x

Corporación Alta Ley: Componentes para mitigar al 100% la huella de carbono en la industria

A juicio de la dirección ejecutiva de la Corporación, para alcanzar la carbono neutralidad en su totalidad, “se requiere articulación de gobierno, políticas públicas, de la cadena de valor, de los proveedores, también de las generadoras eléctricas, de la misma cultura organizacional de las propias mineras”.

Durante el lanzamiento –online- del estudio  “Minería y Cambio Climático”, realizado por la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas, FCFM, Beauchef Minería, el director ejecutivo ASDIT y de Minería Verde de Corporación Alta Ley, Víctor Pérez, destacó – en su intervención- el 30% que se ha logrado en la reducción de huella de carbono en la industria en las últimas tres décadas, como también, los componentes articulatorios que se requieren para lograr una reducción del 100% en la huella de carbono en este sector.

“Tomando la industria del cobre, si analizamos los últimos 30 años, (más o menos) la industria del cobre ha mitigado su huella en un 30%, a pesar de la caída de leyes, a pesar del aumento de la intensidad energética”, señaló Pérez.

Añadió “pero ahora, el desafío que se ha impuesto la minería del cobre, algunos casos al 2040, otros casos 2050, de llegar a la carbono neutralidad, o sea, los mismos 30 años donde fuimos capaces de mitigar solo un 30%,  ahora estamos apostando a mitigar el 100% de la huella”.

Articulación en el trabajo

“Este desafío requiere un trabajo y articulación muy potente, potente de la industria del cobre, de las mineras en sí, de que se paren desde una perspectiva muy abierta con sus desafíos, dónde está la apertura de los consumos energéticos, dónde sustituir aquellos insumos que son claves, procesos que son más intensivos y que requieren adaptación”, sostuvo el director ejecutivo.

Asimismo, enfatizó que ”lo que vemos es que en 30 años más vamos a cambiar completamente (..)  Este desafío requiere articulación de gobierno, políticas públicas, de la cadena de valor, de los proveedores, también de las generadoras eléctricas, de la misma cultura organizacional de las propias mineras, de entender que este modelo de gestión es multisistémico.

“Y ese encadenamiento yo creo que este estudio lo recoge muy bien, en adaptación y colaboración; adaptación y mitigación; en el rol de los distintos actores que juegan un rol clave en el ecosistema minero”, añadió.

Finalmente, para Víctor, “la intensidad del desafío pone un contexto de acción muy potente y creo que todos tenemos un rol que jugar”.

Comentarios

Conectate con