x

Proyecto nacional de economía circular para la industria minera será protagonista en nueva edición Expomin

More Chile busca reducir más de 1.000 toneladas mensuales de plásticos PET de las faenas mineras.

Se estima que en Chile el sector minero genera cerca de 500 toneladas diarias de residuos por plásticos PET, donde sólo se recicla un 15% de estos residuos, según datos de la Asociación de Industriales del Plástico (Aasipla).  Si a esto consideramos que sólo una botella de plástico puede demorar 400-600 años en degradarse, el plástico se convierte en un real problema para la industria.

Para presentar su propuesta medioambiental de economía circular para el rubro minero, More Chile será parte de la XVI versión de Expomin, visibilizando su programa More Green Recycle, el cual propone la recuperación total de las botellas de plásticos presentes en faenas mineras y otras industrias con la finalidad de reciclarlos, convertirlos en resina de PET y fabricar nuevos envases.

Para la emprendedora social y directora general de More Chile, Giselle Bracamonte, hoy la industria minera está focalizando importantes esfuerzos en gestionar iniciativas de impacto ambiental y desarrollo sustentable, donde acciones de More Chile serán estratégicas para la minería del fututo. “Sabemos que cada uno de los 250 mil trabajadores de la industria minera, por norma, deben consumir entre 5 y 6 litros de agua al día. Si lo miramos en cantidad de envases, estos superan las 1.650 toneladas mensuales. Por ello, acciones como la nuestra permiten contribuir a una minería más amigable con el ambiente, entregando soluciones eficientes y de real impacto al evitar que más plásticos lleguen a rellenos sanitarios, a través de estrategias de economía circular”, expresó.

Actualmente, la compañía – a través de su programa More Green Recycle – provee a tres faenas mineras del país, logrando gestionar un eficaz sistema de triple impacto ambiental, económico y comunitario.

En este sentido, ya están avanzando para generar alianzas con 10 compañías mineras más de la macrozona norte, y así dar inicio a una segunda fase que implicará la construcción de una planta de reciclaje en la zona, y una fábrica de productos derivados de PET, principalmente de construcción, un modelo triple impacto, económico, social y medioambiental, que deriva en creación de nuevos empleos, trabajo con comunidades locales, entre otros beneficios.

Comentarios

[miniorange_social_login apps="linkin" shape="longbuttonwithtext" view="horizontal" theme="default" space="10" width="340" height="35" color="000000"]