(El Mercurio) Albemarle, la mayor productora de litio en el mundo, dio una buena noticia para el mercado ayer. La firma dijo que la epidemia del coronavirus no ha tenido efectos mayores en sus negocios.

“Hasta la fecha, hemos experimentado reducciones mínimas de pedidos de nuestros clientes y hemos podido producir las cantidades necesarias para cumplir con los pedidos”. Sin embargo, el impacto potencial en las entregas a los clientes y los envíos de materias primas a las instalaciones sigue siendo motivo de preocupación, agregaron desde la minera.

De todas maneras, la firma señaló que espera un aumento de 50.000 toneladas métricas en la demanda de litio durante 2020, impulsada por el incremento en el mercado de los vehículos eléctricos en Europa, y adelantó que los inventarios comenzarán a ajustarse a medida que transcurre el año.

[Sigue leyendo este tema en la edición digital del diario]