Robert Mayne-Nicholls, Enami: “La coordinación con todos los proveedores mineros ha sido muy buena”

En una nueva sesión online de Minnovex, el vicepresidente ejecutivo de la Empresa Nacional de Minería se enfocó en abordar el presente de la estatal y su rol de apoyo a la pequeña y mediana minería en este año marcado por la crisis sanitaria.

El “Ciclo de Coloquios Minnovex: El futuro de la minería post pandemia”, contó con el vicepresidente ejecutivo de la Empresa Nacional de Minería (Enami), Robert-Mayne-Nicholls como protagonista en su última sesión.

El presidente de Minnovex, Juan David Rayo comentó que esta actividad se enmarcó en un proceso de reflexión iniciado por la gremial sobre cómo la minería delineará su estrategia de mediano y largo plazo a propósito de la pandemia.  “En este espacio ya hemos invitado a conversar a importantes actores del sistema minero como Jorge Gómez, presidente ejecutivo de Collahuasi, e Iván Arriagada, CEO de Antofagasta Minerals”, destacó.

La vicepresidenta de Minnovex, María Luisa Lozano junto con el director secretario, Mauro Valdés, y el presidente del Consejo Nacional de Pilotaje,  Patricio Aguilera, fueron los moderadores durante el coloquio.

Continuidad operacional

El vicepresidente ejecutivo de Enami comenzó realizando un diagnóstico sobre la compañía estatal mediante una presentación. “En términos de gestión productiva el abastecimiento de óxidos a julio de 2020, si se compara con el año 2018 es un 45% superior y un 25% mayor si se compara con 2019”, expuso Mayne-Nicholls, añadiendo que en el caso de los sulfuros, ha bajado levemente con relación a los últimos años, siendo su producción un 6% inferior que en 2018.

En cuanto a los resultados de sus programas de fomento, dijo que sólo entre enero de 2019 y agosto de 2020 han beneficiado a la pequeña minería con una inversión de más de US$25 millones, lo que repercute directamente en la empleabilidad del orden de 20.000 mineros y mineras que se desempeñan en los yacimientos de cerca de 800 productores que se mantienen activos entregando su producción a la estatal.

Dado que la empresa ha tenido un balance positivo en la entrega de minerales desde sus planteles, el ejecutivo puntualizó que dentro del complejo metalúrgico de Paipote, la producción de cátodos se incrementó así como la de concentrado, pero que aún hay dificultades en la producción de ánodos.  “La coordinación con todos los proveedores mineros ha sido muy buena y hemos logrado manejarla. No tengo en mis libros atraso en ningún producto que nos haya dejado sin producir “, concluyó Mayne-Nicholls. De todas maneras, la empresa estatal ha debido adaptarse a nuevos protocolos de control para contagios, según explica el vicepresidente ejecutivo.

El ejecutivo también detalló las medidas de apoyo adoptadas por la empresa en estos meses, entre ellas la extensión del plazo de tramitación de los padrones mineros, la disminución de las tarifas para los productores de menor escala, lo que ha permitido que por el pago de sus minerales este 2020 hayan recibido un 21% más que lo cancelado en 2019, lo que se suma al programa de reactivación de faenas mineras que ha repercutido en la operación de 46 yacimientos abandonados o detenidos, potenciando así el desarrollo de nuevos productores y la economía de decenas de localidades.

Comentó, además, que en estos últimos años se han concretado una serie de iniciativas que han potenciado las operaciones de Enami, avanzando en la modernización de sus procesos, la transparencia, trazabilidad y eficiencia de su gestión.

Litio y nuevas oportunidades

En otro ámbito, Mayne-Nicholls enfatizó que se están realizando pruebas con minerales distintos a los habituales, correspondientes a cobre, oro y plata. “Estamos haciendo pruebas con cobalto y zinc en nuestra planta de electro-winning de Matta con bastante buenos resultados y pretendemos hacer pruebas similares tanto en El Salado como en Vallenar”

Con respecto al litio, el  vicepresidente de la estatal comentó que Enami tiene propiedad en el Salar Aguilar -de un 5%-  y el Salar Infieles cuya extensión es de 700 hectáreas. La empresa plantea contratos de exploración y explotación y por vía de acuerdo con terceros, muy en la línea con lo que realiza Enami en Quebrada Blanca y Carmen de Andacollo.  El desafío de la compañía será experimentar con tecnologías menos invasivas y para ello Enami dispondrá el Salar Infieles para aplicar pruebas.

Desafíos I+D

En el coloquio también se buscó profundizar en las oportunidades que pudiera ofrecer la Empresa Nacional de Minería a aquellas organizaciones dedicadas a la innovación y la exportación de productos, insumos y/o servicios intensivos en conocimiento para el sector minero e industrial, que
es precisamente el gremio que representa Minnovex.

En este contexto, Mayne-Nicholls explicó que la empresa se ha trazado el desafío de contribuir de forma activa con las instituciones y centros de pilotaje que requieran probar tecnologías e innovaciones para la minería a escala industrial enfocada en procesos tales como hidrometalurgia,
lixiviación, procesamiento de minerales sulfurados, control de emisiones, entre otros que estén disponibles en sus planteles ubicados en la tercera y cuarta región. Esto con el propósito de seguir contribuyendo con la sustentabilidad y fomento de la minería de menor escala, a través de procesos más eficientes y competitivos.

Comentarios

Conectate con