x

Reciclaje de cables de cobre: Nexans Chile busca recuperar en un año el equivalente al uso de 5.000 viviendas

Iniciativa pretende comprar los excedentes de cables de sus clientes estratégicos que, dado que son saldos muy cortos que no pueden ser utilizados para instalaciones eléctricas, quedan en stock o derechamente como merma. Posteriormente se trasladan a la planta de la compañía, siendo ingresados a la línea de reciclaje.

El grupo francés Nexans, conglomerado industrial con presencia en más de 30 países, se ha fijado entre sus compromisos prioritarios disminuir la huella de carbono.

En ese contexto, a fines de 2020 Nexans Chile inició la implementación y puesta en marcha de una innovadora iniciativa en el mercado nacional: el reciclaje de cables de cobre. Esta iniciativa pretende comprar los excedentes de cables de sus clientes estratégicos que, dado que son saldos muy cortos que no pueden ser utilizados para instalaciones eléctricas, quedan en stock o derechamente como merma. Posteriormente se trasladan a la planta de la compañía -ubicada en la comuna de San Miguel- y son ingresados a la línea de reciclaje, en la cual se separa el metal de los plásticos, reutilizándolo para elaborar nuevos productos.

El cobre es uno de los pocos metales que se puede reciclar sin que pierda sus propiedades mecánicas, químicas o eléctricas. En esta primera etapa se están reciclando cables de cobre de Nexans -lo que garantiza la procedencia de las mermas, cumpliendo así con la legislación vigente- como también de otros fabricantes, pero que sean 100% producción nacional, “ya que permite conocer la pureza del cátodo de cobre con la que se hicieron”, comentó Camilo Elton, gerente general de Nexans Chile.

La compañía tiene como meta recuperar cerca del 1% de los cables y alambres que compran sus clientes -que son principalmente grandes distribuidores-.  “Esto implica reciclar al año 120 toneladas de cobre. Si una vivienda de entre 70 y 80 m2 ocupa en promedio 15 kilos de cobre, solo en conductores, significa que se puede electrificar con cobre reciclado poco más de 5.000 viviendas”, subrayó.

El plástico, en tanto, se entrega a un reciclador especialista en la materia; pero en una segunda etapa se están evaluando opciones para darle un uso distinto. Con esto, la compañía busca completar la cadena de economía circular, ya que en los últimos tres años ha impulsado la reutilización de los carretes de madera en donde se hace el embalaje de los cables.

Cabe indicar que cerca del 50% del cobre usado en Europa procede del reciclaje; en EEUU y a nivel mundial alcanza el 33%. “Se estima que en Chile es menor al 10%, por lo tanto el potencial es gigantesco”, agregó el ejecutivo.

Según los datos que maneja Nexans Chile, de aquí al año 2030 la demanda mundial de cobre aumentará de 23 millones de toneladas a 29/30 millones de toneladas; una parte de este incremento será suministrado con cobre secundario (reciclado).

Economía circular

Camilo Elton, gerente general de Nexans Chile, indicó que “estamos dando los primeros pasos para implementar economía circular en nuestro producto principal, como son los alambres y cables de cobre de uso eléctrico”.

Además, hizo hincapié en que este esfuerzo se enmarca en una política de compromisos medioambientales, sociales y de gobernanza (ESG, por su sigla en inglés) asumidos por el grupo de origen francés, que tienen como objetivo fomentar la electrificación global y contribuir a la carbono neutralidad.

“Por lo tanto -precisó-, en todos los países donde opera se comenzaron a desarrollar servicios que, por un lado, generen un valor agregado a nuestros clientes más allá de la venta del cable, y por otro, que puedan generar un impacto positivo en el medio ambiente”.

Según diversas investigaciones, el proceso de reciclaje de cobre reduce en cuatro veces las emisiones de dióxido de carbono y en 90% el uso de agua respecto del cobre que se extrae de las minas; y el consumo de energía es aproximadamente cinco veces menor.

“Otro efecto adicional importante y positivo que logramos con esta iniciativa es que generamos liquidez a nuestros clientes, al comprar inventarios inmovilizados; le podemos dar una utilidad para que no se conviertan en residuos”, concluyó el gerente general de Nexans Chile.

Comentarios

Conectate con