x

Aprueban RCA de proyecto que busca modernizar planta de Molymet para reducir en un 40% adicional sus emisiones anuales de SO2

El proyecto -impulsado por la empresa chilena con presencia productiva en cuatro continentes- se llevará a cabo en la comuna de San Bernardo y responde a los planes de sustentabilidad de la compañía establecidos desde 2007.

El Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) de la Región Metropolitana, aprobó la Resolución de Calificación Ambiental (RCA) del proyecto de modernización de las instalaciones de limpieza de gases y tostación del complejo industrial MolymetNos de Molymet.

Según explicó John Graell, presidente ejecutivo de la firma -que lidera la producción mundial de renio y molibdeno, y tiene capacidad para procesar el 37% del molibdeno a nivel global-, han decidido extremar la operación sustentable del proceso de tostación en su planta ubicada en la comuna de San Bernardo, y contribuir al resguardo ambiental de la cuenca de Santiago.

Con una inversión inicial de US$60 millones, esta iniciativa busca reducir las emisiones de dióxido de azufre (SO2), asociadas a las operaciones de tostación, en un 40% adicional respecto a los índices anuales autorizados, sin considerar ningún aumento en la capacidad máxima actual autorizada de tostación, de 82 millones de libras de Molibdeno al año.

En 2024 finalizará la primera etapa del proyecto, con lo cual MolymetNos contará con una nueva planta de ácido, en reemplazo de la antigua WSA1, y con otra planta de ácido fortalecida (WSA2), renovando completamente el sistema actual de limpieza de gases. Estos dos sistemas podrán operar en conjunto y en forma alternada, robusteciendo la capacidad de captura de gases. Adicionalmente, se dispondrá de una nueva instalación para minimizar las emisiones ante la eventualidad de falla de alguno de los medios”, sostuvo Graell.

Ante esto, el presidente ejecutivo de Molymet comentó que la aprobación de este proyecto sostiene el compromiso que asumió la planta en 2007, en disminuir voluntariamente la mitad del límite de emisión anual de SO2, junto con recuperar y reutilizar cerca de la totalidad del agua empleada en sus procesos, además de descartar la contingencia por interrupción del suministro eléctrico. “Con esta resolución podemos pensar en los próximos 25 años del complejo, siempre desde una mirada sustentable, ubicando en el centro de nuestra gestión al medio ambiente, nuestras comunidades vecinas y colaboradores. Incorporando, de manera integrada, el eje social, económico y ambiental, que definen el camino a seguir para cumplir nuestro propósito”, enfatizó.

Comentarios

Conectate con