x

Fuerte demanda del mercado y resiliencia operacional generan a Anglo American un Ebitda subyacente de US$12.100 millones

Durante el primer semestre, la compañía pagó impuestos y royalty por US$470 millones en Chile y realizó una inversión en proyectos de desarrollo social y territorial por US$7,8 millones, impactando positivamente a cerca de 183 mil personas.

Anglo American anunció que su Ebitda subyacente aumentó a US$1.935 millones (30 de junio 2020: US$706 millones), impulsado por los precios récord del cobre y el aumento de 5 % en la producción.

El crecimiento de la producción a 330.000 toneladas (30 de junio 2020: 313.900 toneladas) se debió principalmente al sólido desempeño de planta que continuó registrando Collahuasi, así como a la mayor disponibilidad de agua prevista en Los Bronces como resultado de las iniciativas de gestión hídrica.

Los costos unitarios aumentaron en 8%, lo que refleja la mayor fortaleza del peso chileno, la inflación por el alza de los costos y los mayores costos en la gestión hídrica, compensados en parte por el aumento en la capitalización de la extracción de material estéril, el crecimiento de la producción y los mayores aportes de subproductos.

El gasto de capital aumentó en 5% a US$768 millones (30 de junio 2020: US$729 millones), lo que refleja el movimiento adverso del peso chileno, la mayor capitalización de extracción de material estéril, la mayor inversión en proyectos tecnológicos y la reposición de bienes de capital de rutina.

Mark Cutifani, presidente ejecutivo de Anglo American, expresó que “en el primer semestre de 2021, se observó una fuerte demanda y altos precios de muchos de nuestros productos al comenzar las economías a recuperar terreno, gracias a las medidas de incentivo de las principales economías. Los metales del grupo del platino y el cobre –esenciales para el imperativo mundial de descarbonización mientras electrificamos el transporte y aprovechamos las energías limpias y renovables– así como el mineral de hierro de calidad superior para la fabricación de un acero más ecológico, junto a las mejores condiciones de mercado de los diamantes, hicieron posible un desempeño financiero récord durante el primer semestre, que permitió generar un Ebitda subyacente de US$12.100 millones“.

“En un escenario de dificultades experimentadas por muchos países producto de la pandemia, se mantiene firme nuestro compromiso de hacer todo lo que esté a nuestro alcance para contribuir a proteger a las personas y las comunidades. Con este espíritu, hemos tomado la decisión de efectuar un aporte especial de US$100 millones a nuestra Fundación Anglo American, con el fin de financiar proyectos más ambiciosos y de más largo plazo en materia social, ambiental y de salud, en línea con los focos de nuestro Plan Minero Sustentable, con miras a la fase de recuperación pospandemia. Tras la aplicación generalizada de protocolos de salud en nuestras operaciones, la seguridad en el lugar de trabajo ocupa más que nunca un lugar prioritario en nuestra agenda. Apoyándonos sobre las considerables mejoras logradas en los últimos años, tengo el agrado de informar que no registramos ningún incidente fatal durante el primer semestre del año”, agregó el ejecutivo.

Junto con ello, resaltó que “la resiliencia de nuestro negocio en el marco de un complejo entorno operacional, con el soporte de las condiciones de mercado imperantes, se tradujo en un aumento de nuestro margen de Ebitda minero a 61%. El flujo de caja atribuible de US$5.400 millones contribuyó a disminuir la deuda neta a solo 0,1x Ebitda subyacente anualizado a fines de junio. En línea con nuestro compromiso con una disciplinada asignación de capital, además de nuestro reparto de dividendo establecido en 40%, efectuaremos un retorno adicional de US$2.000 millones a los accionistas, dividido en partes iguales entre un dividendo en efectivo especial y una recompra de acciones, que considera las distintas preferencias de nuestros accionistas, lo que asciende a un retorno total de efectivo de US$4.100 millones correspondientes al semestre”.

De igual manera, afirmó que “nuestro balanceado programa de inversiones está impulsando un crecimiento de volumen de 20%, con el potencial de mejorar los márgenes, en los próximos tres años y que considera la producción de cobre de Quellaveco, cuya entrada en producción se espera para 2022; así como un crecimiento de 25–35% en el mediano plazo. Nuestro negocio apunta crecientemente al suministro de metales y minerales necesarios para una economía baja en carbono y para atender las tendencias en la demanda de los consumidores a nivel mundial. Además de nuestro compromiso de lograr la carbono neutralidad en todas nuestras operaciones a 2040, estamos trabajando para cumplir con las expectativas de todos nuestros grupos de interés”.

Resultados área cobre

El Ebitda subyacente del negocio cobre aumentó a US$1.935 millones (30 de junio 2020: US$706 millones), impulsado por los precios del cobre y el aumento de 5 % en la producción.

Los positivos resultados generados por las operaciones de Anglo American en Chile tuvieron un impacto relevante en materia de aportes al país. En virtud de estos resultados, durante el primer semestre de 2021 Anglo American pagó impuestos y royalty por US$470 millones.

Al mismo tiempo, durante la primera mitad del año la compañía materializó inversiones en proyectos de desarrollo social por US$7,8 millones, en particular en las áreas de educación, salud, disponibilidad hídrica para la comunidad y desarrollo de capacidades locales, impactando positivamente a cerca de 183 mil personas.

De dicho monto, US$778 mil corresponden a apoyos a las comunidades en los territorios vecinos a las operaciones de la compañía para hacer frente a la pandemia por Covid-19, a través de la entrega de insumos médicos para centros hospitalarios y artículos de primera necesidad para las personas. Todo, en el marco de un contundente Plan de Apoyo en la Emergencia y la Recuperación frente a la crisis sanitaria, que comenzó a implementarse en 2020 y que a la fecha totaliza contribuciones por US$10 millones.

Hoy vemos que los mejores resultados financieros obtenidos gracias a nuestra gestión y al alza en el precio del cobre redundan en beneficios para todos nuestros stakeholders: nuestros accionistas, nuestros trabajadores, las comunidades donde estamos presente y el país en su conjunto, gracias al incremento en el pago de impuesto y royalty. La industria minera juega un papel fundamental en el desarrollo sostenible de Chile y en Anglo American estamos convencidos del rol que nos toca en ello. Los resultados que hemos alcanzado en los últimos años nos permiten seguir contribuyendo a mejorar la calidad de vida de miles de chilenos”, afirmó Aaron Puna, presidente ejecutivo de Anglo American en Chile.

Los aportes de la primera mitad del ejercicio se suman a la contribución realizada por Anglo American durante los últimos 5 años. Entre 2016 y 2020 la compañía ejecutó inversiones por US$4.300 millones en diversos proyectos operacionales, en tanto que los impuestos y royalties pagados en el período totalizaron más de US$3.600 millones.

Igualmente, solo en 2020 los programas sociales impulsados por la compañía beneficiaron de manera directa e indirecta a unas 500 mil personas, a través de iniciativas en educación, agua, empleabilidad, fomento al emprendimiento, salud y apoyo para hacer frente a la pandemia.

En este marco, el Programa Agua Rural ha permitido a más de 100.000 personas contar con un suministro hídrico estable y eficiente.

Las operaciones de Anglo American en Chile tienen un potencial de crecimiento que permitirá aumentar en 35% la producción actual al año 2040 y destinar unos US$190 millones en inversión social planificada a 2030.

Comentarios

Conectate con