x

[+VIDEO] Analistas proyectan que precio del cobre se situará sobre US$3 la libra en 2021

En conversatorio organizado por Editec y MINERÍA CHILENA, el ministro Prokurica y especialistas del sector analizaron el comportamiento del mercado ante la pandemia, junto con las proyecciones para el commodity en el corto plazo y mediano plazo.

El efecto que ha tenido la pandemia en la industria cuprífera, y las proyecciones que existen en torno a este commodity en el corto y mediano plazo, fueron los ejes del webinar “Perspectiva Internacional: ¿cómo viene el mercado del cobre?, que fue organizado por Editec Empresas y MINERÍA CHILENA.

La actividad -que fue moderada por Pablo Bravo, editor general del Grupo Editorial Editec- se inició con la intervención del ministro de Minería Baldo Prokurica, quien realizó un reconocimiento a la Revista MINERÍA CHILENA por sus 40 años de existencia y su contribución al desarrollo del sector

La autoridad destacó el comportamiento del sector minero durante la pandemia y su rol en la reactivación. “La minería nos entrega buenas noticias“, señaló el secretario de Estado, refiriéndose a las positivas cifras que ha mostrado en los últimos meses, como el comportamiento del Imacec Minero, el alza que han presentado las exportaciones mineras y el número de proyectos con aprobación ambiental, en comparación al año pasado.

Además, comentó que para 2030 se proyecta que consumo de cobre vinculado a la manufactura de vehículos eléctricos y el desarrollo de infraestructura de carga alcanzará los 3 millones de toneladas, siendo el 11,5% del consumo total. En el caso de las energías renovables, la demanda relacionada a dicho segmento será de 1,3 millón de toneladas para igual período.

Efecto pandemia

El evento tuvo como eje evaluar los factores que han incidido en la oferta y demanda global por cobre, junto con el escenario futuro que afrontará el metal, en el que sigue como un componente relevante la actual crisis sanitaria.

Al respecto, Jorge Cantallopts, director de Estudios y Políticas Públicas de Cochilco,  mencionó que la demanda se vio afectada en gran medida cuando se inició la propagación del virus, aunque con el paso del tiempo el consumo se ha ido recuperando, y con ello, el precio de metal, siendo relevante el rol que ha tenido China.

En materia de oferta, estimó que la caída en producción de cobre en Chile este año producto del Covid-19 sea menor a la proyectada, esto una cantidad inferior a las 100.000 toneladas.

Además, comentó que Chile tiene una cuantiosa cartera de proyectos de cobre que permiten prever que la producción podría llegar a los 7 millones de toneladas a fines de esta década y que la política minera está trabajando para que se materialicen dichas iniciativas, aunque reconoció que complejo llegar a una tasa de crecimiento de la producción como la que se registró en la década de los 90.

Impulso de la demanda

Gustavo Lagos, académico de la Pontificia Universidad Católica de Chile, destacó la relevancia que sigue teniendo Estados Unidos en el mercado del cobre, considerando el plan de estímulo del país norteamericano y las expectativas en torno al mandato de Joe Biden. Menciona que otro factor es el avance que presente el proceso de  desarrollo de vacunas para el Covid-19 en diferentes país, siendo uno de ellos EE.UU. con las dos iniciativas más avanzadas.

En tanto, Juan Carlos Guajardo, director de Plusmining, aludió a la fortaleza de China y su reactivación económica post pandemia, que está impulsando la demanda de cobre. En esa línea, destacó el rol internacional del gigante asiático, como sus planes en materia de desarrollo doméstico, que traen aparejada una fuerte demanda por commodities.

Vinculado a ese punto, Daniela Desormeaux, directora de Estudios de Vantaz Group, expuso que China tiene agenda ambiental muy ambiciosa, en circunstancias de que su peak de emisiones podría registrarse en 2030, ante lo cual el país asiático contempla una serie de medidas dirigidas a alcanzar la carbono neutralidad en 2060, entre las que tiene un rol relevante la electrificación del transporte y las energías renovables, tecnologías que un conllevan mayor consumo de cobre.

Precio futuro

Otro foco del conversatorio fue la cotización que podría alcanzar el metal rojo en el corto y mediano plazo.

Es así como el académico Gustavo Lagos, estimó que su precio se ubicaría sobre los US$3 la libra el próximo año, aunque no visualizó que llegue a los US$4. “Este año vamos a cerrar en US$2,7 o US$2,8. Creo que recién en 2022 podremos ver oferta nueva; el próximo año no hay, y la demanda se ve bien, a pesar de que hay antecedentes de que China habría comprado 400.000 toneladas de cobre para su stock estratégico, lo que significa que ello influya en el consumo del próximo año. Para 2021 se espera que el consumo mundial suba cerca de un 4%, que vendrá a recuperar lo que se perdió este año, que fue una cifra parecida”, indicó.

Daniela Desormeaux estimó que el valor se situará entre los US$3 y los US$3,2 la libra.Desde 2014 que no tenemos promedios arriba de los US$3, ya estábamos acostumbrados a andar en el terreno de los US$2,7-2,8, y hablar de un promedio de US$3,15-3,2 es algo bueno para nuestra economía, pero con alta volatilidad; probablemente igual tengamos episodios de precios de cobre bajo los US$3, y aquí en el cortísimo plazo, la principal fuente de incertidumbre es el tema de la vacuna”, dijo la profesional.

Una similar proyección realizó Juan Carlos Guajardo, quien estimó un precio en torno a los US$3,3-3,4 para 2021.

Sin embargo, Jorge Cantallopts, se mostró un poco menos optimista que el resto de los panelistas, porque “básicamente vemos una proyección de la demanda un poco menor que el 4% que pronostica Gustavo Lagos. Nosotros la vemos más cerca de 2,9%, que a lo mejor llega a 3%, y una expansión de la oferta, no porque haya una nueva, sino porque hay recuperación; no estamos suponiendo interrupciones nuevas como las que ocurrieron este año. Muchos se van a poner las pilas para alcanzar metas (de producción) que este año no se lograron”.

A ello sumó el que “este año la chatarra cayó significativamente, con suerte fue un 15% de la oferta, y eso tiene que ver precisamente con las condiciones de restricción a la movilidad que hubo en Europa, principal fuente de chatarra”.

Comentarios

Conectate con