x

Pablo Vidal y royalty minero: “Es una deuda histórica con nuestro país”

El presidente de la Comisión de Minería y Energía de la Cámara de Diputados abordó los desafíos de renovar el compromiso de la minería con nuestro país, además del trabajo que se realiza en la Estrategia Nacional de Hidrógeno Verde.

Actualmente, en Chile se están tramitando distintos proyectos en el área minera. Uno de los más relevantes es el proyecto de royalty minero, el cual busca que las compañías mineras paguen un porcentaje al Estado (un 3%, establecido por la Comisión de Minería y Energía de la Cámara de Diputados) por explotar este recurso. Dicho proyecto está aún en conversación, pero significaría un importante avance para el futuro de la minería.

Por lo mismo, el presidente de la Comisión de Minería y Energía, Pablo Vidal, conversó con MINERÍA CHILENA para entregar más detalles sobre los planes que tiene la Comisión actualmente.

Proyectos

¿Cuáles son los principales proyectos que consideras que se deben tramitar en la Comisión en el área de Minería y Energía?

Hay iniciativas que son deudas históricas de la modernización del sistema eléctrico chileno. Una de ellas, es la reforma al sistema de distribución eléctrica que el Gobierno decidió dividir en tres iniciativas, ingresando primeramente la de portabilidad eléctrica. Se esperaba que fuera una ley larga, una ley de reestructuración del sistema de distribución eléctrica que incorporara la creación de esta industria, la comercialización para aumentar la competencia y mejorar los precios para los clientes, pero también para mejorar la calidad de servicio. Lamentablemente la reforma que se presentó no es integral, es sólo una parte y quedan preguntas cojas que estamos viendo en el contexto de su tramitación.

Otro proyecto importante es el que presentó Baldo Prokurica cuando era ministro de Minería sobre el tema de cierre de las faenas mineras. Pero hemos visto que este proyecto tampoco fue ingresado a tramitación.

Lo más importante es el marco legislativo que se le ha dado a la estrategia  de Hidrógeno Verde, creo que ahí el Gobierno ha hecho una apuesta a futuro que valoro y celebro, es importante que nuestro país se ponga a tono con ese desafío que podría ponernos a la vanguardia mundial entre los principales productores de Hidrógeno Verde, dadas las características geográficas que tiene nuestro país para la producción de este nuevo combustible. Creo que ahí deberían venir las principales áreas de interés. Además, otro desafío que podría ser interesante desde el punto de vista institucional, sería que los ministerios de Energía y Minería trabajen siempre de manera mancomunada. Así como en el Congreso la Comisión trabaja ambas materias.

Creo que había fusionar estos ministerios para poder mejorar la conexión entre las políticas públicas que se implementan en ambos sectores.

¿Cuál es el análisis que hace ante el proyecto del royalty minero?

Es una deuda histórica con nuestro país, de la cual uno puede hacer un análisis más latente hoy, 50 años después de la nacionalización del cobre, de lo que en su momento se bautizó como el sueldo de Chile.

El aporte que le entrega la minería pública y privada a nuestro país es un porcentaje escaso del Producto Interno Bruto (PIB), no es el principal pilar y soporte económico. Eso también tiene que ver con la problemática que significa que no se estén pagando tributos adecuados por la disposición que tienen las grandes mineras de los recursos minerales que Chile les ha entregado en concesión o en distintos tipos de instrumentos legales. La minería quedó resguardada originalmente en la Constitución del 80 para ser única y exclusivamente por el Estado y hemos visto cómo eso se ha ido degradando a través del tiempo.

La pregunta que tenemos que hacernos hoy, es cómo renovamos este compromiso de la minería con nuestro país pensando en el futuro. Creo que un proyecto de royalty minero que le entregue una obligación a las empresas de remunerar a nuestro país de manera significativa respecto a los recursos que ellos utilizan sería relevante. Pero no solamente se trata de más dinero, sino que, ponerles exigencias respecto a la utilización de estos mismos recursos, agregar valor, generar industrias en nuestro país que puedan hacer uso de estos recursos para generar aplicaciones tecnológicas, inversión para que el cobre, el litio y otros minerales que están en nuestra tierra también le entreguen riqueza a nuestro país.

La idea es salir un poco de esta trampa en la que vendemos el cobre a las grandes potencias mundiales y luego compramos todos los productos tecnológicos de esos países. Podemos hacer alianzas público-privadas, incluso de carácter internacional, para potenciar esta industria en nuestro país y con eso también darle tiraje a la educación en Chile, con un foco de desarrollo en una industria 4.0, una industria amigable, sustentable y con otro nivel de relacionamiento con las comunidades.

Creo que el proyecto de royalty minero puede ser una muy buena palanca para abrir todas estas conversaciones.

¿Qué visión tiene respecto al avance de la minería verde con el uso de energía renovable y la descarbonización en la minería? ¿Cree que es relevante regular?

Son materias que tenemos que regular en un contexto mayor. Insisto, tenemos que pensar en cuáles van a ser los desafíos industriales que nuestro país va a tomar hacia el futuro. Yo creo que es fundamental asumir un desafío donde la minería y la energía se interconecten de manera estrecha, para poder entregar mejores soluciones a nuestro país pensando en el desarrollo.

En ese sentido, el carbón va a dejar de ser una fuente de generación de energía muy prontamente. Las energías renovables van a potenciar también la producción de combustibles como el Hidrógeno Verde, pero también van a poder quitarle presión al sistema eléctrico en general, porque además hay nuevos proyectos que son capaces de entregar energía base con tecnología NCR.

Hoy tenemos que mirar más allá y poner los huevos en la canasta del Hidrógeno Verde y también en la aplicación de nuevos desarrollos a partir de la utilización del cobre y del litio. Creo que tenemos un tremendo potencial, una oportunidad gigantesca hacia el futuro que nos va a permitir tener más riqueza para poder re distribuirla en nuestro país y garantizar los derechos sociales que la gente espera que de una vez por toda dejen de ser bienes de mercado y sean la base para una vida digna de nuestro país.

Comentarios

Conectate con