Las 31 mujeres que este año forman parte del Programa “Aprendices” de Chuquicamata, tuvieron dos jornadas de inducción en terreno. La primera de ellas la realizaron en áreas de Chuquicamata, como la fundición, concentradora y el rajo mina.

“La concentradora y el proceso de flotación, y la fundición son impresionantes”, dijo la joven Taesly Morales, de 18 años, quien ha vivido toda su vida en Calama y que sólo ahora tuvo la oportunidad de vivir de cerca la minería.

Su compañera, Patricia Cifuentes, tiene 24 años y llegó desde Ovalle para conocer este nuevo mundo. “Es la mejor experiencia que he tenido porque así una puede abrir más la mente y recibir los conocimientos y por eso esta experiencia es única, porque son muchas las personas que quisieran tener esta oportunidad y sobre todo a mi edad”.

Esta visita fue valorada por las jóvenes por ser la primera que realizan en terreno. Su proceso de formación incluye seis meses de trabajo en aula y luego vivirán otros seis meses más de aprendizaje, específicamente en la Mina Chuquicamata Subterránea.

Visita a Gabriela Mistral

Pero el programa de aprendizaje para estas jóvenes, también contempla conocer otras divisiones del Distrito Norte de Codelco.

Fue así como llegaron hasta la división Gabriela Mistral, un centro de trabajo que destaca entre otros aspectos, por ser pionero en faenas mineras de Chile en la incorporación de un alto número de mujeres en sus operaciones.

El grupo visitó diversas áreas de la división como el rajo Mina y el moderno Centro de Entrenamiento Virtual de Gabriela Mistral, lugar donde muchas mujeres como ellas han iniciado su camino como operadoras mineras.