante flexibilidad en términos de las medidas adoptadas en post de la inclusión y equidad de género. Nuestro objetivo es propiciar un ambiente laboral donde las mujeres se sientan apoyadas en lograr un equilibrio trabajo-familia. Es por esto que ofrecemos una serie de beneficios que se van adaptando dependiendo de las necesidades de cada una: horarios flexibles, modelo de trabajo híbrido, cofinanciamiento de estudios, prácticas integrales, entre otros. Sin embargo, reconocemos que aún nos queda mucho camino por recorrer. En Drillco, el 17% del headcount corresponde a mujeres, duplicando el promedio de la industria minera, pero aún lejos de un real equilibro.

Un tema muy relevante hoy tiene que ver con las consecuencias de la pandemia. Durante los dos últimos años la tasa de deserción laboral femenina ha visto un alza sostenida, llegando a un desempleo del 10% en el primer trimestre de 2022, y no se ve un repunte en el corto plazo. Las consecuencias de la pandemia han afectado el tan preciado equilibrio trabajo-familia, por lo que hoy el tema de reclutamiento cobra una fuerza muy relevante en post de mejorar las cifras de igualdad de género. La ecuación no es únicamente económica, las empresas y proveedores debemos tener la capacidad de asegurar un ambiente flexible y protector, que apoye y facilite la multiplicidad de roles que asumen las profesionales hoy, en post de su desarrollo laboral.

 Mujer y minería un gran reto de aumentar la participación femenina. ¿Qué avance se ha logrado?

Pamela Garrido: Desde mi punto de vista, el principal avance es el reconocimiento de las barreras y brechas existentes, es un gran paso el identificar y reconocer, y es a partir de este reconocimiento que se pueden idear y construir soluciones. Es así como se han visto acciones concretas tales como el compromiso de empresas mineras a través de campañas de contratación femenina, entidades y ONG’s que promueven políticas de igualdad y reconocen el talento femenino en distintas áreas, tales como Women in Minning Chile y Comunidad Mujer y también se observa un leve aumento de mujeres en cargos de toma de decisión.

Hay que reconocer eso sí, que el tema de desigualdades no es solo en minería, por lo que hay acciones concretas que se deben realizar a nivel país: fomentar el liderazgo femenino, establecer políticas de corresponsabilidad parental, flexiblidad laboral, entre otras. La industria, en particular la industria minera, aún está en deuda, ya que sigue siendo un sector altamente masculinizado. Hemos avanzado, a paso lento… pero avanzamos.

Cómo empresa, ¿que están haciendo para avanzar en la inclusión y equidad de género?

Pamela Garrido: CIMS JRI, es una empresa de I+D que cuenta con paridad de género. Desde que asumí la gerencia general –en 2015-, nos hemos preocupado de formar jóvenes investigadores sin distinción de género, tratamos de mantener un equilibrio y nos preocupamos del clima laboral y crecimiento personal. Esto ha sido reconocido tanto a nivel interno entre los colaboradores, como a nivel de directorio y en la industria minera en general, logrando contribuir en un rubro claramente marcado por hombres, derribando barreras generacionales y de género y donde las mujeres están presentes en todos los niveles de la institución.

Comentarios

Conectate con