(Pulso) Un enero ajetreado vivirá el sector empresarial. Es que durante el primer mes del año deberá definirse el o los candidatos que pelearán la presidencia de la mayor multigremial empresarial del país, la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC). Y para escoger los potenciales candidatos de la llamada “elección crucial” en el mundo privado, tanto la propia CPC como la Sofofa y los directorios de la Sociedad Nacional de Agricultura (SNA), Sonami, Cámara Chilena de la Construcción (CChC), Cámara Nacional de Comercio y la Asociación de Bancos (ABIF) tendrán, en estos días, intensas jornadas de conversación.

Hasta ahora, los contactos informales han marcado la agenda de los presidentes de las ramas, los mismos que ya definieron una fecha tentativa para la elección del sucesor de Alfonso Swett, quien por estatutos no puede ir a la reelección. Se trata del jueves 12 de marzo, fecha que genera consenso al interior de la Confederación y que podría ser ratificada en el próximo consejo ordinario que los timoneles realizarán este martes. Por eso, los días venideros serán claves para el mundo empresarial, pues una vez definida la fecha para efectuar el Consejo Nacional, instancia en que se realiza la elección del nuevo presidente, comienzan a correr los plazos para la inscripción del o los candidatos para ocupar el sillón de la CPC. Esto debería ocurrir, según los estatutos, dos semanas antes de la fecha de los comicios. Sin embargo, hay muchos empresarios que quieren tener claridad en los nombres antes que termine enero.

Para eso, la CPC ya agendó sus dos sesiones de este mes: la de este martes y también la del 28 de enero. En tanto, la Sofofa también tendrá este martes una reunión crucial. Se trata de una nueva jornada de reflexión, la que se llevará a cabo en Valle Escondido, en Lo Barnechea, y donde se reunirán más de 80 gerentes generales y presidentes de las principales empresas del país. Además, el gremio que lidera Bernardo Larraín tendrá el próximo 22 de enero su consejo general, en el edificio de la Industria. En todas estas instancias el futuro de la CPC será un tema que se conversará, pues la premura es la tónica de este proceso eleccionario que busca al nuevo timonel del empresariado para el período 2020-2022. Se asume que serán años complejos, como lo califican fuentes empresariales, debido a las modificaciones y consecuencias asociadas al estallido ciudadano del 18 de octubre.

Y es esta nueva agenda y, sobre todo el proceso constituyente, lo que hace que los privados quieran tener definido a su representante antes del plebiscito nacional del 26 de abril, instancia donde la ciudadanía determinará si está o no de acuerdo con iniciar un proceso constituyente.

“Es importante que ya esté definido quién será el líder de los empresarios una vez que se inicie el año político y eso es en abril. En esa fecha ya deberá estar listo el nuevo presidente, empoderado y haciendo gestiones para representar al empresariado en esta nueva discusión. No se puede perder tiempo”, recalca un empresario.

Empresario versus ejecutivo

La relevancia del proceso tiene que ver con que el nombre que surja, que ojalá sea de consenso, cuentan varias fuentes del empresariado, liderará la estrategia comunicacional frente al gobierno y frente a la opinión pública, la que hoy es mucho más crítica del rol y de los privilegios que se le atribuyen el sector privado. Pero pese a lo anterior, aún no hay un criterio único para el perfil del futuro postulante. Es que hay un sector de la CPC que busca a un par, es decir, a un empresario – no a un ejecutivo-, con fuertes espaldas, no solo económicas, sino también en términos de transparencia, con el fin de dejar atrás temas tan polémicos al interior del sector como ha sido la colusión del confort o las platas políticas.

Por eso un nombre que ha surgido es el del empresario agrícola Juan Sutil, posible candidato que contaría con el apoyo, hasta ahora, de la Sociedad Nacional de Agricultura (SNA) -donde es vicepresidente-, y también de la Cámara Nacional de Comercio (CNC).

Es que para la SNA, gremio que lidera Ricardo Ariztía, es importante que el nuevo líder tenga una fuerte historia empresarial y que también tenga manejo en temas políticos. “Los dos años que tenemos por delante son muy importantes, la contingencia actual cambió el escenario y por eso se necesita una persona que pueda representar bien al sector”, indica una fuente de esa rama.

“La persona que llegue debe tener la valentía de aceptar y enfrentar los reproches de la sociedad. Estará en la vitrina y debe responder bien al cuestionamiento que se nos haga”, señala otro empresario de ese sector.

La SNA quiere llevar un candidato a la mesa. De hecho, varios empresarios de esta rama han sido muy activos en la búsqueda de un postulante, tarea que se inició en los primeros meses del 2019, pero que se ha intensificado después del 18 de octubre. Ellos también han estado activos en la búsqueda de apoyos, pues una de las condiciones de Sutil, cuentan conocedores de las conversaciones, es que haya consenso en su nombre, ya que no saldría a buscar apoyos a última hora.

La CNC también ha estado activa en los últimos meses. El sector ha sido el más afectado por el estallido social y los años que vienen serán difíciles y de reconstrucción. Por eso quieren tener un representante fuerte en la CPC. Y si bien no han indicado abiertamente si quieren llegar con un candidato propio, sí hubo gestiones para levantar un postulante. Los trascendidos en al casona de Sotero Sanz son que Manuel Melero, titular del gremio, se habría contactado con Carlo Solari, presidente de Falabella, a quien le habría manifestado el interés de que asumiera el desafío en la Confederación. Sin embargo, Solari se habría negado. Tras esa negativa, la CNC se habría inclinado por apoyar a Sutil, cuentan las fuentes consultadas.

En todo caso, Melero aún no quiere deslizar potenciales apoyos, pues indica que en este momento lo primero que hay que hacer como CPC es generar una instancia de conversación y análisis profundos respecto del futuro y del rol que debería asumir la multigremial: “Nosotros como comercio tenemos mucho que decir, porque hemos sido el sector más damnificado de los sucesos que ha vivido el país. Estos dos años son muy decisivos y por eso mismo, es necesario conversar sobre la CPC del futuro”. Y añade que ese diálogo, el que -dice- hasta ahora no se ha dado, “debe ser con titulares en mayúscula y letras rojas”.

En la Sociedad Nacional de Minería (Sonami) también prefieren a un empresario como líder de la CPC. Si bien en el gremio aún no hay definiciones al respecto, sí esperan que el nuevo presidente tenga un ADN gremial y defienda a la empresa privada. Un nombre que gusta en el sector minero es Patricio Donoso, presidente de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC), quien, indican las fuentes consultadas, tiene interés en asumir el desafío.

El principal activo de Donoso, señalan, es que sea una persona “muy joven”. Donoso tiene 44 años, pero es esta misma cualidad la que sería cuestionada por otras ramas de la CPC, que fue lo mismo que enfrentó este ingeniero civil de la Universidad Católica cuando estaba en la carrera por su primer período en la presidencia de la CChC, en que tenía solo 42 años.

Proponer formalmente su nombre en la mesa no es una decisión fácil para el gremio, pues el sector de la construcción también está viviendo un período complejo y enfrentará años difíciles. De hecho, la CChC reveló la postergación o paralización de proyectos de inversión programados para 2020 debido al escenario interno que está viviendo el país.

“Esa es una decisión que tiene que tomar la Cámara. Pero la CChC no se quiere restar de este proceso que es clave para el empresariado”, señala una fuente del sector.

Lo que sí recalcan en la industria de la construcción es el consenso, idea que se ha discutido con otros presidentes de las ramas y donde todos estarían de acuerdo. Misma conversación se ha dado en el sector bancario, donde más que nombres de esa industria, lo que quieren es apoyar al candidato de consenso. El diálogo en este gremio, eso sí, todavía ha sido muy informal, ya que su líder, José Manuel Mena, se encuentra de vacaciones y recién vuelve al país el 15 de enero.

Perfil Briones

Pero hay también otra visión al interior del mundo privado. “Los nuevos tiempos hacen necesario que el presidente de la CPC sea alguien distinto. No un empresario conocido. Alguien nuevo, que muestre otra cara y que tenga un manejo en temas diversos y sobre todo políticos”, indica una fuente de la minería.

Misma postura tienen en la Sofofa, donde tampoco se cierran a que pueda ser un ejecutivo – y no un empresario- el que llegue a liderar la CPC.

Lo que este sector busca es encontrar una figura semejante a la del ministro de Hacienda Ignacio Briones. “Una persona con prudencia intelectual, que sabe mucho, pero que no pone su experiencia sobre la mesa para iniciar una conversación. Una persona transparente con la cual se puede conversar”, señala un alto ejecutivo industrial.

El perfil del candidato que tendría el apoyo de la Sofofa sería el de un empresario o ejecutivo de una compañía que esté vigente en el mundo empresarial. También que no tenga miedo de decir las cosas, aunque estas no sean políticamente correctas.

“No será una mera gestión la que tenga que realizar el nuevo presidente de la CPC. Esta será una época de mucha discusión, por eso la persona que llegue no debe tener miedo de decir cosas impopulares. Tiene que tener mucho orgullo de la labor empresarial y no inhibirse de nada”, indica un empresario de la Sofofa.

Además se quiere marcar una diferencia histórica y que dentro de los potenciales postulantes esté el nombre de una mujer. La idea es compartida en algunas ramas y también por el empresario Andrónico Luksic, quien señaló que “si hay una mujer, sería ideal, fantástico (…) nos pondríamos un poco poquito en el tono que está el país y el mundo en general”, según consignó La Segunda.

Definición de la Sofofa

Una variable que ya quedó despejada es la definición de Bernardo Larraín. El nombre del líder de la Sofofa sonó mucho en Providencia como potencial candidato a la CPC, lo que habría levantado señales de alerta en otras ramas, por la exposición que ha tenido debido al rol del grupo Matte en la colusión del tissue. De hecho, el líder de los industriales se refirió esta semana al tema, pidió disculpas y señaló sentirse avergonzado de los hechos, pero también indicó que no se inhibirá de seguir con su liderazgo gremial. Pese a ello, Larraín ya le había indicado a sus cercanos que no está disponible para llegar a la casona de Sótero Sanz, ya que su meta es terminar su segundo período como líder de los empresarios industriales.

Tampoco es imperativo del gremio llegar con un candidato a la CPC, afirma un empresario de la rama. Si bien las conversaciones al interior del gremio aún no se han realizado, sí hay sectores que tendrían un potencial candidato. Se trata del gerente de Asuntos Corporativos y Comerciales de Arauco, Charles Kimber. El ejecutivo lleva cerca de 30 años unido al grupo Angelini y también tiene experiencia gremial, pues en 2014 fue elegido presidente de Acción Empresas y además es consejero de la Sofofa hasta el año 2023.

Si bien Kimber no ha tenido llamados formales, las fuentes comentan que sería una tarea que le interesaría realizar. “Mirando el Chile del futuro, esta sería una misión a la que nadie se podría restar. Es muy difícil decir que no a una invitación como esta”, señala una fuente del rubro industrial.