En diciembre próximo se inicia ramp up del proyecto Spence Growth Option

“SGO brinda una oportunidad única para lograr un cambio radical en nuestras aspiraciones de I+D y valor social”, aseguró Mia Gous, Asset Presidente de Pampa Norte (a) de BHP Minerals Americas, en la Convención del IIMCh.

Los participantes de la 70° Convención del Instituto de Ingenieros de Minas de Chile (IIMCh) han tenido la oportunidad de interiorizarse respecto de los principales proyectos mineros que actualmente se están ejecutando en Chile, como es el caso de la iniciativa Spence Growth Option (SGO).

Mía Gous, Asset Presidente de Pampa Norte (a) de BHP Minerals Americas, se refirió a los diversos retos que implicó este desarrollo, que incrementa el procesamiento de cobre en Spence, transforma 1,3 millones de recursos a reservas y aumenta en 50 años la vida útil del yacimiento.

La ejecutiva se refirió a las complejidades de su construcción, considerando que parte de dicho proceso se ha llevado a cabo en plena pandemia, ante lo cual se debieron implementar diversas medidas para resguardar a los trabajadores, tomando en cuenta el volumen de personal en terreno y los traslados que ello implicó, y la magnitud de los equipos que involucra el proyecto, como por ejemplo su molino SAG, el más grande del mundo.

En esa línea, se refirió al desafío que implica realizar el ramp up en los próximos ochos meses, “que vamos a partir ahora en diciembre, y asegurar que todas las operaciones del proyecto puedan realizarse con mucho éxito, de manera de poder extender nuestra operación por 50 años, como está comprometido”.

Logramos todos los compromisos que tenemos en este proyecto, en temas de recuperación, y también en cómo estamos realizando nuestra práctica, en una forma responsable”, aseguró la ejecutiva. SGO implica una inversión de capital de US$2.450 millones, y su primera producción se espera para el próximo año.

Operación sostenible

En su intervención, Mía Gous destacó los esfuerzos que Spence está realizando en materia de sostenibilidad, como por ejemplo la utilización de agua desalada y un suministro energético 100% renovable para el año 2022.

A ello se suma el que la iniciativa contempló balance de género entre supervisores (femenino 50,2% y masculino 49,8%) así como todo el equipo de la operación, lo que supuso un proceso de instrucción que se extendió por 18 meses, de manera de contar con los trabajadores con las capacidades requeridas para el proyecto; lográndose además un 12% de empleabilidad en comunidades locales.

Al respecto, hizo hincapié en que “SGO brinda una oportunidad única para lograr un cambio radical en nuestras aspiraciones de I+D y valor social“, considerando los desarrollos tecnológicos que involucra, como el hecho que Spence y Escondida estén siendo operados de forma remota desde las oficinas que posee la compañía en la ciudad de Santiago.

Comentarios

Conectate con