x

Proyecto de extracción de elementos clave para autos eléctricos y celulares entra en recta final

Si bien se trata de un mercado que no es tan conocido en el país, el plan posicionará a Chile como un actor destacado en la producción de estos insumos de industrias tecnológicas.

(El Mercurio) Más allá del cobre y el liti0, minerales que se han visto fuertemente favorecidos por el desarrollo de la electromovilidad y las energías renovables, Chile busca hacerse espacio en otro segmento clave y desconocido hasta la fecha: las tierras raras.

Se trata de un grupo de 17 elementos de la tabla periódica que poseen propiedades fundamentales para la industria tecnológica y que se utilizan en productos como los celulares, electrodomésticos, computadores, pero sobre todo en autos eléctricos y centrales eólicas, esto, por sus propiedades para permitir elevar el magnetismo de los motores, disminuir su tamaño y extender su duración de uso.

A modo, de ejemplo, un auto convencional tiene 150 gramos de magnetos (que también se compone de otros materiales), el eléctrico tiene dos kilos y una turbina eólica puede tener hasta 600 kilos de magnetos, lo que explica que las previsiones apuntan a que va a aumentar el consumo de magnetos en torno al 30% anual durante la década.

En la localidad de Penco existe el proyecto Biolantánidos, el cual fue fue comprado en 2019 por la firma peruana Hochschild a Minería Activa, y que se encuentra en su última etapa de estudio ambiental.

[Sigue leyendo este tema en la edición digital del diario]

Comentarios

[miniorange_social_login apps="linkin" shape="longbuttonwithtext" view="horizontal" theme="default" space="10" width="340" height="35" color="000000"]