x

Formación online representa una posibilidad para ingresar al rubro minero

En la “Primera Radiografía de la Capacitación en Minería” elaborada por Mine-Class, se evidenció que solo el 15% de respuestas corresponden a mujeres que son trabajadoras directas de la minería, mientras que el resto declaró trabajar para empresas proveedoras, estar estudiando o cesantes.

La integración y el desarrollo de las mujeres en una industria históricamente masculinizada, ha generado un intenso debate y esfuerzos por aumentar los indicadores de participación de las mujeres, y así disminuir la brecha de género.

Cifras del Consejo de Competencias Mineras indican que a 2021 la participación de la mujer en la industria alcanzó un 12,2%. Sin embargo, en cuanto a educación y formación minera, aún la industria está al debe. Así lo corroboró la “Primera Radiografía de la Capacitación en Minería”, elaborada por la Ed-Tech Mine-Class, la que registró una tasa de respuesta femenina del 18%.

El informe profundizó en esta nueva forma en que las trabajadoras y trabajadores se están capacitando, analizando la perspectiva de 1.316 personas interesadas por la minería, pertenecientes a diversos estamentos dentro del rubro. De estas, 229 fueron mujeres, y donde el 90% de ellas tiene por motivación mejorar su formación profesional para acceder a nuevas oportunidades laborales.

En este reporte se evidenció, además, que el 44% de las mujeres trabaja en una empresa contratista o proveedora de la industria. Asimismo, el 23% se identificó como estudiante universitaria o de posgrado, mientras que sólo el 10% de los hombres se identificó con esta categoría.

Otra diferencia que registró la radiografía es la que existe entre el 20% de los hombres que declararon ser trabajadores directos de la minería, versus el 15% de las mujeres que están bajo está misma condición, asimismo, las mujeres que indicaron estar cesantes superan por 4% del universo, alcanzando el 7% del total de mujeres.

Tareas pendientes

Si bien en el último tiempo se ha avanzado en la integración femenina a la industria, aún quedan brechas relevantes en las que trabajar, como es el caso de la capacitación. Las mujeres, que siguen siendo minoría en el sector, ven en la capacitación una oportunidad para acceder a mejores oportunidades laborales, mientras que, en el caso de los hombres, las razones se diversifican. Las mujeres buscan acceder a mayor conocimiento para poder competir en este rubro donde la brecha de género aún es muy grande”, puntualizó Paula Valenzuela, gerente de operaciones de Mine-Class.

En cuanto a la cantidad de capacitaciones cursadas, las mujeres han tenido menos acceso a la educación online que los hombres. En ese contexto, quienes sí realizaron al menos un curso online, al ser consultadas sobre las horas a la semana dedicadas al estudio y formación, revelaron que dedican mayor tiempo de estudio que los hombres. Puesto que las que estudian entre 1 a 3 horas representan el 52%, de 4 a 8 horas el 28%; seguido por más de 8 horas, representando el 10%.

Con este informe esperamos visibilizar una compleja realidad país, junto con impulsar acciones y herramientas para la integración femenina, dado que su aporte al mercado es indiscutible. Por lo mismo, hemos visualizado que estos procesos de digitalización minera e innovación 4.0 permiten emparejar la cancha en esta materia, especialmente en los tiempos actuales, donde se ha demostrado que la capacitación online es una herramienta muy poderosa a la que todas y todos pueden tener acceso desde cualquier lugar”, explicó la ejecutiva de Mine-Class.

Comentarios

Conectate con