Tecnologías de la Información surgen como opción para viabilizar yacimientos de baja ley

Avances en el ámbito de la digitalización y remotización están permitiendo a las compañías mineras elevar su productividad, junto con disminuir los riesgos a los que están expuestos los trabajadores.

El rol que poseen las nuevas soluciones tecnológicas en elevar la competitividad de la industria minera fue uno de los tópicos abordados en el webinar “TI y su impacto en la forma de hacer minería”, que fue organizado por el Programa Estratégico Regional Clúster Minero de Corfo Antofagasta.

La actividad contó con el apoyo de Corfo Antofagasta, Entel Corp y Antofagasta Minerals, más el patrocinio del Ministerio de Minería, el Consejo Minero, la Asociación de Industriales de Antofagasta, Corporación Clúster Minero y Editec, a través de Revista Minería Chilena.

En esta ocasión, la jornada, con la que finalizó el ciclo de webinars “Minería con visión de futuro”, se enfocó en la contribución que realizan las Tecnologías de la Información en el desarrollo minero, y la manera en que las mejoras que realice el sector extractivo repercuten en el ecosistema productivo.

Es así como Pablo Terrazas, vicepresidente ejecutivo de Corfo, expuso que la minería no es sólo crecimiento económico, sino que también posee características que benefician a otras industrias, como sus avances en el uso de energías limpias, desalinización y creación de nuevas tecnologías; ante lo cual es preciso “ir de la mano con la industria minera” a la hora de abordar los desafíos que el país posee, aprovechando su desarrollo y experiencia.

En ese contexto, Elena Moreno, gerente de proyectos de Corporación Alta Ley, resaltó la labor que están llevando a cabo como entidad, orientada a enriquecer el ecosistema minero, a partir de la innovación, destacando el aporte del Road Map de la Minería 4.0.

La profesional indicó que la implementación de las tecnologías 4.0 facilita la integración horizontal del proceso minero, para disminuir la variabilidad, y aumentar la predicción y estabilidad, mejorando la toma de decisiones de negocio; haciendo hincapié en que “sólo con el trabajo remoto se pueden evitar 22.000 lesiones, al año 2025“.

Además, mencionó que se están llevando a cabo una serie de iniciativas con el Programa Clúster Minero, como el desarrollo de un Observatorio de Proveedores, consistente en una plataforma centralizada de información parametrizada y estandarizada de los proveedores de la minería, con el fin de orientar políticas de desarrollo público/privado regional.

Digitalización y minería

En el marco de la actividad, Marcela Díaz, Business Line Manager de Entel Ocean, se refirió al avance tecnológico disponible en la actualidad, y las oportunidades que surgen para industrias como la minería.

La profesional explicó que una empresa data driven basa su cultura en el empleo eficiente de los datos, convirtiéndose en auténtico valor para la organización.

Además, indicó que la estrategia de plataforma como servicio habilita la integración de productos que soportan una gran cantidad de casos de uso, aplicables a ámbitos como el monitoreo de variables para control y optimización del uso de agua, monitoreo IoT de tranques de relaves, y prevención de riesgos.

Los habilitadores tecnológicos están. La inquietud es cuáles son los casos de uso que queremos abordar”, aseveró la ejecutiva.

En ese contexto, destaca el caso de Antofagasta Minerals, que en 2017 define a nivel corporativo dentro de su estrategia de innovación la denominada “Hoja de ruta digital”, carta de navegación respecto de cómo adoptar tecnologías como un habilitador de valor para mejorar resultados del negocio.

Patricio Picero, gerente de proyectos GIO y Equipos Autónomos de la minera, señaló que la industria busca abordar el desafío de la baja en las leyes, y mantener la rentabilidad del negocio, lo que impulsa la búsqueda de alternativas tecnológicas.

“Esto no es una transferencia tecnológica, sino que una transformación en la forma de hacer las cosas”, mencionó el ejecutivo, ante lo cual la compañía dispone de un portafolio de iniciativas, como el proyecto GIO, Gestión Integrada de Operaciones de Minera Centinela, centro que se ubicará en Antofagasta, y que se traduce en una evolución del Modelo Operativo Actual, a través de la digitalización y remotización de la gestión integrada y colaborativa de las operaciones.

Picero recalcó que el negocio afronta el desgaste de sus recursos mineros, ante lo que se necesita un proceso de mejora continua, que debe realizarse tanto de manera interna, como en vinculación con los demás actores del entorno minero.

Comentarios

Conectate con