x

Tecnología autónoma en la minería abordó workshop del CNP

Más de 110 personas se conectaron al workshop online sobre “Desafíos en la validación e implementación de equipos autónomos,” organizado por el Centro Nacional de Pilotaje.

Expertos del ecosistema de innovación, incluyendo gobierno, academia e industria minera, expusieron sobre las soluciones que se han implementado en tecnología autómata para equipos de transporte de la gran minería; además de los desafíos en su validación e implementación.

“Esta iniciativa nace de la necesidad de crear un espacio de intercambio de conocimiento experto acerca de una tecnología que tiene muchos desafíos aún en su regulación y en sus procesos de validación, por lo que estas instancias son relevantes para contribuir a generar nuevos estándares en la minería chilena”, explicó el gerente general del CNP, Patricio Aguilera.

Estandarización de permisos

La primera jornada del evento se inició con la participación del jefe del departamento de evaluación de grandes proyectos del Sernageomin, Jorge Vargas, quien habló de los requerimientos para autorizar pruebas en equipos autónomos para la minería. “Básicamente el otorgar permisos para pruebas de tecnología es un elemento que no es estándar en el Sernageomin y que, por requerimientos de la industria, necesitamos desarrollar procesos estandarizados para evaluar, ya que tenemos mucha variabilidad y queremos reducirla”, sostuvo Vargas.

El ejecutivo también se refirió al trabajo conjunto del Sernageomin con el Centro Nacional de Pilotaje, CNP, en particular en los permisos para camiones autónomos. “Nuestra preocupación es la seguridad y no necesariamente las nuevas tecnologías; en tanto el CNP su quehacer son las nuevas tecnologías. De ahí que, a través de un trabajo conjunto, podemos mejorar el estándar de la industria en lo referente a los niveles de permisos y es en lo que estamos trabajando actualmente,” enfatizó Vargas.

Gestión del cambio 

Por su parte, Alejandro Canelo, consultor con más de 30 años de experiencia en tecnología autómata, abordó el factor humano como tema clave en el éxito de implementar estas soluciones robóticas. Explicó que independiente de si una  tecnología está probada, es efectiva, eficiente y aporta al negocio, finalmente la gestión de las personas, su entrenamiento y nivel de preparación para administrar la tecnología, es la base de una puesta en marcha exitosa. “Por más buena y muy exitosa que sea una tecnología, sin un buen proceso de gestión del cambio con las personas, estos proyectos pueden ser un rotundo fracaso,” aseveró.

Respecto de la capacitación de operadores de camiones autónomos, Canelo aseguró que ésta no requiere de competencias específicas. “Lo más importante es que la persona tenga la adaptabilidad y tener ganas de absorber este conocimiento,”dijo. En cuanto al tiempo de preparación de un operador, este es relativo y puede ir desde un par de semanas, si ya opera un equipo manual, hasta el tiempo en que la persona genere las competencias que se requieren para trabajar con la tecnología. “Si no ha generado las competencias que se necesitan, no es recomendable autorizarle interactuar en la zona de camiones autónomos,” enfatizó.

Lecciones aprendidas en minería subterránea

Martín Pierola, gerente de Minería Subterránea de Finning Sudamérica, se refirió a las lecciones aprendidas en la implementación de distintas tecnologías de automatización en minería subterránea. Entre los temas clave para que la implementación sea lo más exitosa posible en un proceso de automatización, Pierola fue enfático en señalar que debe determinar cuáles recuperaciones de minería subterránea y qué elementos de la mina son factibles hoy de automatizar.

En cuanto a las lecciones aprendidas, el ejecutivo de Finning Sudamérica destacó varias, como seleccionar tecnologías maduras y proveedores competentes; asesorarse cuando se trate de tecnologías desconocidas para quien las está implementando; manejar las expectativas correctas en cuanto a lo que se puede y no se puede obtener a partir de la adopción de tecnología, y tener conciencia que se deben desarrollar capacidades y competencias para adoptar la tecnología de manera exitosa. “Todas estas variables, además, tienen que estar integradas a un plan de gestión del cambio desde los primeros pasos, en el caso de embarcarse en un proyecto de esta naturaleza”, puntualizó Pierola.

Comentarios

Conectate con