En el marco de la presentación de los informes “Proyecciones de consumo de agua y energía: insumos claves en el desarrollo sustentable de la minería”, realizados por la Comisión Chilena del Cobre (Cochilco), una de las inquietudes de los participantes fue sobre cuáles factores debe atender la industria minera, con miras a que Chile pueda alcanzar una mayor producción de cobre.

[VEA TAMBIÉN: consumo de agua de mar en minería aumentará en 156% a 2030]

Jorge Cantallopts, director de Estudios y Políticas Públicas de Cochilco, considera que “es necesario trabajar en la eficiencia del proceso de permisología. Creo que no hay que ser más laxos, sino que hay que ser exigentes, pero también más eficientes. La Comisión Nacional de Productividad acaba de entregar un estudio, que da luces respecto de hacia dónde se debe avanzar en el tema de mejorar”, en materia de permisos.

Junto con ello, el especialista estima que “también se requiere una mirada distinta de la industria minera hacia las comunidades. Creo que en eso el Estado puede jugar un rol”, haciendo hincapié en que hoy día la Política Minera está muy enfocada en el tema de las comunidades. “Seguir trabajando, desarrollando la actividad minera va a exigir una relación distinta con las comunidades”, con miras a ser una actividad más legitimada.

Respecto de cómo Cochilco puede contribuir a avanzar en estas tareas, Jorge Cantallopts comenta que “para la Política Minera estamos apoyando, generando información, pero también es importante dar continuidad en los temas, y en el caso de las relaciones con la comunidad, creo que hay que buscar la forma de monitorear, es decir, tal como entregamos nuestro informe de agua y energía, ver qué indicador creamos para el tema de cómo se relaciona la actividad y cómo se va a legitimando la actividad con la comunidad. Eso es un desafío”.