x

AIA: “La Convención tiene una oportunidad preciosa de fortalecer la industria minera en todo su aporte al desarrollo del país”

“Para que una región como la de Antofagasta pueda desplegar toda su experiencia, su aporte, todo su conocimiento en torno al desarrollo minero industria, de servicios, de tecnologías para el país, necesita profundizar el proceso de descentralización público y privado”, expresó Fernando Cortez, gerente de la gremial.

La contribución de la minería al desarrollo nacional, como la importancia de avanzar en la descentralización, fueron los aspectos que se centró la participación de la Asociación de Industriales de Antofagasta (AIA) en la Comisión de Medio Ambiente de la Convención Constitucional, la que estuvo representada por Fernando Cortez y Osvaldo Pastén, gerente y director, respectivamente, de la gremial.

En la instancia, Fernando Cortez expuso que “la Región de Antofagasta es una región típica del encadenamiento minero, energético, portuario, hídrico, astronómico y de integración comercial. Así presentamos a la Región de Antofagasta, es un complejo productivo industrial de primera magnitud en Chile. Antofagasta es el segundo PIB del país después de la Región Metropolitana”.

Respecto a la Asociación de Industriales de Antofagasta, explico que “es un gremio que tiene 78 años de existencia y agrupa a empresas mineras y sobre todo, a empresas pequeñas, medianas y grandes empresas proveedoras de la minería principalmente, son 240 empresas. De nuestros socios, aproximadamente el 10% son compañías mineras, privadas y públicas, y el resto, como digo, son todas empresas proveedoras de pequeño y mediano tamaño”.

En esa línea, comentó que “desarrollamos un trabajo gremial potente, desde el punto de vista de la identificación y la promoción de oportunidades de negocios para nuestras empresas proveedoras, para las empresas proveedoras de la Región de Antofagasta, somos organizadores de una de las ferias más grandes del mundo en minería y servicios especializados para la minería, como es Exponor”.

Además, indicó que “tenemos dos colegios técnicos construidos por nosotros, uno en Antofagasta, otro en Calama, con una matrícula ambos de 2.000 alumnos. Tenemos un trabajo muy intenso además en la primera infancia, que es una de las áreas de intervención social más potente y estimulante en el quehacer de nuestro gremio, de nuestras diversas actividades”.

Rol de la minería

“Nos parece importante destacar en esta conversación la importancia de la industria minera. A veces nos queda el convencimiento de que se conoce poco sobre la industria minera en Chile, a pesar de que Chile es un país minero desde siempre. Somos el primer productor mundial de cobre y yodo, somos el segundo productor mundial de litio, explicamos el 60% de las exportaciones en Chile, el 25% de la inversión, el 14% del PIB y más del 9% del empleo”, resaltó en su presentación, Fernando Cortez.

Junto con ello, señaló que “Chile es un país minero, con un ranking muy importante a nivel mundial, y esta importante industria tiene además un impacto muy significativo en los ingresos, en el tema de la pobreza, incluso en la distribución de los ingresos en los últimos 30 años”.

La Región de Antofagasta es la capital minera de Chile, pero cuando nosotros decimos minería, y eso nos parece un concepto muy importante de compartir con ustedes, dado que reconocemos que tenemos una oportunidad como país muy significativa, para hacer un aporte estratégico al desarrollo de esta industria, nosotros destacamos que la minería es 1.400 rubros del área industrial, son 3.500 empresas proveedoras en Chile, minería son energías, en particular las renovables, minería es el eje de integración entre el norte chileno y los países vecinos de nuestro continente, es un eje de integración con los países asiáticos, es decir, la minería es un complejo industrial y de servicios que es muy importante tener presente a la hora de poder hacer definiciones tan importantes en la Constitución, en el sentido de reconocer en la minería una locomotora con una capacidad impresionante para inducir diversificación productiva, para inducir crecimiento de los otros sectores productivos“, comentó el ejecutivo.

En ese contexto, hizo hincapié en que “Antofagasta es un muy buen ejemplo de ello, de desarrollo energético, portuario, del recurso hídrico. Hoy día Antofagasta lidera los procesos de desalación, de agua de mar en Chile, quién lo iba a decir. Hoy la Región de Antofagasta lidera la cartera de proyectos de inversión en energía, todas renovables, un escenario que nadie imaginaba hace 10 años. Ojo, en Antofagasta, hace 40 años el principal escollo para el desarrollo industrial de la región era que no había energía, y que la poca que había era muy cara; y por otro lado, que no había agua. Hoy día tenemos el escenario absolutamente distinto“.

“Somos la capital minera de Chile, explicamos más del 50% de la producción minera de cobre. El 16% de la producción mundial de cobre está en el norte de Chile, en particular en la región. La industria explica más del 50% del PIB, más del 60% del empleo. En la Región de Antofagasta tenemos más de 1.390 empresas proveedoras, que no sólo las tenemos registradas, sino que también evaluadas, de las cuales mayoritariamente son pequeñas y medianas, y son todas empresas especializadas, especialistas, que están muy bien calificadas por el Sistema de Calificación de Empresas Proveedoras, es decir, son empresas que están bien desarrolladas desde el punto de vista técnico. Por lo tanto, es un capital muy importante que tiene el país y por supuesto la Región de Antofagasta”, agregó el gerente de la AIA.

Oportunidades de desarrollo

En el marco de su presentación, Fernando Cortez manifestó que “si uno mira el futuro y observamos la cartera de proyectos de inversión que tiene el país para los próximos años, tanto en minería como energía, que son los dos sectores traccionantes hoy día del crecimiento económico, la región que lidera esa cartera de proyectos de inversión es la de Antofagasta. Por lo tanto, tenemos ahí una oportunidad muy significativa en torno al desarrollo de este sector”.

Al respecto, mencionó que “el país tiene una oportunidad y también desafíos importantes en torno a la minería. El país necesita una estrategia, una visión de largo plazo de este sector, que reconozca las capacidades de esta industria, y que pueda aprovecharlas de la mejor manera en las distintas dimensiones del desarrollo. Por ejemplo, cómo la minería contribuye de mejor manera a la innovación, al desarrollo tecnológico, a la educación, a la integración de los pueblos, del pueblo atacameño en particular, del pueblo licalantai en la Región de Antofagasta, cómo profundizamos el desarrollo productivo con el desarrollo ambiental, con el desarrollo de los recursos hídricos, esos son desafíos estratégicos que tiene el país en torno a la industria, y la Región de Antofagasta, con su experiencia, es un aliado, es una historia, es una experiencia extraordinariamente valiosa que demuestra efectivamente lo que es la minería.

La industria minera no es un hoyo, no es un mineral, no es una piedra arriba de un camión. La minería son 1.400 rubros en Chile. Son 3.500 empresas proveedoras. Minería es puerto, son puertos, son cadenas logísticas. Minería es energía, energía sustentable. Minería es turismo, es salud especializada, es decir, es un complejo productivo industrial y de servicios especializados de un enorme valor para el desarrollo de Chile”, afirmó.

Junto con señalar que “la Convención tiene una oportunidad preciosa de fortalecer esta industria en todo su aporte al desarrollo del país y en donde la Región de Antofagasta es un aliado clave. Para eso, queremos enfatizar que es muy importante el proceso de descentralización. Para que una región como la de Antofagasta pueda desplegar toda su experiencia, su aporte, todo su conocimiento en torno al desarrollo minero industria, de servicios, de tecnologías para el país, necesita profundizar el proceso de descentralización público y privado, tenemos que fortalecer la presencia y la capacidad decisional de los distintos servicios públicos en el norte del país, y en particular, en la Región de Antofagasta. Servicios como Sernageomin, la Comisión Chilena del Cobre, el mismo Ministerio de Minería.

Y por otro lado, “las casas matrices de las distintas empresas mineras, todas descentralizándose en torno a la Macro Zona Norte del país, y en particular la Región de Antofagasta, para que se pueda desplegar toda la capacidad, toda la experiencia que está acumulada en este desarrollo minero de estos últimos 30 años”, finalizó el gerente de la AIA.

Comentarios

Conectate con