x

[+VIDEO] Director ejecutivo del AMTC destacó a la pequeña y mediana minería como oportunidades para empresas tecnológicas chilenas

El especialista destacó que las barreras de entrada de la pequeña y mediana minería son menores y sus necesidades de tecnología de avanzada, grandes; a lo que suma la existencia de centros de pilotaje que facilitan el poner a prueba soluciones innovadoras.

Los aportes que la automatización puede hacer a la productividad y a la seguridad laboral en minería fueron el tema central del webinar que el director ejecutivo del Advanced Mining Technology Center (AMTC), Javier Ruiz del Solar, desarrolló en la plataforma NetMin.

En su exposición, el Dr. Ruiz del Solar aclaró que el concepto de smart mining o Minería 4.0 engloba todas las tecnologías asociadas a la Industria 4.0 aplicadas a minería, las que incluyen no solo automatización y robótica sino que también inteligencia artificial, machine learning, ciencia de datos, IoT (Internet of Things) y disciplinas afines.

En cuanto a productividad, destacó que la automatización puede aumentarla al, por ejemplo, reducir cambios de turnos en faenas o al extender la vida útil de varios equipos si se someten a mantenimientos predictivos, lo que redunda en menor desgaste de piezas y uso eficiente de combustibles y otros recursos. En cuanto a la seguridad laboral, afirmó que equipos y tareas automatizadas pueden alejar a los operarios humanos de tareas peligrosas y ambientes adversos de la mina, y trasladarlos a centros de operaciones ubicados remotamente, donde no se exponen a peligros para su integridad física.

Minería autónoma

Ante la pregunta de qué es la minería autónoma del futuro, afirmó que pueden existir varias respuestas: una minería sin personas, una minería solo con equipos autónomos, una minería más segura y eficiente o una minería digital muy sensorizada.

Sin embargo, el académico propuso una respuesta integral: la minería autónoma es una minería más segura y eficiente en la cual humanos y máquinas interactúan de forma flexible, colaborativa y sinérgica. Esto porque una mina subterránea completamente automatizada es una tarea a largo plazo, principalmente por las más de 60 operaciones unitarias que una faena de este tipo posee, de las cuales casi ninguna está automatizada.

Recordó que automatizar procesos requiere de muchos factores, como resolver tareas complejas (a mayor complejidad de la tarea más difícil es automatizarla), en entornos altamente dinámicos y con poca observabilidad. Por ello recalcó en que el camino actual pasa por el paradigma de la robótica colaborativa, en que un operador humano supervise a la máquina autónoma y entregue asistencia en tareas que el equipo no puede realizar por sí mismo.

Tras consultas de los asistentes, el Dr. Ruiz del Solar señaló que mucho del avance en automatización en realidad se está dando en la gran minería: existe hoy una brecha tecnológica que la separa de la mediana y pequeña minería, sectores desatendidos por los grandes proveedores, pero destacó que ello representa oportunidades para el desarrollo de empresas tecnológicas locales, pues las barreras de entrada de la pequeña y mediana minería son menores y sus necesidades de tecnología de avanzada, grandes; además ya existen centros de pilotaje que facilitan el poner a prueba soluciones innovadoras.

Comentarios

Conectate con