x

Andrés Ossandón por royalty: “Puede impactar la materialización de nuevos proyectos”

El especialista en derecho tributario explicó a MINERÍA CHILENA que una medida como esta “desincentivará la inversión y desarrollo de nuevos proyectos, ya que incrementaría el rendimiento requerido, haciendo inviable proyectos poco rentables”.

La discusión sobre la posible instauración de un nuevo royalty a las empresas mineras sigue en pie. La aprobación de este proyecto de ley podría generar un impacto notable en el crecimiento, empleo e inversión. Por lo mismo, el abogado socio y especialista en derecho tributario de Arteaga Gorziglia, Andrés Ossandón, realizó un análisis tributario respecto a la aprobación de royalty minero y explicó a MINERÍA CHILENA cómo esta medida afectaría al sector minero. 

¿Qué impacto podría tener el royalty en el sistema tributario?

La verdad es que actualmente, prácticamente toda la gran minería del cobre en Chile está sujeta a contratos de invariabilidad que permanecerán vigentes en la mayoría de los casos hasta 2024, por tanto, cualquier cambio tributario, ya sea que establezca un nuevo royalty o modifique el existente no tendría efecto alguno hasta antes de esa fecha. Lo anterior, a menos que, tal como ocurrió en 2010 cuando se estableció el actual impuesto específico a la minería, las empresas mineras acuerden modificaciones a los contratos vigentes.

Por otro lado, hay que considerar que un royalty como el propuesto, que incrementa fuertemente la carga tributaria al establecer un impuesto a las ventas de minerales extraídos, podría desincentivar la inversión y llevar la recaudación futura a niveles menores que los actuales, produciendo en el mediano plazo un efecto contrario al buscado por el proyecto. Sobre este punto es importante recalcar que el royalty propuesto puede impactar la materialización de nuevos proyectos, ya que se pagaría con independencia a los resultados obtenidos, desincentivando nuevos proyectos en especial aquellos con menores leyes y rentabilidades, lo que terminaría repercutiendo negativamente en la recaudación fiscal.

¿Cómo influiría esta medida en el precio del cobre?

La minería del cobre en Chile representa aproximadamente un 28% de la producción mundial. Con estos números, se podría pensar que en un mediano-largo plazo el menor desarrollo de proyectos en Chile, como consecuencia de la implementación de un royalty técnicamente deficiente, podría impactar la producción de cobre y con ello su precio. Sin embargo, es probable que la inversión que no sea materializada en Chile sea canalizada a otros países, de forma de mantener la producción de acuerdo a la demanda que pueda existir.

 Ahora bien, de aprobarse el proyecto, es posible esperar en el corto plazo una venta anticipada de las reservas de cobre, de forma que su venta no sea afectada por el royalty, y con ello influir en el precio de cobre.

 ¿Cómo se verá afectada la industria minera con esta medida?

Ciertamente, de aprobarse un proyecto de royalty como el actual, se desincentivará la inversión y desarrollo de nuevos proyectos, ya que incrementaría el rendimiento requerido, haciendo inviable proyectos poco rentables, toda vez que la rentabilidad de estos proyectos sería consumida por este impuesto, que no grava la utilidad sino que las ventas. Si descontado el impuesto los beneficios económicos de un proyecto son negativos, este simplemente no se realiza.

Para mantener el estímulo a la inversión minera, el precio del producto debe ser suficiente para cubrir todos los costos incurridos, impuestos, la recuperación del capital invertido, y generar adicionalmente un retorno. Si el precio no cubre estos elementos, el proyecto no se materializa. Dicho esto, un royalty que no grave la renta o el margen operacional, como ocurre actualmente en Chile, sino que se determine en función de las ventas del mineral, pone en riesgo la realización de proyectos cuyo retorno es menor.

Por otro lado, una menor inversión minera, afectará igualmente a toda la industria de proveedores, que se verán afectados por un menor desarrollo de proyectos.

 ¿Es posible que disminuya el interés de los inversionistas?

Claro, un royalty como el propuesto afectaría los incentivos para la inversión minera en Chile, la que podría migrar a países con los cuales Chile compite por captar inversión como Australia, Perú, o Canadá. En efecto, los países compiten por atraer inversión, y ciertamente que un royalty como el propuesto, que incrementaría la carga tributaria total de la industria a niveles superiores que de aquellos países con los cuales Chile compite, y con ello el riesgo de recuperar la inversión, se traducirá en el mediano plazo en una menor inversión minera, especialmente en nuevos proyectos.

 ¿De qué otra forma se podría aumentar la recaudación del Estado sin imponer un royalty?

Hoy existe en Chile un impuesto específico a la minería, que no grava las ventas de mineral, sino que el margen operacional minero con tasas equivalentes a las establecidas en otros países, y que se incrementan según el margen obtenido, y que en términos generales se ha traducido desde su implementación en una recaudación total de aproximadamente USD 6.000 millones.

Ahora bien, ciertamente se pueden evaluar alternativas que permitan aumentar la recaudación de impuestos en la industria minera, y especialmente cuando el precio de los minerales y el margen operacional de la minería sea mayor. Para estos efectos pueden revisarse los actuales tramos y tasas, y fórmulas de determinación de bases imponibles, las que pueden ser ajustados o incrementados, cuidando siempre de no llevar la tributación minera a niveles fuera de los márgenes establecidos en los países con los cuales competimos, y manteniendo su determinación sobre las rentas operacionales y no las ventas.

Comentarios

Conectate con