Vía streaming, usando la plataforma Teams de Microsoft, más de un centenar de empresas se contactaron a la charla virtual que organizó ProChile para que las empresas proveedoras de bienes y servicios para la minería conocieran con mayor profundidad las oportunidades que ofrece el mercado mexicano.

Héctor Echeverría, director comercial de ProChile en México, destacó que “nuestro objetivo es pasar de la prospección a la concreción de negocios”. A modo de referencia, según la Cámara Minera de México, la industria de ese país tiene anunciados para el corto plazo proyectos de inversión por US$3.325 millones, mientras que para los próximos seis años las compañías mineras podrán invertir cerca de US$26.400 millones.

[VEA TAMBIÉN: Acera realizará ciclo de webinars para enfrentar contingencia sanitaria del Covid-19]

El presentador principal fue Carlos Moreno, empresario chileno con más de una década presente en el mercado mexicano, especialmente en Sonora y Hermosillo. En su exposición abordó el timing (muchas de las soluciones que ofrecen las empresas nacionales aún no son aplicables a la minería azteca) y el análisis de la cadena de valor, pues el costo de las horas hombre de un profesional chileno puede ser 200% ó 300% superior a la de un profesional local. En ese sentido, ofrecer soluciones costo-eficientes es muy importante para poder concretar negocios en el mercado mexicano.

Potencial de mercado

Moreno también hizo hincapié en aspectos no comerciales, como tener en cuenta la idiosincrasia de los mexicanos a la hora de hacer negocios. En ese sentido, señaló que es muy importante poder contar con socios locales para suavizar el proceso de entrada al mercado.

A modo de ejemplo, Moreno mencionó que sólo el 30% de la superficie mexicana está explorada. Esto significa que el techo de desarrollo para esta industria está muy lejos aún. Además, sobre todo para las empresas ubicadas en Sonora, la posibilidad de dar el salto a Estados Unidos es muy factible, lo que hace aún más interesante la llegada a México.

Al término de la actividad, se abrió un espacio para preguntas, oportunidad que aprovecharon empresas de Tarapacá, Copiapó, Coquimbo, O’Higgins y de Antofagasta, principalmente.

En ese sentido, el director regional de ProChile en Antofagasta, Carlos Rivas, destacó la complementariedad existente entre la oferta chilena y la demanda mexicana. “Gracias a los fondos provenientes del Gobierno Regional, estamos organizando una misión comercial para los días 23 y 24 de julio en Chihuahua. Esperamos confirmar las fechas y poder ir con un pool de empresas lo suficientemente representativas de la diversidad y tecnología que usamos en Chile y especialmente en Antofagasta”, dijo.

Rivas también aprovechó de agradecer la colaboración de la Asociación de Industriales de Antofagasta, del Clúster Minero y de otras asociaciones como Aprimin y Minovex.