Más de 400 asistentes, entre autoridades y representantes de empresas y la academia, registró la Cena Anual de la Asociación de Proveedores Industriales de la Minería (Aprimin), instancia en la que se conmemoraron sus 16 años de actividad gremial al servicio de la industria minera y del país.

En su discurso, Pascual Veiga, presidente de la gremial, se refirió al momento social que vive en la actualidad Chile, aseverando que “cobra más importancia que nunca la pertenencia a gremios empresariales con unidad de propósitos. La comunidad de propósitos para fortalecer nuestra actividad es la que nos debe hacer trabajar cada vez más unidos, no solo entre las empresas proveedoras de la minería, sino fortalecer el trabajo conjunto de Aprimin con Sonami, el Consejo Minero y otros gremios sectoriales, como lo hemos estado continuando con mayor fuerza durante el año pasado”.

Junto con ello, afirmó que “los proveedores, siendo relevantes en la cadena de valor de la minería, a través de Aprimin, estamos siendo parte de numerosas instancias de promulgación de normativas y políticas públicas que aseguren un entorno favorable, dé certezas tributarias y laborales, y reglas claras y precisas para la aprobación de Estudios Ambientales, disminuyendo así la agobiante carga de permisos para la aprobación de proyectos. Un ejemplo de ello, es hacer valer nuestra preocupación en el proyecto de ley de delitos ambientales, en el de reducción de la jornada laboral y en el de protección de glaciares; nuestra propuesta en los compromisos país de los proveedores mineros frente al Acuerdo de París; y en nuestra activa participación en el Road Map de Innovación y Tecnologías de la Corporación Alta Ley, por mencionar solo algunos”.

[VEA TAMBIÉN: Conoce a las empresas galardonadas en la Cena Anual de Aprimin]

De igual forma, el presidente de la gremial manifestó que “en Aprimin tenemos claro que las problemáticas de las empresas mineras y de sus proveedoras son similares y que nuestros conocimientos y experiencia son valiosos, especialmente en un escenario en que el precio del cobre, a la luz del anunciado próximo acuerdo comercial entre Estados Unidos y China, reafirma una tendencia de cambio positivo, que favorece las perspectivas de reactivación de algunos nuevos proyectos y varios otros en expansión”.

Rol de la minería

La cena contó además con la intervención Sergio Hernández, director ejecutivo de Aprimin, quien se refirió a los retos técnicos y ambientales que afronta la minería, a lo que se suma el desafío de la institucionalidad chilena.

El profesional explicó que el concepto de sustentabilidad incluye lo económico, lo social y lo ambiental, resaltando de paso la importancia de contar con una visión de largo plazo, con miras a la estabilidad y la confianza, haciendo hincapié en que “hay que mantener un modelo exitoso, con una visión más amplia”.

Sus dichos fueron complementados por el ministro de Minería Baldo Prokurica, quien aseveró que “sin los proveedores, la minería chilena no sería lo que es“, destacando el aporte de los asociados de Aprimin al desarrollo económico y a la inclusión de la mujer en el sector minero.

Junto con ello, la autoridad manifestó que “nuestros proveedores conocen de nuestra área, y saben lo que deben hacer”, resaltando el nivel del capital humano que presentan sus trabajadores.