x

Los proyectos que sustentarán la producción cuprífera futura de Chile

En el marco de Expomin 2020, diversas mineras dieron a conocer las iniciativas que conforman su portafolio de proyectos, en los cuales la tecnología y la sostenibilidad son aspectos claves.

La Feria Expomin Virtual 2020 se transformó en una instancia en la cual las compañías mineras que operan en Chile pudieron mostrar la carpeta de iniciativas que están desarrollando, destacando los retos que conlleva su ejecución, como parte del Panel “Oportunidades en proyectos de cobre”, el cual fue moderado por Alejandra Molina, gerente general de Minnovex.

La instancia contempló la participación de María Cristina Vallejo, directora (i) de Construcción de Cartera de Proyectos de la división El Teniente de Codelco, quien destacó que las principales iniciativas que posee la estatal son siete proyectos, con una inversión del orden de los US$17.000 millones, correspondientes a cuatro en ejecución y tres en estudio.

La profesional explicó que el desarrollo de esta carpeta de proyectos conlleva una serie de desafíos, en ámbitos como la transformación digital (realidad virtual, gemelos digitales, IoT, analítica de avanzada), la sustentabilidad de la industria y el uso eficiente de sus insumos (huella de carbono, energías renovables, valorización de desechos), la transformación cultural (cultura de innovación  y equipos empoderados) y el impulso a la innovación y automatización de los procesos mineros (electromovilidad, equipos autónomos).

Por su parte, Sergio Fuentes, gerente de Estudios de la Vicepresidencia Corporativa de Proyectos de Antofagasta Minerals, abordó el nivel de desarrollo que presentan los proyectos que lleva a cabo la compañía, entre los que destaca la expansión de Los Pelambres (y la extensión de su vida útil hasta 2050), Rajo Esperanza Sur, y la Optimización Recuperación de Minera Zaldívar. También destacó la labor que se está realizando con miras a la construcción de una segunda concentradora en Centinela (iniciativa en etapa de factibilidad)

Mientras que Sebastián Sotomayor, gerente de Gestión de Materiales y Servicios de Teck Chile, expuso sobre el estado de desarrollo del proyecto Quebrada Blanca Fase 2, que apunta a producción promedio de 316.000 toneladas anuales de cobre.

El ejecutivo destacó que actualmente hay unas 7.000 personas participando en la etapa de construcción, aunque la fuerza laboral sería de unas 9.000 a fines de este año. Además, estimó al término de este 2020, el proyecto alcanzaría un 40% de avance, con miras a iniciarse la producción el segundo semestre de 2022.

Oportunidades de negocios

La actividad también contó con la participación de José Andrés Herrera, gerente de Proyectos de la Empresa Nacional de Minería, quien señaló que “como todas las empresas, Enami también se ha viso expuesta a los efectos de la pandemia. Una consecuencia de ello fue la necesidad de ajustar nuestro presupuesto de inversión contribuyendo así a la viabilidad económica de nuestra actividad de fomento de la minería de menor escala, con un presupuesto de US$19 millones para iniciativas tanto de ingenierías como inversional”.

Al respecto, el ejecutivo destacó que la estatal mantiene un fuerte foco en proyectos de continuidad y mejora operacional vinculados a depósitos de relaves y ripios en las faenas de la empresa; e iniciativas asociadas a una operación cada vez más sustentable de la Fundición Hernán Videla Lira localizada en la Región de Atacama; procesos que abrirían sus correspondientes licitaciones a principios de 2021.

La minería secundaria también tuvo su espacio en Expomin 2020. Es así como Christian Cáceres, gerente general de Minera Valle Central, expuso sobre dicha operación que posee 28 años, y que procesa relaves con 0,1% de ley de cabeza en relaves frescos y 0,27% en relaves antiguos.

Ubicada en la Región de O’Higgins, ha alcanzado una producción acumulada de 400.000 toneladas de cobre y 11 millones de libras de molibdeno, destacando sus US$350 millones de inversión en infraestructura en el período 2017-2019.

El ejecutivo destacó que poseen un cash cost altamente competitivo con la industria extractiva tradicional, del orden de US$1,6 por libra de cobre.

Comentarios

Conectate con