x

EY anuncia compromiso de ser carbono negativo en 2021 y cero neto en 2025

La firma experta en auditorías y consultorías planea reducir las emisiones absolutas en un 40%. En esa línea, lanzará nuevas soluciones sostenibles centradas en ayudar a las empresas a crear valor a partir de la sostenibilidad

EY anunció recientemente su ambición de ser negativo en cuanto a las emisiones de carbono en 2021, estableciendo objetivos para reducir significativamente sus emisiones absolutas, eliminando y compensando más carbono del que emite.

En una nueva declaración sobre sostenibilidad, la firma estableció siete componentes clave de sus planes para no sólo ser negativo en carbono, sino para reducir las emisiones totales en un 40% -conforme a un objetivo de base científica- y ser cero neto en 2025.

Esta nueva ambición se basa en el logro de la neutralidad del carbono por parte de la organización global en diciembre de 2020, y subraya el compromiso de la firma con el medio ambiente y con el impulso del crecimiento sostenible a largo plazo. Los elementos clave de la ambición incluyen:

  • Reducir las emisiones de los viajes de negocios en un 35% para el año fiscal 2025, en comparación con la línea de base del año fiscal 2019.
  • Reducir el uso general de electricidad en la oficina y procurando el 100% de energía renovable para las necesidades restantes, ganando la membresía al RE100, un grupo de organizaciones influyentes comprometidas con la energía renovable, para el año fiscal 2025.
  • Estructurar los contratos de suministro de electricidad, mediante acuerdos virtuales de compra de energía (PPA, por sus siglas en inglés), para introducir en las redes nacionales más electricidad de la que consume.
  • Proporcionar a sus equipos las herramientas que les permitan calcular, y luego trabajar para reducir, la cantidad de carbono emitida al realizar el trabajo del cliente.
  • Utilizar soluciones basadas en la naturaleza y tecnologías de reducción de carbono para eliminar de la atmósfera o compensar más carbono del que emite, cada año.
  • Invertir en servicios y soluciones que ayuden a las empresas a descarbonizar sus negocios de manera rentable y a proporcionar soluciones a otros retos y oportunidades de sostenibilidad.
  • Requerir que el 75% de los proveedores, por gasto, establezcan objetivos basados en la ciencia a más tardar en el año fiscal 2025.

“Sabiendo que somos responsables del cambio climático, más que aportar con servicios, herramientas y conocimientos, en EY queremos implementar acciones. Más allá de disminuir nuestros viajes en avión, apuntamos a contar con contratos más eficientes de electricidad y procurar el 100% de energía renovable para las necesidades restantes; utilizar soluciones basadas en la naturaleza; buscar proveedores que estén comprometidos con el ecosistema y crear soluciones que permitan a las empresas descarbonizarse”, explicó Elanne Almeida, socia de Gobierno Corporativo y Sustentabilidad de EY Chile.

Comentarios

Conectate con