x

Marcos Kulka: “Chile se encuentra en una posición privilegiada para aportar a la descarbonización”

Así lo señala el gerente general de Fundación Chile en entrevista con MINERIA CHILENA, donde repasó el evento “Fast Foward Mining”, que se realizará el 31 de agosto y el 1 de septiembre, en que se abordarán temas de minería verde y el avance tecnológico del sector minero.

Entre el 31 de agosto y el 1 de septiembre se realizará el Fast Forward Mining, cuyo objetivo es impulsar una visión sostenible en la industria minera, por lo que será un espacio en que se abordará el aporte de este sector en la creación de valor para el desarrollo y reactivación de Chile.

El evento es organizado por Fundación Chile, por lo que su gerente general, Marcos Kulka, entrega detalles a MINERÍA CHILENA respecto al escenario en el que actualmente se desarrolla la actividad minera, además de su rol ante el cambio climático y los esfuerzos que realizan la industria en materia de descarbonización, entre otros temas.

Asimismo, el ejecutivo señala que “Chile se encuentra en una posición privilegiada para aportar a la descarbonización” y adelanta que “la incorporación de tecnologías digitales resulta crítica para los desafíos que tiene el sector en materia de sustentabilidad” y que la minería ha sido “pionera” en definir las competencias en la transformación digital.

¿Cuál es el aporte que ven de la industria minera en la creación de valor para el desarrollo y reactivación del país?

La industria minera ha jugado un rol estratégico en el desarrollo del país, en la última década el sector entregó cerca de US$100.000 millones al fisco.

Cabe destacar que el cobre pasó a ser un material mucho más apreciado durante la pandemia por sus propiedades bactericidas, además de ser considerado un material clave para nuevas industrias en ámbitos como las energías renovables no convencionales, insumo para combatir el cambio climático, acelerar el desarrollo de la transformación digital por nombrar algunos.

Afortunadamente el sector pudo mantener su continuidad operacional en los momentos más complejos debido a las estrictas medidas sanitarias que impuso, así se mantuvo como uno de los pilares de la economía nacional, con una importante participación de 12,5% en el PIB nacional durante 2020.

El año pasado, los productos mineros representaron 56,8% de las exportaciones totales de Chile, totalizando aproximadamente 41,800 millones de dólares (frente a los 35,300 millones en el mismo período en 2019). Lo anterior fue determinante para que Chile mantuviera su liderazgo como productor mundial de cobre, cerrando el 2020 con un 28,1% de la producción mundial de cobre, mientras que Perú retrocedió al 10,5%.

Hoy el sector está enfrentando desafíos sin precedentes para atender la crisis medioambiental (cero emisiones, cero residuos, gestión hídrica) y el valor social que demanda la comunidad, que le permitirán transitar hacia un desarrollo más inclusivo y sustentable. En este contexto, su rol como motor de la economía nacional se acentuará aún más para salir de la crisis y reactivar la economía.

La minería será una pieza clave en el combate del cambio climático, como lo ha señalado el ministro Juan Carlos Jobet, ya que los metales son críticos para la transición energética y la electromovilidad, por lo que serán muy demandados. Pero el incremento de la oferta de éstos será un gran desafío con yacimientos cuya ley ha ido bajando, ante lo cual será relevante la contribución que pueden entregar las nuevas tecnologías y la innovación será crucial. Como asimismo el desarrollo de nuevas habilidades laborales en el marco de la transformación digital que está viviendo la industria.

El primer tema del evento es sobre cambio climático, ¿Cómo ven al sector minero chileno para enfrentar las tareas de mitigación y adaptación frente al informe del IPCC?

Hoy hay consenso en la industria que el desarrollo económico no es posible si no va acompañado de una estrategia de desarrollo sustentable, así lo mostró el sector al convertirse en el primero que comprometió metas de reducción de emisiones de gases efecto invernadero, evidenciando su interés por aportar al cumplimiento de los objetivos de Chile de carbono neutralidad al 2050 y combatir el Cambio Climático.

Las compañías asociadas al Consejo Minero, que representan el 97% de la producción nacional de cobre, voluntariamente suscribieron el acuerdo. Entre estas metas podemos destacar el compromiso de Codelco de reducción del 70% de las emisiones a 2030, con respecto a 2020; o el de BHP que comprometió una reducción global de 30% a 2030, con respecto a 2020, y carbono neutralidad a 2050; y a nivel nacional una reducción de 70% de las emisiones a 2025, por mencionar algunos ejemplos.

Las conclusiones del último Informe del IPCC encendieron aún más las alarmas sobre la necesidad de apurar el tranco para lograr cero emisiones y cumplir la meta de 1,5 °C establecida en el Acuerdo de París, pero el camino en esa dirección ya empezó.

En cuanto a medidas de adaptación al cambio climático, la industria ha ido avanzando en materia de gestión hídrica para así asegurar la disponibilidad del recurso para sus procesos, tras el impacto de una década de sequía y pese a utilizar solo el 3 % del agua en Chile, pero obviamente más concentrado en los territorios donde opera. El menor consumo de agua continental destaca a través de medidas de eficiencia y recirculación del recurso hídrico, así como el uso de agua de mar –mediante plantas desalinizadoras- y de aguas servidas tratadas. Es indudable que este es un importante avance, pero además se puede acelerar el tranco en la medida que se comparta infraestructura crítica, como plantas desaladoras.

A esto se suman los planes de gestión y resiliencia frente a eventos climáticos extremos, donde destacan los de depósitos de relave, así como la gestión de residuos y en general en materia de economía circular. Acá todavía existen desafíos importantes de pensar la minería del mañana con emisiones netas cero, sin utilización de aguas continentales, sin relaves, y en un sistema pensado absolutamente circular.

A su juicio, ¿cuál es el contexto actual de la minería chilena en descarbonización y los pasos que se vienen a futuro en el sector?

Desde el punto de vista global, Chile se encuentra en una posición privilegiada para aportar a la descarbonización como señalé anteriormente, dada la alta demanda de minerales que requiere tanto la electromovilidad como las tecnologías asociadas a las energías renovables.

Desde el punto de vista nacional, gran parte de las emisiones de la minería están relacionadas con el consumo de energía del sector, de ahí lo estratégico de las energías renovables. Una manifestación de los pasos que se están dando en esta dirección es que, al renovar sus contratos de suministro eléctrico, las compañías están optando por fuentes renovables, tendencia que se prevé se irá incrementando.

Sin embargo, hay aplicaciones no electrificables, donde se prevé que el hidrógeno verde, el denominado combustible del futuro, jugará un rol fundamental, como es el caso de los vehículos pesados de la minería (ejemplo CAEX).  Esto resulta crítico, ya que cerca de un 80% de las emisiones directas de GEI del sector en el país se explica por el uso de combustibles fósiles en los camiones de camiones de extracción de rajo. Otro desafío son las emisiones de alcance 3, donde la cadena logística para llegar a destino sigue siendo relevante en la emisión global.

¿Cómo se relacionan los desafíos en cambio climático para la minería local con el desarrollo de la economía circular?

Los desafíos de cambio climático se deben enfrentar avanzando hacia la Economía Circular. La industria ha sido históricamente lineal en la forma de operar de su cadena de valor (extraer, producir/consumir, desechar). La economía circular, en tanto, se sustenta en un sistema industrial que es restaurativo o regenerativo, postula la eliminación o reducción de los productos químicos tóxicos, la reducción de los insumos críticos (agua, energía), la extensión de los ciclos de vida de los productos, entre otros, todo lo cual se ajusta a los desafíos medioambientales que enfrentamos y de impacto positivo en los territorios.

En definitiva, se debe avanzar en la consolidación de modelos productivos que tomen en consideración su entorno económico, ambiental y social generando un valor compartido real donde toda la comunidad se vea beneficiada.

¿Qué objetivos ven en las discusiones sobre futuro del trabajo y valor territorial que se verán en el evento?

El propósito es relevar las acciones sectoriales que se están realizando para el desarrollo del Futuro del Trabajo.

La crisis sanitaria ha dejado lecciones en cuanto a la resiliencia y agilidad que debe tener el sector para adaptarse a los cambios, donde una fuerza laboral altamente capacitada y dotada de habilidades que le permitan enfrentar la acelerada transformación digital es fundamental.

¿Cómo ve la situación actual y perspectivas de la innovación y tecnologías de la minería chilena?

La incorporación de tecnologías digitales resulta crítica para los desafíos que tiene el sector en materia de sustentabilidad y para mejorar la competitividad de la industria en ámbitos diversos como son la seguridad de los trabajadores, la gestión de activos mediante la continuidad operacional y la optimización de procesos con menores leyes de mineral.

La minería del cobre también goza y debe aprovechar los avances de la inteligencia artificial, machine learning, data mining, realidad virtual, blockchain, entre varias más.

Además, la minería del cobre es un motor de atracción para sistemas de innovación abierta y emprendimientos que el día de mañana podrían ser los próximos unicornios. Finalmente, la minería ha sido pionero en ir definiendo las competencias que requerirán sus trabajadores en materia de transformación digital.

Comentarios

Conectate con