x

Seminario abordó logros y desafíos de la operación y control remoto de los procesos mineros

En el marco del seminario PIDi UTEM-AMTC, la investigadora Norelys Águila destacó las ventajas en seguridad laboral y eficiencia que suponen los CIO.

El Programa Institucional de Fomento a la Investigación, Desarrollo e Innovación (PIDi) de la Universidad Tecnológica Metropolitana y el Advanced Mining Technology Center (AMTC) de la Universidad de Chile presentaron la charla virtual “Logros y desafíos de la operación y control remoto de los procesos mineros”, en el que profesionales mineras expusieron sobre su trabajo en operación remota de plantas de Minera Escondida.

La actividad, orientada a estudiantes de pregrado de ingeniería de minas, química y carreras afines, fue moderada por el investigador titular del AMTC, Dr. Humberto Estay.

La primera presentación estuvo a cargo de la Dra. Norelys Águila, investigadora del AMTC y académica del Departamento de Electricidad de la UTEM, quien se refirió a los desafíos y oportunidades tanto operaciones remotas como en automatización.

Tras detallar, a modo de contexto, las nociones básicas de automatización y control, destacó que este conocimiento se ha usado en minería para aumentar la eficiencia, mejorar la seguridad laboral y para contar con una recolección de datos más fiable, a fin de ser usados en el manejo de temas medioambientales.

Resaltó la poca disponibilidad de fuerza de trabajo calificada en lugares remotos, seguimiento de normativas cada vez más rigurosas relativas a seguridad y medioambiente, y volatilidad del mercado sumada a la disminución de calidad de las reservas de mineral como desafíos que la industria minera debe enfrentar y que están encontrando solución en la integración de operaciones mineras desde la mina hasta el puerto.

En este sentido, la automatización en minería, y los avances en comunicaciones, sensores, control, navegación e imágenes, han permitido finalmente que varias operaciones puedan realizarse en centros de operación remotos, permitiendo que los trabajadores estén lejos de la mina, en ambientes seguros y con proximidad física entre varios operadores y supervisores a cargo de distintos procesos, lo que permite tener una visión integral de toda la faena minera.

En cuanto a oportunidades específicas para los centros de operación remotos, la investigadora destacó el desarrollo de sistemas de predicción de variables que hoy no pueden medirse (por ejemplo, contenido de molinos SAG en tiempo real), como una forma de aumentar los ámbitos de automatización y mejorar la gestión, y diseñar estrategias de control avanzado para abarcar todos los niveles de la pirámide de control.

Experiencia en terreno

A continuación, tres profesionales de BHP expusieron la experiencia de Minera Escondida en operación remota de plantas de procesos mineros.

El primer turno fue de la ingeniera química Amanda Cerda, especialista de control de la planta concentradora Laguna Seca 2, quien describió cómo es la operación remota en dicha planta, que procesa 152.000 toneladas diarias de material.

Tras explicar cómo funcionan los procesos de chancado, molienda y flotación y el trabajo de un molino SAG, detalló cómo tales tareas pueden ser manejadas de manera remota: “En la sala de control recibimos gráficas y datos en tiempo real, alarmas de diferentes criticidades y comunicación directa con los operadores en terreno, quienes nos entregan información que no está en pantallas”.

Agregó que entre las funciones esperadas de un operador de sala de control se encuentra mantener estable la operación mediante el control de sus variables, mantener conocimiento de procesos estándar, manejo de situaciones anormales (por ejemplo, fallas eléctricas), conocimiento del sistema de alarmas y operar el software y sistema experto que usa el centro. Entre los equipos que se monitorean remotamente están los molinos SAG, correas de transporte, chancadoras e hidrociclones.

La siguiente expositora fue la ingeniera química Fernanda Escorza, especialista titular de control en lixiviación de sulfuros de BHP-Escondida, quien habló sobre el funcionamiento del proceso de cátodos en su faena, incluyendo plantas de lixiviación de óxidos y sulfuros. En cuanto a su experiencia como titular, la ingeniera destacó la importancia de conocer todo el proceso, sus variables y el terreno, además de tener la capacidad de tomar decisiones rápidas para enfrentar cualquier contingencia, especialmente al considerar que Escondida posee la pila de lixiviación más grande del mundo.

Como desafío destacó la puesta en marcha de la planta tras mantenciones que pueden durar un día completo para estabilizar la operación, por lo que es crítico mantener una buena comunicación con todos los operadores en terreno. En cuanto al control remoto de la planta, señaló que su función principal es el monitoreo de variables (información que entregan sensores de temperatura, nivel, presión, etc.), resolución de anomalías gracias a las herramientas remotas con que cuenta la sala de control, analizar constantemente lo que sucede en la planta e identificar los lazos de control (para evitar que la planta se detenga y para optimizar su puesta en servicio), y conocer las alarmas y sus categorías.

La última ponente fue Katherine Menzel, ingeniera principal de procesos NPI&CHO de BHP-Escondida, quien se refirió a los desafíos, las tecnologías y el uso de machine learning (aprendizaje de máquina) en la empresa. Afirmó que se busca que a futuro aumente la automatización de procesos, de forma de que los sistemas puedan tomar decisiones y que no dependan de personas que deban estar pendientes de múltiples variables; implementar sistemas de control inteligente; implementar recomendadores operacionales; optimización del uso de agua mediante machine learning en conjunto con los mencionados recomendadores, e implementar procesos más seguros, como sistemas anticolisión en camiones y medidores en tiempo real de resistencia a la fatiga de operadores de vehículos.

Consultada sobre las recomendaciones que darían a estudiantes con interés en trabajar en un centro integrado de operaciones, Fernanda Escorza insistió en que se debe tener gran rapidez en la toma de decisiones y disposición a aprender a trabajar con distintos tipos de personas. “Hay que tener la mente muy fría, cero ansiedad y nervios de acero. Una aprende mucho y se empodera. Además se aprende del modelo de negocios ya que el CIO contempla toda la operación de Escondida, por lo que se adquiere una visión global”, finalizó.

Comentarios

Conectate con