x

Los factores a favor y en contra de un nuevo superciclo del cobre

Desde el precio del dólar y las tasas de interés, hasta el desarrollo de la electromovilidad: lo que mueve el precio del metal rojo.

(La Segunda) ¿Se está iniciando un nuevo superciclo del cobre? Esta pregunta se ha repetido por semanas entre expertos.

El problema es que las visiones son muy contrapuestas: mientras las grandes mineras llaman a la cautela y dudan de que estén las mismas condiciones que en la década de 2000, expertos y bancos de inversión creen que las cartas están echadas para un nuevo ciclo de precios altos.

El problema es, también, que los argumentos a favor y en contra son distantes y variados. Y aún no está claro hacia dónde se inclinará la balanza.

A Favor

1. La demanda china

En las últimas semanas los elementos coyunturales son los que más han pesado, impulsando el precio del cobre sobre los US$4 la libra. Principalmente, las mejores perspectivas de la economía china y mundial. “China muestra una sostenida y generalizada mejora. Y la inversión ha sido el principal motor, especialmente la ligada a la infraestructura pública”, dice Claudio Valencia, director ejecutivo de 1st Quartile Mining. “Eso ha beneficiado a las importaciones de cobre”, agrega.

2. Una razón estructural

A nivel más estructural, el principal factor que hace pensar que se viene un nuevo superciclo es la demanda adicional por cobre, que se está comenzando a generar y se espera que incremente, debido al impulso de las energías verdes, dice Juan Carlos Guajardo, director ejecutivo de Plusmining. Este es uno de los factores que más motiva a los bancos de inversión. En JP Morgan creen que se está entrando en un nuevo superciclo, según publicaron en febrero, y que los precios se dispararían por “consecuencias no intencionadas” de la lucha contra el cambio climático: la demanda por cobre aumentaría dado su uso en infraestructura de energía renovable, baterías y vehículos eléctricos. Otros bancos como Goldman Sachs y Bank of America se suman al optimismo.

[Sigue leyendo este tema en la edición digital del diario]  

Comentarios

Conectate con