x

Proyecto de distribución de Agua Desalada Multicliente en Atacama ingresa al SEIA

La iniciativa considera la construcción y operación de un acueducto subterráneo, que permitirá transportar y distribuir agua desalada para uso industrial desde Copiapó hacia el sector del cordón de Maricunga.

El Estudio de Impacto Ambiental del proyecto “ENAPAC Distribución Este”, fue recientemente ingresado al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental, tras un largo proceso de levantamiento de información, relacionamiento comunitario y estudios específicos.

El proyecto considera la construcción y operación de un acueducto subterráneo, que permitirá transportar y distribuir agua desalada para uso industrial desde Copiapó hacia el sector del cordón de Maricunga.

El proyecto se suma al proyecto “ENAPAC Distribución Norte”, el cual a su vez permitirá distribuir agua desalada para uso industrial a distintos usuarios, desde Copiapó hacia la comuna de Diego de Almagro.

Rodrigo Silva, presidente de Redabast Chile SpA, empresa titular de ambos proyectos, afirmó que “nos llena de orgullo poder someter a evaluación de la autoridad ambiental este proyecto, el cual constituye un nuevo hito muy importante para seguir avanzando en una iniciativa que venimos empujando con mucho esfuerzo hace años, la cual sin dudas generará mejores condiciones para el desarrollo de la región, resguardando el cuidado y la protección del medio ambiente y mejorando la calidad de vida de los atacameños. El proyecto generará oportunidades de empleo en la región y para los proveedores, y nuestra visión es que muchos usuarios y las comunidades puedan acceder a una fuente de agua sustentable de manera que se liberen las aguas continentales y las cuencas de la región”.

Alcances de la iniciativa

El proyecto “ENAPAC Distribución Este” considera la construcción de un acueducto soterrado de más de 200 km de longitud y la habilitación de empleos máximos en sus distintas fases, de más de 1.000 puestos de trabajo.

Entre las medidas y compromisos que el titular ha considerado para el desarrollo del proyecto, se encuentra la disponibilidad de agua industrial en distintos puntos de entrega a lo largo del acueducto, para las comunidades indígenas con las que se ha trabajado y colaborado de forma anticipada.

Este compromiso surge de la necesidad de disponibilizar agua desalada para reducir los usos de aguas continentales y con ello contribuir a destinarlas para usos prioritarios y/o que puedan recargarse los acuíferos.

Nuestro vínculo con el territorio se establece desde la génesis del proyecto, planteando la idea de disponibilizar agua desalada para uso industrial, con la esperanza no sólo que ello habilita mayores y mejores oportunidades de desarrollo, sino que en paralelo a que se reduzcan los usos de aguas continentales en estos procesos y colaborar así a destinarlas para usos prioritarios y/o que puedan recargarse los acuíferos. Al mismo tiempo, nuestro proyecto se ha propuesto trabajar anticipadamente con las comunidades coincidiendo en el diagnóstico de la crisis hídrica y sus efectos en el medioambiente, así como para las personas directamente, por lo que esperamos concretar este compromiso con las comunidades”, detalló Silva.

Comentarios

Conectate con