x

Autoridades y especialistas analizan factibilidad y aporte de nueva capacidad de fundición en Chile

Seminario organizado por Cesco, con la colaboración de Voces Mineras, posibilitó la discusión respecto de la contribución técnica y económica de desarrollar estas instalaciones en el país.

Los beneficios técnicos, económicos y ambientales que implicaría desarrollar nueva capacidad de fundición en Chile fue el objetivo de un seminario organizado por el Centro de Estudios del Cobre y la Minería (Cesco), con la colaboración de Voces Mineras, y que contó con el patrocinio del Ministerio de Minería.

La actividad, que fue moderada por la directora ejecutiva de Cesco, Alejandra Wood, se inició con las palabras del subsecretario de Minería, Iván Cheuquelaf, quien destacó la importancia de las fundiciones dentro de la Política Nacional Minera 2050, con miras a la definición del desarrollo sostenible del sector, en el corto, mediano y largo plazo.

La autoridad mencionó que, según un estudio realizado por Cesco, ha habido un decaimiento de la actividad de la fundición, tendencia que se irá acrecentando; ante lo cual surge la duda respecto de qué es más conveniente para Chile, si exportar concentrado o cobre refinado, una inquietud relevante dentro de la definición de la política nacional minera, aseguró el subsecretario.

Con el fin de ilustrar la realidad y nivel de desarrollo de las funciones en Chile, Beatrice Pierre, gerente general de Altonorte, detalló las características de esta instalación ubicada en la Región de Antofagasta, que posee 10% de dotación femenina en distintos niveles.

La ejecutiva expuso el plan de reducción de emisiones que se ha implementado en el complejo metalúrgico, además de su estrategia de gestión de relaves y en la mejora del uso del agua, junto con la utilización de gas natural en sus operaciones, y los mecanismos que se están privilegiando para enfriar las ollas del complejo, de manera de reducir el consumo hídrico.

Retos de una nueva fundición

En el marco de la actividad, el director de Cesco, Iván Valenzuela, manifestó que es relevante y necesario contar con una nueva fundición en Chile, resaltando que la visión de la entidad es avanzar en la agregación de valor al mineral, siendo el reto cómo generar mayor valor por unidad de cobre producido.

El profesional minero indicó que el negocio de la fundición es desafiante, pero rentable, ante lo cual presentó una propuesta técnica y económica para el desarrollo de una instalación de este tipo en Chile, que implicaría una inversión de US$1.500 millones, para una producción de 1,5 Mt, con un costo de csUS$17 lb/Cu, y un TIR de 13%, con ventajas de localización y disponibilidad de concentrados.

Esta instalación permitiría un 99,9% de captura de S02, un 71% de ahorro de gases de efecto de invernadero por transporte a China. A ello se sumaría su aporte tecnológico, al tratar minerales complejos y elementos valiosos; además de contribuir a mejorar la imagen de la minería, factor crítico para disponer de la licencia social, y evitar que Chile sea empujado por el mercado a un “punto sin retorno” en la cadena de valor del cobre.

Valenzuela consideró que la inversión en una nueva fundición debería estar materializada y operativa el año 2027, considerando que para esa fecha la normativa vigente podría provocar que algún complejo metalúrgico deba dejar de operar. En ese contexto, expresó que resulta crítico avanzar en tópicos como los permisos ambientales y el suministro de concentrado.

Ben Jones y Erik Heimlich, analistas de CRU, analizaron los factores técnicos y económicos que confluyen en la operación de una fundición, con miras a entregar un marco estratégico.

Es así como Erik Heimlich comentó que en la actualidad que no hay suficiente oferta de concentrado para la capacidad instalada de fundición que pose China, por lo que dicho negocio está pasando un momento complejo, aunque se ve cierto optimismo a largo plazo.

¿Qué hace que un proyecto de fundición sea exitoso? El consultor mencionó que su escala, el acceso a la fórmula correcta de concentrado, su nivel de eficiencia y los costos de operación.

Por su parte, Ben Jones aseveró que sobre el 90% del valor agregado en la producción cuprífera toma lugar aguas arriba, en la mina.

Considerando lo anterior, el analista se refirió al impacto económico y ambiental que implica la construcción de una fundición, factores que deben ser considerando al momento de desarrollar un proyecto de este tipo, al igual que el marco legal y su efecto en la cadena de suministros nacional, haciendo hincapié en la importancia de analizar qué porcentaje de valor queda en el país, qué se retiene de la inversión realizada.

Posterior a estas presentaciones, se realizó un panel de conversación, que fue moderado por Alejandra Wood, y que contó con la participación de Iván Valenzuela, director de Cesco, y los senadores Alejandro García Huidobro y Juan Pablo Letelier. En la instancia, se valoró el espacio de discusión que implicó el seminario, y las posibilidades de desarrollo para la minería nacional.

Comentarios

Conectate con