(Pulso-La Tercera) Una fuerte victoria logró en estos días Codelco en una millonaria demanda que en 2018 interpuso contra un dirigente sindical, medida que marca el nuevo estilo que la estatal está impulsando para enfrentar los hechos de corrupción al interior de la cuprera.

En noviembre de 2019, el 2 ° Juzgado de Letras de Calama falló a favor de la estatal, pidiendo el pago de $ 438 millones por parte del dirigente sindical Héctor Rocco, por servicios médicos que el entonces presidente del Sindicato N° 1 de Chuquicamata –hoy tesorero- utilizó cuando su papá, carga familiar de Rocco, estuvo enfermo, falleciendo en diciembre del año 2015.

El problema entre la división y el dirigente surge por diferencias en los tiempos en que el papá de Rocco fue considerado carga familiar del dirigente sindical. Según detalla la demanda de la división ubicada en Calama, Héctor Rocco Gómez fue carga familiar del dirigente desde mayo de 2011 hasta julio de 2013, derecho que después fue suspendido por parte de la Caja de Compensación Los Andes, por haber recibido una pensión otorgada bajo la Ley 19.992 para las víctimas que fueron reconocidas por la Comisión Nacional sobre Prisión Política y Tortura. “Como se verá, a partir del 31 de julio de 2013, el señor Rocco Gómez siguió recibiendo las prestaciones médicas hasta su lamentable muerte”, indica la demanda.

La demanda resolutoria señala que inicialmente, Isapre Chuquicamata solucionó las deudas del demandado y que “el consentimiento del demandado no ha sido desconocido y, al menos, es tácito, ya que aceptó el pago a la espera de que, a su padre, nuevamente, se le reconociera el carácter de carga familia, para que así los gastos fueran solventados definitivamente de acuerdo al instrumento colectivo de trabajo”, señala la sentencia a la tuvo acceso Pulso.

Por lo tanto, dice el documento, “no queda más que aceptar la demanda” y agrega que se “condena a Héctor Rocco al pago de $ 438.177.643, más intereses corrientes”.

Durante el proceso, donde Rocco fue asesorado por la abogada sindical Margot Fernández, la misma que hoy está defendiendo a los dirigentes del sindicato N° 1 de Chuquicamata ante la demanda de desafuero que la estatal interpuso ante el mismo tribunal, esta semana.

Codelco presentó la tarde del lunes una demanda por presunta estafa entre los dirigentes sindicales de la división del norte por la administración de los seguros de vida y de accidente con Chilena Consolidada y donde la estatal acusa un perjuicio económico de US$ 22 millones.