Sector minero aborda beneficios de certificar la producción responsable del cobre

La iniciativa The Copper Mark proporciona a las operaciones cupríferas una forma tangible de demostrar sus mejores prácticas y contribución a los ODS de las Naciones Unidas.

Con el fin de conocer el nuevo sistema de certificación para garantizar la producción responsable de cobre, denominado The Copper Mark, y que fue lanzado en marzo pasado, se realizó el primer episodio de Copper Matters, una serie de webinars organizados por Cesco y CRU, y que contó con la participación de más de 300 personas.

“¿Cómo podemos verificar que efectivamente el cobre se está produciendo de manera responsable? y ¿cómo podemos ayudar a los productores a comunicar sus buenas prácticas tanto a sus clientes como a sus inversionistas? Para eso es que The Copper Mark ha definido qué significa la producción responsable y, a partir de otros estándares, hemos creado uno que incluye 32 criterios relacionados con aspectos ambientales, sociales y de gobernanza, entre otros”, indicó Michèle Brülhart, directora ejecutiva de The Copper Mark, durante su intervención.

La especialista agregó que “abarcamos desde la integridad empresarial hasta el trabajo infantil, los derechos humanos, la biodiversidad, la emisión de gases de efecto invernadero, o la gestión de relaves, cubriendo todos los temas principales, y nuestra visión es ayudar a la industria del cobre a aplicar estas buenas prácticas, medirlas, comunicarlas y ser reconocido por eso”.

Por su parte, Georgina Hallett, Chief of Staff de la Bolsa de Metales de Londres, explicó cómo la entidad ha adoptado el requisito de abastecimiento responsable de metales y que, luego de escuchar a las 50 firmas que trabajan con ellos, decidieron que debían jugar un rol protagónico en el proceso. “Es nuestra responsabilidad ser líderes para la industria. Somos una parte central de la industria de metales, así que tuvimos la oportunidad de brindar una solución que reconoce las idiosincrasias del mercado de metales, y The Copper Mark nos facilita esa tarea”, aseguró.

La representante de la BML resaltó que, para la organización, The Copper Mark se presentó como una oportunidad definiendo un proceso claro y pragmático. “Queríamos usar un sistema que fuera transparente y que contara con estándares, porque ambas son herramientas muy poderosas en sí mismas, y juntas pueden realmente facilitar el avance del mercado en la materia”, señaló.

Reconocimiento a mejores prácticas

Este sistema de certificación brinda a las operaciones de cobre una forma tangible de demostrar sus mejores prácticas y contribución a los ODS de las Naciones Unidas, y Rio Tinto ha sido una de las primeras empresas en iniciar el proceso.

Para Alan Chirgwin, VP of Sales and Marketing for Copper and Diamonds de Rio Tinto, esto tiene dos factores clave: “primero es una oportunidad para convertir las palabras en acción, y segundo es una oportunidad de promover una mejora más amplia en la industria y mostrar qué tipo de beneficios se pueden tener con The Copper Mark”.

Participación

Los panelistas además recibieron preguntas de representantes de la industria, como Diego Hernández, presidente de Sonami, quien consultó por la cantidad de cobre que se podría certificar y en qué plazo de tiempo lo harían.

Al respecto, la directora ejecutiva de The Copper Mark, Michèle Brülhart, explicó que esperan que la gran mayoría de los miembros de la International Copper Association participen en la iniciativa en los próximos tres a cinco años, y que también están mirando otros mercados clave, como el asiático, donde también hay productores que podrían certificarse.

Para finalizar, se realizó una encuesta online a los asistentes sobre los riesgos que se pueden encontrar para la producción responsable de cobre, donde los resultados arrojaron que el mayor de estos riesgos son los temas medioambientales, seguido por la falta de trazabilidad y en tercer lugar, los temas relacionados a derechos humanos.

Comentarios

Conectate con