x

Región de Coquimbo cuenta sólo con un 18% de agua embalsada

El Boletín Climático del Ceaza además detalla que el embalse Cogotí en el Limarí registra el menor porcentaje de agua embalsada, correspondiente a 0.6% .

De acuerdo al reporte mensual del Centro de Estudios Avanzados en Zonas Áridas (Ceaza), la cantidad de agua embalsada es similar a la registrada durante el año 2012, iniciando el año con una cantidad embalsada de sólo un 18%, según los datos considerados hasta el mes de febrero del 2022.

“Debido a las capacidades y diferencias en las cuencas, el agua embalsada se comporta muy diferente en las 3 cuencas principales: Elqui actualmente mantiene su embalse de cabecera (La Laguna) con medianas reservas (60%) y con un 33% en el embalse Puclaro. Limarí tiene un 14% embalsado y ya presenta todos sus embalses con valores bajos, con el menor porcentaje, siendo el Cogotí el más crítico con solo un 0.6%. En Choapa también tiene una cantidad embalsada baja (10% embalsado en la provincia) y presenta valores similares a los observados en 2014”, detalla el último Boletín Climático del Ceaza.

Caudales de ríos

«El estado actual del sistema hidrológico de la Región de Coquimbo se encuentra en una situación muy delicada debido a las precipitaciones bajo lo normal que se han registrado desde el año 2018, esto ha provocado que los caudales se presenten bajos por cuarto año consecutivo, lo que ha llevado también a una constante disminución de los niveles de agua embalsados en el mismo periodo”, según indica el reporte del Ceaza.

Los caudales se presentan bajo lo normal en las 3 cuencas de la Región de Coquimbo. Los ríos principales, de las tres provincias de la región, registran 12% (Elqui), 11%(Limarí) y 8% (Choapa) de los valores históricos mensuales, respectivamente.

El Boletín Climático destaca que “los caudales presentan niveles muy bajos, debido a las escasas lluvias y nevadas de los años 2018, 2019 y 2020, siendo el pasado 2021 el cuarto año consecutivo en esta situación”.

La Niña

Se espera que el actual evento La Niña no se intensifique más y que durante febrero comience su etapa de retorno a condiciones neutras, las que deberían alcanzarse durante el otoño.

Sumado a que se pasaría a un estado neutro, existen otros factores que generan incertidumbre sobre el pronóstico de lluvias para este año 2022.

“Adicionalmente, se espera que las anomalías positivas de temperatura superficial del mar en el océano Pacífico suroccidental frente a Nueva Zelanda persistan durante el próximo trimestre, lo que favorecería aún más la persistencia de la sequía hídrica en la región y en el resto de Chile central”, pronostica el Boletín Climático del Ceaza.

Comentarios

[miniorange_social_login apps="linkin" shape="longbuttonwithtext" view="horizontal" theme="default" space="10" width="340" height="35" color="000000"]