Negociaciones colectivas ponen presión a un mercado cuprífero con inventarios bajos

El temor de que el conflicto que se vive en Minera Candelaria se repita en otras compañías es uno de los factores que ha impulsado al alza el precio del metal rojo.

Documentos relacionados

En medio de una creciente demanda de cobre por parte de China, el precio del commodity ha presentado una tendencia al alza las últimas semanas, manteniéndose sobre los US$3 la libra. Uno de los factores tras este comportamiento es el temor que existe entre los inversores de que la oferta del metal se vea afectada por los procesos de negociaciones colectivas que están afrontando algunas mineras chilenas.

Cabe recordar que la semana pasada, Minera Candelaria suspendió sus operaciones productivas debido al bloqueo de las rutas de acceso. Dos sindicatos han declarado la huelga en el marco de negociaciones colectivas regladas.

Al respecto, Marco Riveros, vicepresidente ejecutivo de la Comisión Chilena del Cobre (Cochilco), señala que “puede esperarse que los agentes del mercado del cobre internalicen y reflejen en sus decisiones el desarrollo de los procesos de negociación de las empresas en Chile, por ser el principal productor mundial del metal (28%); todo esto en un escenario en que la presión al alza del precio del cobre observada durante octubre, influirá en la percepción de un creciente riesgo de suministro, situación potenciada por el contexto de reducidos inventarios de cobre refinado disponibles en las bolsas de metales”.

Similar visión posee Claudio Valencia, director ejecutivo y fundador de 1st Quartile Mining, empresa consultora que presta servicios a la minería, quien explica que dada la situación actual del precio del cobre, con una sólida demanda desde China, dificultades en la oferta, un mercado bastante estrecho con inventarios bajos, un dólar debilitándose a nivel internacional, que empuja al alza el precio de los metales, “es muy probable que los sindicatos aumenten sus presiones para lograr mayores beneficios”.

El especialista menciona que actualmente se encuentra en huelga sólo Minera Candelaria, “aunque existían bastantes dudas sobre el desenlace de las negociaciones en Escondida y Collahuasi (ambas producen cerca de 1,8 millones de toneladas de cobre al año). La amenaza de huelga del Sindicato de Supervisores de Escondida no prosperó, ya que logró un acuerdo con la empresa. Por otro lado, Collahuasi selló exitosamente y en forma anticipada, un nuevo contrato colectivo con sus trabajadores”.

Por su parte, Daniela Desormeaux, directora de estudios de Vantaz Group, advierte que “siempre estas situaciones generan incertidumbre con respecto al impacto en producción, pero no vemos por ahora un riesgo mayor. De hecho, la producción de mina a nivel global se ha visto afectada por otros factores, incluyendo las paralizaciones producto de la pandemia, menores leyes y otros factores. Efectivamente hay que ir monitoreando muy de cerca como estos procesos de negociaciones se van desarrollando para poder ir evaluando los impactos en producción”.

En esa línea, considera que el alza en el precio del cobre de las últimas semanas obedece principalmente a factores de demanda. “China mostró un crecimiento en el tercer trimestre de este año mayor al esperado y la actividad industrial está mostrando un gran dinamismo. La producción de metales como acero y aluminio ha alcanzado niveles récord en las últimas semanas, lo que ha provocado alzas en commodities como el hierro, níquel, cobre y otros. Y todo apunta a que esta tendencia se podría mantener en el corto-mediano plazo, de hecho Goldman Sachs pronostica un rendimiento de +28% en 12 meses para el índice de materias primas GSCI (metales preciosos +17,9%; commodities energéticos +42,6%; metales industriales +5,5% ; y -0,8% para commodities agrícolas)”, asevera.

Efecto en la oferta

El creciente riesgo de suministro que se observa actualmente tiene como precedente el impacto que ha generado la crisis sanitaria en la producción cuprífera mundial.

Marco Riveros comenta que “la pandemia generó fuertes bajas productivas en algunos de los principales países productores del metal: Perú, México, Australia y Kazajstán. Las últimas cifras disponible a nivel global indican que la producción de cobre aumentó solo 0,1% en el periodo enero-julio, en tanto el consumo de cobre refinado habría crecido en torno al 1%, principalmente impulsados por China, generando percepción de escasez relativa del metal, que en conjunto con los bajos inventarios en bolsa de metales han presionado el precio al alza”.

En medio de este escenario, el mercado está expectante al efecto que tendría la ocurrencia de huelgas en los meses venideros. Revisa cuáles serán los próximos procesos de negociaciones colectivas.

En los próximos meses se producirán varias negociaciones colectivas: entre ellas las de Radomiro Tomic, El Teniente, Esperanza y Lomas Bayas. Si eventualmente se produjera una huelga en todas estas faenas al mismo tiempo, y éstas dejaran de producir por un mes, caso que es muy poco probable, el impacto mensual acumulado podría alcanzar cerca de 70.000 a 75.000 ton menos de oferta de cobre en el mercado. Aún así, lo más seguro es que estas faenas tendrían implementados planes de contingencia para mantenerse produciendo las primeras semanas, por lo que el impacto sería mucho menor. En el contexto global, esta una cifra bastante pequeña”, menciona Claudio Valencia.

Consultado con respecto a qué tan afectada se podría ver la oferta de cobre por estas negociaciones, Marco Riveros considera que “es difícil anticipar el volumen de producción que podría verse comprometido por dificultades en las operaciones, ya que depende de la duración y el número de ellas que se vean afectadas. Por el momento, Minera Candelaria es la única operación minera en Chile que enfrenta una detención”.

Diálogo

El Consejo Minero, asociación que reúne a las empresas mineras de mayor tamaño que producen en Chile, fue consultado respecto de la manera en que se están desarrollando los procesos de negociaciones colectivas y sus efectos en el sector.

Al respecto, José Tomás Morel, gerente de Estudios de la gremial, expresó que “tratándose de decisiones de negocio de nuestras empresas socias con implicancias en libre competencia, en el Consejo Minero no damos pronósticos sobre negociaciones colectivas. Sí podemos decir que esperamos procesos de diálogo fructífero, sin actos de fuerza ni de violencia, que tengan en vista la sostenibilidad de la actividad minera“.

Comentarios

Conectate con